Grecia pone en cuarentena un segundo campo de refugiados tras confirmarse caso de Covid-19

Un migrante usa una mascarilla protectora en un campamento improvisado para refugiados y migrantes al lado del campamento de Moria, durante un cierre nacional para contener la propagación de la enfermedad por coronavirus. En la isla de Lesbos, Grecia, 02 de abril de 2020 .
Un migrante usa una mascarilla protectora en un campamento improvisado para refugiados y migrantes al lado del campamento de Moria, durante un cierre nacional para contener la propagación de la enfermedad por coronavirus. En la isla de Lesbos, Grecia, 02 de abril de 2020 . © Elias Marcou / Reuters

Esta vez el campo de refugiados de Malakasa, que cuenta en su interior con al menos 1.500 personas y se sitúa al norte de Atenas, ha sido donde se ha confirmado el positivo de un hombre afgano de 53 años.

Anuncios

El gobierno griego puso en cuarentena un segundo campo de refugiados en las proximidades de Atenas. Se trata del campo de Malakassa, un antiguo terreno militar situado a unos 40 kilómetros al norte de Atenas, donde viven más de un millar de personas hacinadas mayoritariamente en carpas. El ministerio de Migración informó en un comunicado de que el paciente es un afgano de 53 años que vive en una "caseta" del campo con su familia.

El hombre, que padece una enfermedad subyacente, se presentó el 4 de abril ante los responsables del campo con síntomas causantes de la enfermedad del Covid-19. Tras ser reconocido por un equipo médico de la Organización Nacional de Salud Pública (EODY), fue trasladado a un hospital de Atenas, donde se confirmó el contagio.

El Ministerio informó que ordenó el reconocimiento de todos los habitantes del campamento, unas 1.500 personas repartidas en varios sectores. Entre ellas se encuentran 450 que llegaron a Grecia después del 1 de marzo, en plena tensión con Turquía, y a quienes se les ha prohibido solicitar asilo, por lo que se encuentran separadas del resto.

Durante las dos semanas que durará la cuarentena en Grecia, quedará estrictamente prohibida toda entrada o salida al lugar. Será una cuarentena vigilada por un fuerte dispositivo policial, según señaló el citado comunicado. Al mismo tiempo, el Gobierno decidió reforzar la presencia de personal sanitario.

Grecia confirmó 62 nuevos casos de Covid-19 durante el mismo día, elevando el total en el país helénico a 1.735 desde su primer caso en febrero. 73 personas han muerto por el coronavirus.

Un hombre vestido con un traje protector y una máscara facial sale del campamento de migrantes de Malakasa después de que las autoridades encontraron un caso de coronavirus y lo pusieron en cuarentena. En Malakassa, Grecia. El 5 de abril de 2020
Un hombre vestido con un traje protector y una máscara facial sale del campamento de migrantes de Malakasa después de que las autoridades encontraron un caso de coronavirus y lo pusieron en cuarentena. En Malakassa, Grecia. El 5 de abril de 2020 © Alkis Konstantinidis / Reuters

Grecia teme la expansión del coronavirus por los campos de refugiados

La semana pasada, el campamento de Ritsona, en el centro de Grecia, fue cerrado después de que 20 personas dieran positivo por el nuevo coronavirus. Fue la primera instalación de este tipo en el país que se vio afectada por el brote de la enfermedad.

Grecia ha sido la principal puerta de entrada a la Unión Europea para las personas que huyen del conflicto en Medio Oriente y más allá. Más de un millón de personas llegaron a sus costas desde Turquía entre 2015 y 2016.

Al menos 110.000 personas viven actualmente en instalaciones para migrantes, 40.000 de ellas en campamentos superpoblados en cinco islas del mar Egeo y el Gobierno teme especialmente que el virus se extienda por estos campamentos.

Campamentos como el de Moria, en la isla de Lesbos, albergan en su interior a más de 20.000 personas en pésimas condiciones de salubridad. En sitios como este hay un grifo para cada 1.300 personas y un baño para cada 200, según ha constatado la organización Médicos Sin Fronteras (MSF). Algo que, sin lugar a duda, haría que el coronavirus se extendiera con muchísima facilidad en su interior.

Si hubiera un brote de Covid-19 entre las 20.000 personas que malviven en Moria, los hospitales locales se saturarían muy fácilmente ya que en Lesbos apenas hay seis camas de Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

Grecia ha impuesto un bloqueo nacional y ha prohibido las llegadas de países no pertenecientes a la Unión Europea, así como de Alemania, Reino Unido, Italia y España. Las medidas han afectado a su economía, que depende del turismo para recuperarse después de una crisis de deuda de una década.

Con EFE y Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24