Con un nuevo ensayo balístico, Corea del Norte intensifica sus pruebas de misiles

El líder norcoreano Kim Jong-un observa un ensayo militar en esta foto de fecha desconocida, publicada por la agencia oficial norcoreana KCNA, el 9 de marzo de 2020.
El líder norcoreano Kim Jong-un observa un ensayo militar en esta foto de fecha desconocida, publicada por la agencia oficial norcoreana KCNA, el 9 de marzo de 2020. © KCNA vía Reuters

Pyongyang disparó dos misiles de corto alcance hacia aguas al este del país, en su cuarto ensayo en un mes. Corea del Sur y Japón confirmaron los lanzamientos y cuestionaron el accionar norcoreano.

Anuncios

En plena lucha global contra el Covid-19 y con las dudas sobre la situación en el país, Corea del Norte parece interesado en seguir exhibiendo su músculo militar. El domingo 29 de marzo, Pyongyang realizó la prueba de dos misiles, la cuarta en lo que va del mes y del año.

Los lanzamientos fueron confirmados por los Gobiernos de Corea del Sur y Japón, que rechazaron las acciones de la Administración norcoreana.

El Estado Mayor Conjunto de Corea del Sur indicó en un comunicado publicado por la agencia oficial Yonhap que los dos proyectiles de corto alcance salieron desde la ciudad de Wonsan, en la costa este norcoreana, hacia aguas situadas al este del país, entre la península coreana y Japón, con un recorrido de alrededor de 230 kilómetros y a una altitud máxima de 30 kilómetros.

El Ejército surcoreano calificó de “muy inapropiado” el ensayo, en medio del combate contra el avance del coronavirus en el mundo, e instó al país liderado por Kim Jong-un a abstenerse de nuevas pruebas.

En la misma línea, el Ministerio de Defensa de Japón informó que los presuntos misiles balísticos habrían impactado en aguas fuera de la zona económica exclusiva de su país y consideró que las repetidas pruebas recientes realizadas por Corea del Norte son “un serio problema para toda la comunidad internacional, incluido Japón”.

Con los diálogos por la desnuclearización paralizados, Pyongyang refuerza sus pruebas

Al margen de ejercicios de artillería de mayor envergadura, los misiles lanzados el domingo fueron el octavo y noveno distribuidos en cuatro rondas de pruebas que realizó Pyongyang en el último mes y en todo 2020. A lo largo de 2019, ejecutó un total de 13 ensayos de este tipo.

Esta sería la mayor cantidad de misiles disparados en un solo mes por Corea del Norte, de acuerdo al recuento realizado por Shea Cotton, investigador principal del Centro James Martin para Estudios de No Proliferación.

“Llegando a principios de año, la única vez que hemos visto pruebas de este tipo con frecuencia fue en 2016 y 2017, los cuales fueron años enormes para el programa de misiles de Corea del Norte”, indicó en una publicación en Twitter.

De momento, los ensayos de las últimas semanas de Corea del Norte no representan una amenaza directa para Estados Unidos, pero sí un aparente esfuerzo de Pyongyang por mejorar su capacidad militar frente a la paralización de los diálogos por la desnuclearización.

Para varios analistas, también podría ser la antesala de un regreso a la línea dura de la Administración liderada por Kim Jong-un, quien advirtió que su país está desarrollando una nueva “arma estratégica” que se presentará este año.

Este nuevo equipamiento, especulan los expertos, podría ser un nuevo misil balístico de largo alcance o un submarino capaz de lanzar esos proyectiles. Pyongyang ha paralizado los ensayos de ese tipo desde el inicio de las charlas con Estados Unidos en 2018, pero ante el prolongado estancamiento de los encuentros tras las fallidas conversaciones en Vietnam a principios de 2019, el Gobierno norcoreano podría volver a realizar esos ensayos, lo que representaría un gran riesgo para la continuidad de las negociaciones.

Corea del Norte ha sido fuertemente sancionado a nivel internacional por sus programas de desarrollo de misiles y armas nucleares y las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU le prohíben realizar pruebas de ese tipo.

Los ensayos militares, una muestra de fuerza frente al avance del Covid-19

Para algunos analistas, los reiterados lanzamientos de misiles realizados por Corea del Norte en las últimas semanas apuntan también a mostrar fuerza y unidad, con Kim Jong-un al mando, frente a las sanciones internacionales lideradas por Estados Unidos y la amenaza del Covid-19.

Según Kim Dong-yub, analista del Instituto del Lejano Oriente de Seúl, Kim Jong-un “quiere demostrar que gobierna de manera normal en medio del coronavirus y sus últimas pruebas de armas tenían como objetivo mostrar la unidad interna, no lanzar una amenaza externa”.

De momento, Pyongyang no ha confirmado casos de coronavirus en el país, aunque el aislamiento político y económico, así como el estricto control de las autoridades, no permiten saber a ciencia cierta la situación.

Aún así, el Gobierno norcoreano ha lanzado una intensa campaña de prevención, que calificado como una cuestión de “existencia nacional”. Para los expertos, un brote de coronavirus podría ser grave en el país, debido a la falta crónica de suministros médicos y la infraestructura deficiente de atención médica.

Una semana atrás, Corea del Norte informó que el presidente estadounidense Donald Trump había enviado una carta personal a Kim Jong-un, con el objetivo de mantener las buenas relaciones y ofrecer cooperación para combatir el avance del coronavirus, aunque no especificaron si Trump hizo alguna mención a las últimas pruebas de armas.

Con AP, Reuters y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24