Exgeneral venezolano se entrega a EE. UU. en Colombia por cargos de narcotráfico

Imagen de archivo del general retirado del Ejército venezolano Cliver Alcalá habla durante una conferencia de prensa en Caracas, Venezuela, el 18 de julio de 2016.
Imagen de archivo del general retirado del Ejército venezolano Cliver Alcalá habla durante una conferencia de prensa en Caracas, Venezuela, el 18 de julio de 2016. © Juan Barreto / AFP

El general retirado, Clíver Alcalá Cordones, se entregó en Barranquilla a agentes de la DEA, después de que el Gobierno estadounidense presentara cargos por "narcoterrorismo" contra el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y otros 14 funcionarios de ese país.

Anuncios

Cliver Alcalá, que había estado viviendo en Barranquilla, en el norte de Colombia, desde que huyó de Venezuela en 2018 tras el descubrimiento de una conspiración que dirigía para expulsar a Maduro, fue custodiado por la DEA en un vuelo hacia Nueva York, donde se espera que colabore con los fiscales del caso.

EE.UU. ofrecía una recompensa de 10 millones de dólares por la captura de Alcálá por su presunto papel a la hora de permitir a narcotraficantes colombianos mover cocaína a través de Venezuela. Con su entrega, Alcalá se convierte en el primer acusado de los 15 designados por EE.UU., que pasa a estar bajo custodia estadounidense.

Según la acusación, en 2008, cuando Alcalá era un asesor de confianza del entonces presidente Hugo Chávez, recibió tareas adicionales para coordinar los envíos de drogas con militares venezolanos y guerrilleros de la antigua guerrilla de las FARC. De hecho, Estados Unidos acusa a dos exjefes guerrilleros colombianos: Luciano Marín (más conocido como Iván Márquez) y Seuxis Hernández (alias Jesús Santrich). Las pesquisas están relacionadas con el llamado Cartel de los Soles.

La justicia de Estados Unidos, además, ofreció una recompensa de 15 millones de dólares por información que permita la captura del presidente Maduro y dictó cargos en contra el exjefe de la inteligencia venezolana, el general (r) Hugo Carvajal, y de Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional Constituyente y uno de los hombres más poderosos de Venezuela. La acusación expone al presidente Maduro como jefe del llamado Cartel de los Soles y pone a Cabello, Carvajal y Alcalá como “líderes” de esa organización entre 1999 y 2000.

El viernes, el fiscal general de Venezuela, Tarek Saab, anunció que un tribunal venezolano emitió una orden de captura contra Alcalá y otros involucrados en el presunto plan golpista por los delitos de "traición a la patria, tráfico ilícito de armas de guerra, terrorismo, intento de magnicidio y asociación (para delinquir)".

Días atrás, Maduro denunció un plan golpista ideado por sectores de la oposición con el apoyo de Estados Unidos y Colombia después de que un arsenal de armas, que presuntamente sería usado en acciones terroristas, fuera decomisado en Colombia.

Sin embargo, Alcalá Cordones manifestó en Twitter que esas armas "pertenecen al pueblo de Venezuela y estaban siendo transportadas en territorio colombiano para empezar la liberación" del país, y dijo en un video que el jefe del Parlamento, y a quien casi 60 países reconocen como presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, orquestó el plan junto a asesores estadounidenses.

"Teníamos todo listo", dijo Alcalá, "pero las circunstancias que nos han acosado a lo largo de esta lucha contra el régimen generaron filtraciones desde el corazón mismo de la oposición, la parte que quiere convivir con Maduro".

Alcalá reveló, además, que está en manos de una campaña de destrucción por parte del Gobierno venezolano, y calificó de “situación sumamente incómoda la designación que acaba de hacer el Gobierno norteamericano”.

Con EFE y AP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24