Reino Unido: el sábado se conocerá el nuevo líder del Partido Laborista

El candidato a liderar el Partido Laborista, Keir Starmer, el 25 de septiembre de 2018 en Liverpool.
El candidato a liderar el Partido Laborista, Keir Starmer, el 25 de septiembre de 2018 en Liverpool. AFP

El sábado 4 de abril se dará a conocer al nuevo líder del Partido Laborista británico, que sucederá a Jeremy Corbyn. El favorito para liderar el partido en la oposición, según las encuestas, es Keir Starmer, quien fue portavoz del partido durante el Brexit.

Anuncios

El Partido Laborista de Reino Unido se prepara para dejar atrás la debacle de las elecciones de diciembre -marcadas por la salida del país de la Unión Europea- y nombrará el sábado al sucesor del socialista Jeremy Corbyn. Tras el cierre de las votaciones, el jueves 2 de abril, las primeras encuestas dan como ganador a Keir Starmer, de 57 años, que se encuentra como principal favorito por delante de sus rivales, la diputada, Lisa Nandy, y la portavoz de Empresas, Rebecca Long-Bailey, esta última vista como la aliada de Corbyn.

"Estas elecciones han sido largas - y es justo decir que no han terminado de la manera que ninguno de nosotros esperaba", dijo Starmer a sus partidarios el pasado jueves en un correo electrónico bajo su lema "otro futuro es posible". Y añadió: "con las campañas que todos los candidatos han hecho, honestamente creo que hemos salido del otro extremo de esta contienda como un mejor partido: más unidos y listos para construir otro futuro”.

El principal partido en la oposición atraviesa una dura crisis y está profundamente dividido, después de la aplastante derrota de Corbyn en las elecciones de diciembre de 2019. La lucha por el liderazgo, en curso desde que el socialista anunció su renuncia poco después de los comicios, se ha visto ensombrecida por el creciente brote de coronavirus en Reino Unido, que prácticamente ha silenciado las campañas de los aspirantes.

Sin embargo, para muchos, la elección será una oportunidad para que el partido empiece de nuevo y se aleja de los años de disputas, sobre todo, tras la salida de la isla de la Unión Europea (UE), tras más de dos años de negociaciones, ahora paralizadas por el coronavirus que está atacando con dureza a los países europeos.

Stamer lidera las encuestas y se posiciona como favorito a ser la nueva cabeza del Partido Laborista

Por su parte, Starmer ha tenido cuidado de tratar de ganarse a los partidarios de Corbyn, mientras que también mantiene a más miembros laboristas de centro a bordo. El hasta ahora portavoz laborista para asuntos sobre la salida de la UE y antiguo abogado especializado en derechos humanos, jugó un papel de contrapeso en el gabinete de Corbyn en los últimos años. El abogado es también una de las voces más europeístas y se percibe como un candidato más de centro que el izquierdista Corbyn.

Starmer, ex director de la fiscalía pública, que fue nombrado caballero en 2014 por sus servicios a la ley y a la justicia penal, ha prometido no "sobredirigir" el partido hacia el centro, pero también ha planteado una postura más pro-UE, sugiriendo que devolverá la libertad de movimiento a los ciudadanos del bloque.

Pero muchos de los que apoyaron a Corbyn temen que Starmer se vea presionado a prescindir del programa de izquierda del exlíder y a tratar de reconstruir una base de miembros del centro, volviendo a cambiar el partido a algo más cercano al que dirigió Tony Blair, que fue primer ministro de 1997 a 2007.

Los diputados que apoyan a Starmer esperan que una rotunda victoria presione a algunos de los individuos clave cercanos a Corbyn para que renuncien. Se dice que incluyen a Karie Murphy, la jefa de personal de Corbyn y una de las directoras de la elección, y Jennie Formby, la secretaria general del partido, según informa el diario británico The Guardian.

Durante los primeros embates del coronavirus, Starmer criticó la falta de medidas drásticas de confinamiento que estaba tomando el Gobierno del primer ministro, Boris Johnson, y reclamó que se proteja a los más vulnerables de la sociedad ante la crisis económica que se avecina.

Las dos aspirantes, Long-Bailey y Nancy, confían en dar la sorpresa

Si bien tras la dimisión de Corbyn, en diciembre, parecía que había un consenso en el laborismo de que el liderazgo debía estar ocupado por una mujer, la pujanza de Starmer parece haber dejado con pocas opciones a las dos candidatas.

Long-Bailey, de 40 años, defiende una agenda económica similar a la del hasta ahora líder, con especial acento en la inversión en servicios públicos y medidas para frenar la caída de los estándares de vida en el Reino Unido. Ha afrontado las primarias con el respaldo de Momentum, la organización de base que aupó a Corbyn, y aspira a encontrar el apoyo del ala más a la izquierda del partido.

Nandy, también de 40 años, ha emergido como figura de peso en estas primarias y ha recibido elogios tanto por sus afiladas respuestas ante el combativo entrevistador de la BBC Andrew Neil como por su papel en los debates entre candidatos. Su mensaje se ha basado en refundar el partido tras el caos que ha generado el Brexit sin abandonar su identidad de izquierdas.

Por su parte, Corbyn dejó este viernes un mensaje en sus redes sociales agradeciendo el apoyo a sus seguidores: “en los últimos cinco años hemos cambiado el programa de austeridad y la forma en que se gestiona la economía. En 2015, la oposición a la austeridad se consideraba radical; hoy en día es la corriente principal de la política. La mayoría del público apoya a los laboristas en cuestiones como la propiedad pública y el aumento de los impuestos a los más ricos. Ahora miramos hacia adelante como un partido de inclusión económica, justicia climática, paz y derechos humanos”.

I hope you and your family are keeping safe and well. I would especially like to thank the thousands of you working in...

Publiée par Jeremy Corbyn sur Vendredi 3 avril 2020

Quien fue líder del partido desde el 2015 aseguró también que seguirá en la retaguardia de la política británica: “nuestro partido surgió de las comunidades locales y es ahí donde debemos centrar nuestros esfuerzos, como siempre lo hemos hecho.Continuaré haciendo campaña sobre los temas y principios que me han motivado como líder, como diputado, como consejero y como miembro del partido durante más de 50 años. Puedo asegurarles que mi voz no se quedará quieta”.

Más de 580.000 miembros laboristas participaron en la votación

El nuevo líder o lideresa será anunciado el sábado mediante un comunicado, en lugar de un evento, debido a las medidas de aislamiento por el Covid-19. Los tres aspirantes grabaron un discurso de victoria con antelación antes de conocer los resultados, que se emitirá en las redes sociales del partido y se enviará por correo electrónico a los votantes afiliados.

Los más de 580.000 miembros laboristas, los miembros afiliados a través de sindicatos o sociedades socialistas y las personas que pagaron 25 libras para ser partidarios registrados han tenido el derecho de votar en las elecciones.

Con EFE y Reuters

 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24