A pesar de la petición de AMLO y el aumento de casos de Covid-19, los mexicanos siguen en las calles

Un hombre camina en una calle, mientras continúa el brote de la enfermedad por coronavirus (COVID-19), en la Ciudad de México, México, 27 de marzo de 2020.
Un hombre camina en una calle, mientras continúa el brote de la enfermedad por coronavirus (COVID-19), en la Ciudad de México, México, 27 de marzo de 2020. © Gustavo Graf\Reuters

Más de 700 personas contagiadas y una docena de muertos no parecen asustar a los mexicanos, que siguen yendo a los mercados o restaurantes. El presidente Andrés Manuel López Obrador había pedido restringir la movilidad innecesaria de la ciudadanía con el fin de prevenir el contagio masivo del Covid-19.

Anuncios

"No es que no aplique las medidas, es que tenemos que comer también", dijo a la agencia AFP Javier Espinosa, vendedor de tacos en Ciudad de México, la capital del país azteca. Como él, centenares de personas fueron vistas en las calles, a pesar del aumento de los casos del Covid-19 y la instrucción del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) de que la gente tratara de no salir de sus casas a menos que fuera para algo esencial.

Beatriz Tlaxcalteca, una mujer que vende vegetales en la calle, opina igual que Espinosa: “vivimos del día a día, entonces si nos ponen...o sea sin salir a trabajar, qué vamos a hacer". En México, como en varios países de América Latina, la recomendación gubernamental de aislamiento no es fácil de cumplir.

El trabajo informal, la precariedad y la desigualdad son constantes desde Yucatán hasta la Patagonia. Pero en el México de AMLO el debate sobre la necesidad de cuarentena para proteger a los ciudadanos de la pandemia, ha tomado un sabor especial.

El mandatario es criticado por tomar medidas tardías o por intentar no afectar la economía. En horas de la mañana de este sábado 28 de marzo, finalmente dio un reversazo en su discurso público de subestimar el aislamiento. “Necesitamos seguir conservando esa disciplina para que no se desborde esta epidemia y que podamos salir pronto para reactivar la economía", dijo en un acto público en el Estado de Sonora cerca de la frontera con Estados Unidos.

"Ahora lo que queremos es que se retiren todos, que estén en sus casas, con sus familias, ayúdennos también a guardar la sana distancia y que haya higiene", agregó tras días de ser visto en eventos públicos abrazando niños y ancianos.

La secretaría de Salud reportó el día anterior 717 casos positivos de Covid-19 y 12 fallecidos a causa del coronavirus, es decir, un aumento de 132 casos y cuatro fallecidos en 24 horas.

López Obrador ha defendido sus medidas, dice que están avaladas por las recomendaciones de los expertos científicos. Pero para algunas organizaciones de derechos humanos (DD. HH.), su lento accionar ha puesto en riesgo a los más de 120 millones de mexicanos.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, celebra una conferencia de prensa en el Palacio Nacional de la Ciudad de México, México, 17 de marzo de 2020
El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, celebra una conferencia de prensa en el Palacio Nacional de la Ciudad de México, México, 17 de marzo de 2020 © REUTERS - Henry Romer

Críticas a la respuesta del presidente mexicano a la pandemia

Humans Rights Watch (HRW), ONG con base en Estados Unidos, dijo: “con su desinterés temerario en brindar información veraz sobre la pandemia del Covid-19, expone a graves peligros a la población”.

Para el mandatario mexicano, la cuarentena obligatoria, que ya aplica en otros países de la región con condiciones de pobreza y desigualdad peores, no es la mejor opción. “Mucha gente se busca la vida como puede, vive de lo que obtiene con su trabajo diario. La mitad de la población económicamente activa está en la economía informal”, dijo AMLO.

Las calles aledañas al palacio presidencial en el centro del DF amanecieron el sábado como si se tratara cualquier otro día con bicitaxistas, aseadores, peatones y emboladores de zapatos en el lugar. Y en las plazas de mercado, el flujo de clientes fue constante.

Hasta ahora el virus que se ensaña con su vecino del norte, epicentro ya de la pandemia en el mundo y donde los muertos se cuentan por más de 1.000 y los contagiados por miles, no parece quitarle el sueño a los mexicanos.

Con AFP y Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24