Dos comisarios europeos insisten en la emisión de "coronabonos"

Anuncios

Fráncfort (AFP)

Dos comisarios europeos, el francés Thierry Breton y el italiano Paolo Gentiloni, insistieron este lunes en la emisión de "coronabonos" para enfrentar las consecuencias económicas de la pandemia de covid-19, en una tribuna publicada en el diario alemán Frankfurter Allgemeine Zeitung.

Sin dirigirse directamente a Alemania, donde el gobierno es criticado por oponerse a la idea, Breton, comisario del Mercado Interno, y Gentiloni, de Economía, piden a los 27 estados miembros de la Unión Europea una actitud "solidaria" que lleve a la creación de un fondo europeo financiado por los impuestos y capaz de emitir obligaciones a largo plazo.

El objetivo de ese fondo será exclusivamente destinado a financiar el desarrollo económico posterior a la crisis de la pandemia de nuevo coronavirus.

Algunos estados europeos, entre ellos Francia e Italia, pidieron a Alemania y algunos países del norte la mutualización de algunas deudas debido a las consecuencias económicas catastróficas de la pandemia.

Alemania, Holanda y otros países del norte de Europa se oponen firmemente a esa propuesta.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, por su parte prometió el viernes un gran plan de inversiones a través del presupuesto de la UE 2021-2027.

Breton y Gentiloni piensan que los "coronabonos" son complementarios de la idea de Von der Leyen.

La necesidad de capitales será tan importante que ambos consideran que la UE necesita un "cuarto pilar" que se agregue al Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), al Banco Europeo de Inversiones (BEI) y a la iniciativa de corto plazo de la Unión Europea para financiar los planes de desempleo técnico en los países.

Por su parte, los presidentes de la cámara de diputados de Francia, Richard Ferrand, y su homólogo de Alemania, Wolfgang Schäuble, pidieron "más solidaridad e integración financiera" en Europa frente a la crisis del nuevo coronavirus en una tribuna publicada el lunes en los diarios Le Figaro de Francia y Frankfurter Allgemeine Zeitung.