Saltar al contenido principal

La federación neozelandesa, debilitada por el coronavirus, reduce los salarios

Anuncios

Wellington (AFP)

La Federación Neozelandesa de rugby, New Zealand Rugby, anunció este miércoles que iba a reducir los salarios de sus dirigentes y de su personal administrativo en previsión de la reducción de ingresos provocado por la pandemia de coronavirus.

"Es un período increíblemente difícil, tenemos gente fantástica que, por todo el país, viven un período complicado desde el punto de vista financiero en este momento", reconoció el director general de New Zealand Rugby, Mark Robinson.

Las reducciones salariales del 40% se centran en los tres próximos meses, precisó el dirigente. "Existen conversaciones en curso con los jugadores", añadió, sin ofrecer precisiones.

Según Mark Robinson, si el escenario más pesimista se produce con la anulación de todos los partidos del Super Rugby, el campeonato de clubes del Hemisferio Sur, y de los test-matchs de los All Blacks, la federación neozelandesa dejaría de ganar 100 millones de dólares neozelandeses (54 millones de euros).

Como la federación australiana, que puso al 75% de su personal administrativo al desempleo parcial el martes, New Zealand Rugby contactó a la federación internacional, World Rugby, para pedir una ayuda financiera.

"Están recogiendo el mayor número de informaciones posibles, una vez que las hayan analizado, imagino que volverán a nosotros con algunas ideas", espera Mark Robinson.

Al mismo tiempo, New Zealand Rugby concedió una ayuda de urgencia de 250.000 dólares neozelandeses a cada una de las cinco franquicias que juegan en Super Rugby para permitirles cerrar los tres próximos meses.

"Estas decisiones deben permitir proteger el corazón de los equipos de Super Rugby, de forma que puedan seguir si el campeonato se vuelve a reiniciar más tarde este año", añadió.

El rubgy, como otros deportes, atraviesa una crisis grave debido a la pandemia del coronavirus. La federación estadounidense presentó el balance el martes, mientras que en Gales, en Inglaterra y en Escocia, los dirigentes y seleccionadores aceptaron reducciones o aplazamiento de salarios.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.