Saltar al contenido principal

Francia alcanza la cifra de 10.000 muertes por Covid-19

Un paciente que padece la enfermedad por nuevo coronavirus (Covid-19) es tratado en la unidad de cuidados intensivos del hospital Institut Mutualiste Montsouris (IMM) en París, Francia, el 6 de abril de 2020.
Un paciente que padece la enfermedad por nuevo coronavirus (Covid-19) es tratado en la unidad de cuidados intensivos del hospital Institut Mutualiste Montsouris (IMM) en París, Francia, el 6 de abril de 2020. © Benoit Tessier / Reuters

Desde el 1 de marzo, 10.328 personas han fallecido en el país, debido a una causa directa o por complicaciones del nuevo coronavirus. Una cifra que ha estallado con la actualización de los datos de centros de dependencia y residencias de ancianos, donde 3.237 han perdido la vida. Los mayores, los más afectados.

Anuncios

Desde este 7 de abril, Francia hace parte del afligido grupo de países que ha superado la barrera simbólica de las 10.000 muertes por nuevo coronavirus. Con un total de 10.328 fallecidos, a contar desde el pasado 1 de marzo, el país se ha unido en cuarta posición a la tristeza que cargan Italia, España y más recientemente Estados Unidos.

Si la cifra de este 6 de abril (8.911 fallecidos) ha estallado de este modo, con más de mil muertes en apenas un día, se debe a la inclusión de los centros de dependencia y residencias de ancianos en el recuento de fallecidos. Contando también ahí los llamados EHPAD (los Centros de Acogida para Personas Mayores Dependientes), que unirían a estos dos tipos de población.

Así los datos, 7.091 fallecimientos se han producido en hospitales (607 en las últimas 24 horas, la cifra más importante desde el inicio de la pandemia), mientras los otros 3.237 fallecimientos han ocurrido fuera, tanto en centros como en hogares médico-sociales.

Sobre estos últimos casos, no puede afirmarse que hayan muerto 820 personas en una jornada. No se trata de nuevos fallecidos, o no necesariamente, sino de una actualización de las cifras que va recibiendo el Gobierno francés, aún faltante del total de los datos de todas estas instituciones. Lo que Jérôme Salomon, director general de Sanidad, ha explicado como algo "ligado a un retraso de la introducción de datos y al hecho de que salimos de un fin de semana". 

Y, por ejemplo, en lo que atañe a los EHPAD, recién han iniciado el recuento de sus propios datos: a día de hoy, 2.958 de estos centros y 1.595 de otros han reportado al menos un caso probado y otro probable de virus Covid-19.

Como en Italia y España, Francia está perdiendo a sus mayores

"Con respecto al número de muertos, la primera fuente son las muertes en hospitales. Desde el 1 de marzo, lamentamos estas 7.091 muertes, de las cuales el 82% involucran a personas de más de 70 años", ha concretado Salomon.

A día de hoy, Francia cuenta con una tasa de muertes que va en un aumento por segundo día consecutivo. Las autoridades sanitarias han precisado que 78.167 personas han dado positivo al virus (3.777 más en un día, con los test PCR) y que 30.027 están hospitalizadas, de las cuales 7.131 han tenido que acudir a unidades de cuidados intensivos. Pero, como en Italia y en España, países de población envejecida, son los mayores franceses y/o extranjeros los que están en el centro de la pérdida.

El médico y jefe de esta crisis sanitaria, Jérôme Salomon, anunció este 7 de abril que Francia está aún en una curva ascendente de la epidemia.
El médico y jefe de esta crisis sanitaria, Jérôme Salomon, anunció este 7 de abril que Francia está aún en una curva ascendente de la epidemia. © France 24

Para más inri, de acuerdo con Jérôme Salomon, Francia todavía no ha llegado al máximo pico. Si bien los casos diarios de cuidados intensivos han disminuido en un 8%, también la cifra que mira la presión que soporta el sistema de salud, los datos van a seguir agravándose, "son un indicador de que la epidemia continúa con su progresión".

"No hemos alcanzado aún el pico, ya que todas las noches hay un poco más de enfermos en el entorno hospitalario, un poco más de enfermos de los que encargarse en reanimación; hemos alcanzado un nivel jamás alcanzado en Francia, no estamos más que en la fase ascendente, aún cuando esta pueda ralentizar un poco", ha sentenciado Salomon.

El fin del confinamiento, mejor lejos de la mesa de debate

Frente a esta radiografía pública, el jefe general de Sanidad ha afirmado que "tratar hoy el fin del encierro no tiene ningún sentido". Y así lo ha secundado el primer ministro Édouard Philippe en la Asamblea Nacional de Francia: el confinamiento "va a durar (...) es muy prematuro" discutir cualquier cuestión sobre las condiciones de clausura de la cuarentena.

Y así lo había dicho momentos antes el ministro de Sanidad, Olivier Véran, quien sostiene como Salomon que el pico de la enfermedad "no ha sido superado" en el país y que la "fase de agravación" aún está en curso, por lo que ha invitado a los franceses a "no hablar demasiado pronto de un 'des-confinamiento'".

Por ahora, los franceses y residentes en el país deberán seguir en casa hasta el 15 de abril. Una fecha, iniciada el pasado 17 de marzo (ya van cuatro semanas), que hoy por hoy ya se da como nuevamente postergada. El endurecimiento de las condiciones de salida del domicilio y de entrada al territorio nacional, además de las horas de deporte, dan a entender que al país aún le espera una gran lucha por delante.

"Soy consciente de que el confinamiento resulta difícil de llevar para muchos franceses, pero es indispensable si no queremos encontrarnos en una situación que sería todavía peor a la actual", expresó Philippe, mano derecha del presidente francés Emmanuel Macron.

Su vecina Italia inyecta esperanza a esa afirmación del primer ministro francés, cuando en el peor día para Francia, el país con más muertes por coronavirus (17.127) ha reportado su cuarto día de disminución de casos en cuidados intensivos.

Con EFE, AFP y Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.