Saltar al contenido principal

Venezuela, potencia petrolera, sin gasolina hasta nuevo aviso

Varios usuarios de una estación de gasolina, con máscaras protectoras, se paran junto a los vehículos en fila durante la cuarentena a nivel nacional en respuesta a la propagación de la enfermedad por coronavirus en Caracas, Venezuela, el 30 de marzo de 2020.
Varios usuarios de una estación de gasolina, con máscaras protectoras, se paran junto a los vehículos en fila durante la cuarentena a nivel nacional en respuesta a la propagación de la enfermedad por coronavirus en Caracas, Venezuela, el 30 de marzo de 2020. © Fausto Torrealba / Reuters

En Venezuela no hay gasolina desde hace tres semanas. La noticia ha sido solapada por la cuarentena social obligatoria impuesta por el Gobierno de Nicolás Maduro para evitar el contagio del Covid-19 pero son muchos los que la viven en carne propia. 

Anuncios

La escasez de combustible se hizo evidente en un momento donde el 85% de los venezolanos deben permanecer en casa por la cuarentena social dictada por las autoridades ante la pandemia del coronavirus, así el Gobierno no se ve en riesgo de algún alzamiento social que ponga en peligro su estabilidad política.

En un principio, muchos venezolanos pensaron que la cuarentena se trataba de una restricción para evitar que la gente saliera a la calle, pero al transcurrir los días, las personas que sí tenían permiso para recargar combustible comenzaron a protestar porque tienen que pasar la noche en las estaciones de servicio. Se trata de médicos, enfermeras, conductores de ambulancias, repartidores de comida, transporte de alimentos, bomberos, militares y policías. 

Se han contado protestas en siete estados del país y en la capital. Ya se hicieron cotidianas las largas filas de carros y la aglomeración de gente en las afueras de las gasolineras.

Largas filas por pocos litros de combustible

La primera vez que José Medina, doctor de un centro público de salud, fue a poner combustible, en Caracas, llegó a las 3:00 a.m. a hacer la fila en el surtidor. Cuando llegó tenía 500 vehículos por delante.

"A las 5:00 a.m. comenzaron a echar la gasolina. A eso de las 11 yo tenía aún 150 carros por delante y un militar vino a decirnos que ya se había acabado. Ese día no lo logré", señaló.

Medina tuvo más suerte al día siguiente porque con el salvoconducto que le dieron por trabajar en un hospital en el estado Vargas pudo ingresar a un Fuerte de la Marina y poner combustible en menos tiempo. Sin embargo, no pudo llenar su tanque.

"Solo me dieron 10 litros. Había muchos carros con salvoconducto. Es complicado. La gasolina que hay es insuficiente para todos", dijo.

Joel Espinoza, motorizado, trabaja de repartidor de comida, y ha tenido que salir también de madrugada cuando necesita combustible. La última vez llegó a las 5:00 a.m. y tenía 130 turnos por delante. A las 11:30 a.m. logró su cometido. 

"Me pusieron los 14 litros que llenan mi tanque pero tuve que pagar más dinero para que me los echaran completos. Así funciona en estos momentos", expresó.

La gasolina en Venezuela es prácticamente gratis. No hay cómo calcular su costo por litro porque el monto es muy bajo. Parte de las denuncias hechas por estos días es que hay que pagar en dólares para cargar los litros que necesitas.  

"Hay un problema de dependencia tecnológica y de insumos que el Gobierno está tratando de resolver"

El analista petrolero Francisco Monaldi señala que el problema de escasez que persiste en estos momentos ocurre porque el Gobierno de Maduro no tiene ingresos y está importando la gasolina. El experto no ve una solución a corto tiempo.  

"Lo que necesitan es dinero. Hay que ver cuando lo tengan a qué le van a dar prioridad, si a los alimentos, medicinas, a la gasolina, o a traer repuestos para reparar la mayor planta de refinación que hay en el país", indicó el especialista petrolero.

Por su parte David Paravisini, miembro de la Asamblea Nacional Constituyente, no niega las fallas que hay con la producción del carburante en Venezuela. Sostuvo que las importaciones se han visto afectada por las últimas medidas que Estados Unidos tomó en contra de Venezuela. Agregó que la refinería El Palito también está golpeada por falta de insumos.

"Hay un problema de dependencia tecnológica y de insumos que el Gobierno y los trabajadores de PDVSA están tratando de resolver para solventar la producción de gasolina. La importación también está por solucionarse", sostuvo.

Paravisini es consciente de que la cuarentena ha ayudado a que el racionamiento "sea menos doloroso" para la gente porque la mayoría debe permanecer en sus casas, e insistió en que lo más grave que enfrenta Venezuela es "la guerra y las sanciones que no paran".

El Gobierno de Maduro culpa al "criminal bloqueo" de la escasez 

Después de casi tres semanas, el Gobierno de Nicolás maduro se pronunció a través de un comunicado sobre la falta de suministro de gasolina.

Resaltó que la administración de Donald Trump ha recrudecido el "criminal bloqueo" contra Venezuela y que eso está impidiendo el suministro de los aditivos químicos, insumos y repuestos necesarios para el proceso de producción del combustible.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, usa una máscara protectora mientras habla durante una reunión en el Palacio de Miraflores en Caracas, Venezuela, el 13 de marzo de 2020.
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, usa una máscara protectora mientras habla durante una reunión en el Palacio de Miraflores en Caracas, Venezuela, el 13 de marzo de 2020. © Palacio de Miraflores / Handout vía Reuters

El documento sostiene que están trabajando para restituir lo más pronto posible el carburante y que "se ha activado un plan especial para garantizar la movilidad de los sectores priorizados en el marco del estado de alarma decretado por el Presidente Nicolás Maduro para contrarrestar la pandemia del coronavirus".

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.