Saltar al contenido principal

La UE prepara su respuesta económica al coronavirus pese a las divisiones

Anuncios

Bruselas (AFP)

Los ministros de Finanzas europeos intentarán el martes acordar una respuesta económica común a la crisis del nuevo coronavirus, después que discusiones anteriores ampliaran la división entre países del Norte y del Sur.

El objetivo es presentar a los mandatarios europeos una respuesta común clara que se sume a las suspensión de las reglas de disciplina fiscal y a la flexibilización de las normas sobre ayudas públicas, ya adoptadas.

A continuación, un repaso a las opciones sobre la mesa:

- Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) -

El Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) empezó a funcionar en 2012, en plena crisis de la deuda de la Eurozona, para auxiliar a los países con problemas de financiación en los mercados.

Este organismo intergubernamental de la zona euro con sede en Luxemburgo puede así otorgar préstamos de hasta el 2% del Producto Interior Bruto (PIB) a los países golpeados por crisis.

En teoría, los beneficiarios deben poner en marcha reformas, en ocasiones dolorosas como fue el caso de Grecia, a cambio de los préstamos de este fondo de rescate, dotado con hasta 410.000 millones de euros.

Pero los países pueden reducir esta "condicionalidad" dependiendo del tipo de crisis, una solución que verían con buenos ojos España e Italia, los países europeos más afectados por la pandemia.

- "Coronabonos" -

Italia, España y Francia, así como otros seis países de la Eurozona, desean la creación de un "instrumento" de deuda común de los 19 países del bloque que tienen el euro como moneda.

Estas obligaciones, apodadas "coronabonos", mutualizarían las deudas de los países de la zona euro para responder a los problemas económicos derivados del coronavirus.

Pero esta solidaridad rompería un tabú en la UE, donde países como Alemania o Países Bajos, con menores niveles de deuda pública, rechazan compartir riesgos con naciones consideradas como más laxas en materia fiscal, como Italia o España.

Francia propone así un fondo financiado con deuda común de los 27 por una duración limitada a cinco o diez años, que podría servir de complemento al presupuesto de la UE y que gestionaría la Comisión Europea.

Países Bajos propone por su parte crear un fondo de emergencia de hasta 20.000 millones de euros, alimentado por los países que puedan, para apoyar el sistema sanitario y que no se basaría en préstamos.

La Comisión Europea aboga además por el futuro Marco Financiero Plurianual 2021-2027 de la UE, actualmente en negociación, como un "plan Marshall" frente a la crisis, como reclamaba el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez.

- Banco Europeo de Inversiones -

El Banco Europeo de Inversiones (BEI), la institución financiera de los países de la UE, propone crear un fondo de garantías paneuropeo.

Dotado con 25.000 millones de euros, estaría apoyado con garantías de los países del bloque, lo que permitiría movilizar hasta 200.000 millones de euros adicionales.

Estos fondos se destinarían principalmente a las pymes europeas.

- Desempleo parcial -

La Comisión Europea propuso movilizar hasta 100.000 millones de euros en préstamos a los países más afectados por la pandemia para garantizar salarios y evitar despidos de trabajadores.

El instrumento propuesto permitirá obtener préstamos de la UE "con condiciones favorables" para ayudar "a cubrir los costos directamente vinculados" a los "regímenes nacionales de desempleo parcial".

Para financiar los préstamos, la Comisión acudirá a los mercados financieros, lo que permitirá obtener "bajos costos", apoyada por "un sistema de garantías voluntarias" de los países por 25.000 millones de euros.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.