Saltar al contenido principal

Tesoro de EEUU promete a pequeñas empresas que ayuda financiera fluirá desde el viernes

Anuncios

Washington (AFP)

El secretario del Tesoro, Steve Mnuchin, prometió a las pequeñas y medianas empresas que la ayuda financiera prometida en el gigantesco plan de recuperación para la economía de Estados Unidos fluirá desde el viernes.

"Estará listo para comenzar mañana (...) tendrás el dinero y lo tendrás el mismo día", prometió Steven Mnuchin, invitado el jueves a la rueda de prensa diaria de Donald Trump dedicada a la pandemia de la COVID-19.

"Comenzará, pero eso no significa que todos podrán obtener su préstamo mañana", advirtió Mnuchin. Cientos de miles de empresas podrían potencialmente beneficiarse de esta ayuda.

Las empresas de 500 empleados o menos deberían poder acceder a los 350.000 millones de dólares prometidos en el plan de ayuda de 2,2 billones aprobado por el Congreso.

Según la administración Trump, se tendrá que completar un formulario muy simple para solicitar un préstamo bancario.

El Tesoro garantizará el préstamo y lo eliminará si la empresa mantiene a sus empleados o vuelve a contratar a los que ya había despedido.

"Queremos que tenga un negocio que esté listo para reanudarse rápidamente cuando llegue el momento adecuado", dijo Mnuchin, señalando que la economía de Estados Unidos, saludable antes de la epidemia, nunca había tenido una paralización tan brutal.

Pero el jueves por la noche, se multiplicaron las críticas de los grupos bancarios de no tener suficiente información para poder ejecutar el plan de ayuda del gobierno.

En el sitio web del banco más grande de Estados Unidos, JPMorganChase, se podía leer: "Las instituciones financieras como la nuestra todavía están esperando las instrucciones de la Agencia Federal para el Desarrollo de la Pequeña Empresa y del Tesoro. En consecuencia, Chase probablemente no podrá comenzar a aceptar solicitudes el viernes 3 de abril".

Mnuchin intentó enviar un mensaje tranquilizador, al asegurar que había hablado con los principales dirigentes de los bancos estadounidenses.

También prometió que las transferencias de dinero a los hogares comenzarían dentro de dos semanas, contra las tres estimadas inicialmente.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.