China rindió homenaje a todos los fallecidos por Covid-19 con tres minutos de silencio

Los trabajadores guardan tres minutos de silencio en un sitio de construcción en Shaoyang, provincia de Hunan, mientras China celebra un duelo nacional por aquellos que murieron por la enfermedad del Covid-19. 4 de abril de 2020
Los trabajadores guardan tres minutos de silencio en un sitio de construcción en Shaoyang, provincia de Hunan, mientras China celebra un duelo nacional por aquellos que murieron por la enfermedad del Covid-19. 4 de abril de 2020 © China Daily vía Reuters

Cientos de millones de personas guardaron tres minutos de silencio para homenajear a los más de 3.300 fallecidos en el país y a los profesionales de la salud que hicieron posible que la epidemia bajara y que China vaya recuperando el pulso poco a poco.

Anuncios

Un homenaje multitudinario a las victimas que ha causado la pandemia del Covid-19 en China. Cientos de millones de chinos se detuvieron este 4 de abril en silencio durante tres minutos para guardar respeto por los más de 3.300 fallecidos que ha dejado el coronavirus en el país. Un acto realizado cuando parece que lo peor de la enfermedad ya ha pasado.

China recuperó poco a poco la normalidad, aunque todavía se ven estrictos controles de seguridad que pretenden que el virus no tenga una segunda cepa en el país. El número de casos ha bajado significativamente y la mayoría que registran actualmente son extranjeros. El gigante asiático volvió a la fase de importación.

El silencio sepulcral de 180 segundos solo se vio interrumpido por las sirenas de ambulancias y el pito de los carros que decidían que esta era la forma para homenajear a los muertos.

El presidente del país, Xi Jinping, junto a otros dirigentes como el primer ministro, Li Keqiang, guardaron también vestidos de negro tres minutos de silencio desde las instalaciones del complejo de Zhongnanhai, la sede del Gobierno, según los medios oficiales.

Varios líderes del Partido Comunista Chino permanecen en silencio durante el duelo nacional por los que murieron luchando contra el Covid-19. En el complejo de Zhongnanhai en Beijing, China, a las 10 a.m. 4 de abril de 2020.
Varios líderes del Partido Comunista Chino permanecen en silencio durante el duelo nacional por los que murieron luchando contra el Covid-19. En el complejo de Zhongnanhai en Beijing, China, a las 10 a.m. 4 de abril de 2020. © Li Xueren / Reuters

El médico que alertó de los primeros casos del coronavirus fue declarado “mártir”

El homenaje a las víctimas de la pandemia se celebró este 4 de abril al coincidir con el Qingming o "Día de Barrer las Tumbas", una fecha del calendario lunar en la que los chinos rinden tributo tradicionalmente a sus difuntos y ancestros.

El Gobierno anunció la jornada anterior que habría un día de duelo nacional y se observarían tres minutos de silencio en homenaje a los "mártires" de la lucha contra el coronavirus y a los "compatriotas" que sucumbieron a la enfermedad.

Entre los primeros, el Gobierno provincial de Hubei, donde si sitúa la ciudad de Wuhan, anunció que declararía a 14 personas como "mártires" -el mayor título honorífico del Partido Comunista- entre ellos 12 médicos que murieron combatiendo en primera línea la enfermedad.

Uno de ellos es el doctor Li Wenliang, quien fue reprendido a finales de diciembre  de 2019 por la Policía de Wuhan tras alertar a sus colegas de que en el hospital donde trabajaba había un grupo de enfermos con síntomas de una neumonía similar a la del SARS, que azotó a China en 2003.

Li, oftalmólogo de 34 años, fue amonestado por "propagar rumores" y obligado a firmar una carta en la que reconocía su "error". Más tarde, el propio Li contrajo el virus y murió semanas después, lo que desató una oleada de homenajes y críticas en las redes sociales chinas por la actuación de las autoridades al intentar silenciarle.

Ahora el miedo corre por cuenta de los casos importados

El temor de las autoridades está ahora en que se puedan importar casos del exterior y se reavive un segundo gran brote. Las medidas se han extremado desde entonces para que los casos importados no contagien dentro de las fronteras de China, pero algunos extranjeros residentes en el país ya han empezado a sentir el rechazo de ciudadanos chinos que piensan que pueden tener la enfermedad.

Algo infundado. Según datos oficiales de hace 15 días, el 80 % de los casos de coronavirus "importados" eran nacionales chinos y solo un 20 % extranjeros, este último porcentaje que se habría reducido a casi cero desde que China cerró, hace una semana, sus fronteras a los foráneos, incluso residentes, y tan solo diplomáticos pueden acceder al país.

Mientras otros países del mundo están pasando, en este momento, por la peor fase de la enfermedad, China se concentra en volver a la normalidad, pero restringiendo aún mucho los movimientos de sus ciudadanos.

Con AP y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24