Italia se convirtió en el primer país en superar los 10.000 muertos por coronavirus

Oficiales de carabineros italianos, junto con miembros del Ejército y Protección Civil, cargan los ataúdes de personas fallecidas a causa del coronavirus en los coches funerarios militares, en Ponte San Pietro, norte de Italia, el 28 de marzo de 2020.
Oficiales de carabineros italianos, junto con miembros del Ejército y Protección Civil, cargan los ataúdes de personas fallecidas a causa del coronavirus en los coches funerarios militares, en Ponte San Pietro, norte de Italia, el 28 de marzo de 2020. © Marco Ottico / EFE / EPA

El número de muertos por el brote del coronavirus en Italia superó los 10.000 este 28 de marzo, una cifra que hizo casi segura una extensión del confinamiento obligatorio. Sin embargo, continua la tendencia a la baja del número de contagiados y se registraron 1.434 personas curadas, la mayor cantidad en ese país. 

Anuncios

El número de fallecidos en Italia a causa del coronavirus superó este sábado 28 de marzo la cifra de 10.000, una cifra récord para cualquier país. Esto, luego de que se registraran 889 muertos en las últimas 24 horas, la segunda cifra diaria más alta desde que surgió la epidemia el pasado 21 de febrero. 

Los casos confirmados aumentaron a 6.000 aproximadamente para casi 92.500 en total, el segundo mayor número de casos en el mundo detrás de los Estados Unidos. El número total de personas infectadas desde la detección del virus en Italia el 21 de febrero fue de 70.075, 3.651 enfermos más que el día anterior. Pero se mantiene así la tendencia a la baja de los casos positivos con un 5 % más que el viernes, pero menos del 7 % con cinco días de una disminución en el número de infectados.

Sin embargo, Angelo Borrelli, jefe de Protección Civil, destacó que la tendencia a la baja del número de contagiados persiste. Además, 1.434 personas han sido declaradas curadas, el dato más alto registrado hasta ahora y el doble respecto al día anterior.

Borrelli aseguró que de no ser por la medida de cuarentena obligatoria que el Gobierno ordenó hace unas semanas, las cifras de contagios y víctimas mortales serían peores. "Si no se hubieran adoptado medidas drásticas de contención, tendríamos otros números y las instalaciones de salud que ya se encontraban en condiciones críticas habrían estado en un estado dramático. Sería una situación insostenible", dijo el jefe de Protección Civil.

La situación en la región de Lombardía, la más afectada de Italia, registró 542 muertos, y suma casi 6.000 personas que han perdido la vida por la pandemia. Pero se redujo también el número de nuevos casos positivos, que en el recuento entregado al final de la tarde de este sábado fue de 2.117 respecto a los 2.409 de la jornada anterior. La esperanza llega también de los datos de los nuevos hospitalizados en cuidados intensivos pues son 1.319, pero sólo 27 más que el viernes, lo que da un respiro a la sanidad lombarda.

Los portadores de féretros con máscaras protectoras llevan el ataúd de una mujer que murió de la enfermedad por coronavirus en su funeral, mientras Italia lucha por contener la propagación del Covid-19, en Seriate, Italia, el 28 de marzo de 2020.
Los portadores de féretros con máscaras protectoras llevan el ataúd de una mujer que murió de la enfermedad por coronavirus en su funeral, mientras Italia lucha por contener la propagación del Covid-19, en Seriate, Italia, el 28 de marzo de 2020. © Flavio Lo Scalzo / Reuters

La extensión del período de cuarentena obligatoria en Italia es inminente

Italia, el primer país occidental en introducir restricciones severas después de descubrir el brote hace cinco semanas, los ha vuelto cada vez más estrictos, y espera que se alivien a partir del próximo viernes 3 de abril. Pero, según adelantaron algunos medios locales, las medidas vigentes se ampliarían con un nuevo decreto hasta el 18 de abril. 

"Hay elementos que nos hacen creer que todos los vencimientos de la provisión del 3 de abril tendrán que posponerse", dijo el ministro de Economía, Stefano Patuanelli, a la Rai. Lo que está ya claro es que "la suspensión de las actividades escolares continuará seguramente después del 3 de abril", como anunció el primer ministro italiano, Giuseppe Conte. Al respecto, la ministra de Educación, Lucia Azzolina, ya dijo que el cierre de escuelas y universidades, que comenzó el 5 de marzo, tendría que extenderse más allá del 3 de abril.

Mientras tanto, ha llegado una nueva ordenanza del Ministerio de Transportes y del ministerio de Sanidad que actualiza las disposiciones para aquellos que lleguen a Italia. A partir de este sábado, se necesita una declaración que especifique los motivos del viaje y la dirección completa de la casa y un teléfono donde se llevará a cabo el aislamiento de los italianos que regresen al país.

La policía controla un automóvil en la Piazza Venezia mientras Italia endurece las medidas para tratar de contener la propagación del Covid-19, en Roma, Italia, el 28 de marzo de 2020.
La policía controla un automóvil en la Piazza Venezia mientras Italia endurece las medidas para tratar de contener la propagación del Covid-19, en Roma, Italia, el 28 de marzo de 2020. © Alberto Lingria / Reuters

Por otra parte, también crece la preocupación de que las medidas de confinamiento y el cierre de actividades afecten sobre todo al sur del país, mucho más frágil económicamente. Algunos aislados episodios en Sicilia de asaltos a los supermercados han hecho que se dispare el miedo.

"Tengo miedo de que las preocupaciones de amplias franjas de la población por la salud, la renta y el futuro, conforme se alargue la crisis se transformen en rabia y en odio. Hay áreas sociales y territorios frágiles", advirtió el ministro para el Sur, Peppe Provenzano, en una entrevista.

Michele Emiliano, gobernador de la región sur de Puglia, minimizó los temores de disturbios civiles en esa región, pero dijo que el confinamiento obligatorio podría extenderse hasta mediados de mayo.

Con Reuters y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24