España continúa la tendencia y reduce el número de fallecidos diarios por Covid-19 a 674

El personal sanitario del Hospital 12 de Octubre de Madrid devuelve, el pasado sábado 4 de abril, el aplauso recibido como cada día a las 20:00 por su labor durante la crisis de la pandemia del coronavirus.
El personal sanitario del Hospital 12 de Octubre de Madrid devuelve, el pasado sábado 4 de abril, el aplauso recibido como cada día a las 20:00 por su labor durante la crisis de la pandemia del coronavirus. © Kiko Huesca / EFE

El país suma tres jornadas seguidas de una disminución en el número de fallecidos por el coronavirus, que ha pasado de 950 muertos notificados el pasado 2 de abril a 674 reportados este 5 de abril. Las autoridades advierten, sin embargo, que las cifras podrían ser exageradas por el infrareporte de datos que se produce los fines de semana.

Anuncios

Parece que España comienza a ver los primeros datos positivos de esta pandemia del Covid-19. Durante las últimas 24 horas fallecieron en España 674 personas con coronavirus, casi 300 menos que las que se reportaron tan solo tres días antes. Los datos parecen que vislumbran un cambio de tendencia en la curva de la tasa estadística de la enfermedad, sin embargo, hay algunos matices para tener en cuenta.

España es uno de los países mas azotados del mundo por esta pandemia. Según reporta la universidad Johns Hopkins, es el segundo país con más casos confirmados del mundo y el segundo con más muertes. Los números son muy elevados: 130.759 confirmados y 12.418 muertes. Pero parece que los datos de las últimas jornadas llaman a la esperanza.

España lleva tres jornadas seguidas registrando una bajada tanto en el número de fallecidos, como en el de infectados. El pasado jueves 2 de abril se reportó el máximo histórico que correspondía al día anterior: 8.102 personas fueron confirmadas como nuevos positivos y 950 fallecieron. Este domingo 5 de abril se reportaron del día anterior 6.023 nuevos casos y 674 nuevos decesos. Cifras notablemente más bajas.

Pero hay que precisar una serie de cosas antes de tomar en cuenta estos datos. Es cierto que la tendencia positiva comenzó a mediados de semana, pero la repentina caída del domingo respecto al sábado de 135 muertos menos puede ser exagerada. En España, los fines de semana se registran menos fallecimientos por infrareportes. Básicamente, no da tiempo a contabilizar todos los fallecidos porque no hay tanto personal.

Es por ello que los domingos y los lunes –son los reportes que corresponden a lo que ha sucedido los sábados y domingos en los hospitales del país, respectivamente– se registran siempre menos casos. Las cifras altas se vuelven a dar los martes, al notificar lo ocurrido durante el lunes anterior. Así que para ratificar la buena tendencia de la curva de contagios y fallecimientos, habría que esperar al martes de la próxima semana.

Datos positivos, pero repunte en el número de hospitalizados

El Ministerio de Sanidad español se mantuvo cauteloso con los datos recogidos este domingo, pues dentro de los infectados se ha visto un repunte de aquellos que han necesitado hospitalización, a diferencia del día anterior, que acusó un notable descenso. 1.132 pacientes más han necesitado ingreso en un hospital, lo que eleva el total a 58.774.

Los datos tampoco son positivos en lo que se refiere al número de personas que han necesitado ingresar en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) de los hospitales, es decir, quienes requieren de un respirador para sobrevivir porque sino no podrían de forma natural. Durante esta jornada se reportaron 329 nuevos ingresos en las UCI del país, 116 más que el día anterior.

Los expertos reiteran lo mismo, habrá que esperar al próximo martes para comprobar si la tendencia es positiva y si el confinamiento casi total que vive España desde el pasado 14 de marzo empieza a dar sus resultados. Hay que recordar que ese mismo martes 7 de abril el Consejo de Ministros, presidido por Pedro Sánchez, ratificará que la cuarentena se ampliará dos semanas más, hasta el próximo 26 de abril.

Sánchez planea aislar también a los contagiados asintomáticos

La detección de la enfermedad se está acelerando en el país debido al incremento de “test rápidos” comprados por el gobierno de España en las últimas semanas. El Gobierno central anunció este domingo que repartirá un millón de “test rápidos” entre las diferentes comunidades autónomas del país.

Hasta ahora, se suelen hacer las pruebas a todos aquellos que requieren una hospitalización o están más graves, pero se cree que el número de infectados en el país es muy superior a lo que las cifras oficiales reflejan. Hay miles de personas que muestran síntomas leves o incluso no tienen síntomas, que están confinadas en las casas con la enfermedad.

Un estudio del Imperial College de Londres aseguró que probablemente el 15 % de la población total de España esté infectada o haya pasado la enfermedad. Esos números, de ser ciertos, supondrían que solo en España hay 7 millones de personas con coronavirus. Pero las autoridades españolas no están convencidas respecto a esos datos.

En una reunión con todos los líderes regionales, Pedro Sánchez les dio este domingo hasta el 10 de abril para entregar un glosario de lugares donde se pueda recluir a todos aquellos infectados de coronavirus que tengan síntomas leves o sean asintomáticos.

El objetivo del gobierno de Sánchez es que, una vez lo peor de la pandemia pase en el país, se comiencen a hacer test rápidos masivos entre la población y a todos aquellos que den positivo se les separaría de sus familias para evitar el contagio familiar. En estos centros se alojaría a todas esas personas que tengan un cuadro clínico leve o sin síntomas.

Con EFE y medios locales

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24