Radiografía del coronavirus en EE. UU., que ya suma más de 10.000 muertos por el Covid-19

Los trabajadores de la salud llevan a una paciente al Centro Médico Wyckoff Heights durante el brote de la enfermedad por coronavirus Covid-19 en el distrito de Brooklyn de la ciudad de Nueva York, Nueva York, EE. UU., el 6 de abril de 2020.
Los trabajadores de la salud llevan a una paciente al Centro Médico Wyckoff Heights durante el brote de la enfermedad por coronavirus Covid-19 en el distrito de Brooklyn de la ciudad de Nueva York, Nueva York, EE. UU., el 6 de abril de 2020. © Brendan Mcdermid / Reuters

El Covid-19 continúa causando estragos en Estados Unidos, donde el número de víctimas superó, este 6 de abril, la marca simbólica de 10.000 muertos. El país norteamericano ha tenido, en promedio, desde mediados de la semana pasada más de 1.000 nuevas muertes diarias, y es el epicentro de la pandemia global.

Anuncios

La crisis sanitaria que vive Estados Unidos a causa del coronavirus es enorme. Este lunes 6 de abril, el país norteamericano superó la marca de 10.000 muertos relacionados con la pandemia del Covid-19. Esto lo sitúa como el tercer país con más pérdidas humanas detrás de Italia y España.

Pero a medida que el número de muertes diarias comienza a disminuir en algunos de los países europeos más afectados, EE. UU. aún no ha alcanzado el pico de la crisis y se está preparando para experimentar una de las semanas más duras y tristes de su historia, tal y como lo advirtió el pasado domingo el jefe del Comisionado del Servicio de Salud Pública del país y cirujano general, el vicealmirante Jerome Adams, en una entrevista con Fox News.

"Esta será la semana más difícil y más triste de la vida de la mayoría de los estadounidenses, con toda franqueza. Este será nuestro momento de Pearl Harbor, nuestro momento del 11-S, solo que no será localizado (...) va a suceder en todo el país. Y quiero que Estados Unidos lo entienda", declaró Adams.

La Administración Trump advirtió que entre 100.000 y 240.000 personas en total podrían morir a causa del Covid-19 en EE. UU., dependiendo del modelo y el cumplimiento de las pautas de distanciamiento social. El país norteamericano ha tenido en promedio 1.000 muertos diarios, desde mediados de la semana pasada. Esto a pesar de las medidas de contención que se han implementado gradualmente, estado por estado. 

El gobernador de Nueva York extiende las medidas de confinamiento hasta el 29 de abril

El estado más afectado es el de Nueva York, en la costa este del país, según informaron las autoridades el domingo. Allí, por primera vez en una semana, disminuyeron las muertes ligeramente en relación con la jornada anterior. Si bien esta leve desaceleración fue un destello de esperanza, se registraron casi 600 nuevas muertes y más de 7.300 nuevos casos. 

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, dijo el domingo que las nuevas hospitalizaciones habían caído en un 50 % en las últimas 24 horas. Advirtió, además, que aún no estaba claro si la crisis estaba llegando a una meseta en el estado, donde han muerto más de 4.750 personas y se han infectado al menos 130.000, más de la mitad de ellos en la ciudad del mismo nombre.

Una vista del horizonte de Manhattan visto desde el cementerio de Linden Hill durante el brote de la enfermedad por el coronavirus Covid-19 en el distrito de Brooklyn de la ciudad de Nueva York, Nueva York, EE. UU., el 6 de abril de 2020.
Una vista del horizonte de Manhattan visto desde el cementerio de Linden Hill durante el brote de la enfermedad por el coronavirus Covid-19 en el distrito de Brooklyn de la ciudad de Nueva York, Nueva York, EE. UU., el 6 de abril de 2020. © Brendan Mcdermid / Reuters

Actualmente, los cementerios de Nueva York tienen dificultad para responder a la abrumadora cantidad de entierros y, al mismo tiempo, las morgues están sobrepasadas con una cantidad de cuerpos que supera a los 3.000 que perdieron la vida en los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001. Por eso, la ciudad está evaluando usar un parque como cementerio temporal ante el colapso de las morgues y el continuo aumento de fallecidos. "Se hará de una manera digna, ordenada y temporal, pero será duro para los neoyorquinos", explicó en Twitter el concejal Mark D. Levine, que preside el comité de salud de Nueva York.

Cuomo anunció este lunes que extenderá hasta el 29 de abril las medidas de contención que requieren el cierre de las escuelas y todas las actividades no esenciales. Además, el gobernador también duplicó las multas máximas por ignorar las reglas de distanciamiento social a 1.000 dólares. "Este virus ha pateado nuestra parte trasera (...) ahora no es el momento de relajarnos en lo que estamos haciendo".

La delicada situación en Nueva Jersey, Luisiana, Michigan y California; ocho estados aún no han ordenado el confinamiento obligatorio

En Nueva Jersey, el estado con el segundo mayor número de casos y muertes, el gobernador Phil Murphy dijo en una sesión informativa: "Nuestros esfuerzos para aplanar la curva están comenzando a dar sus frutos". Hubo un aumento del 24 % por día en casos positivos el 30 de marzo, pero la tasa de crecimiento se redujo al 12 % el lunes.

En total, Nueva Jersey ha confirmado más de 41.000 casos y más de 1.000 muertes por Covid-19. Murphy advirtió que si las pautas de distanciamiento social y lavado de manos se redujeran, una oleada de casos aún abrumaría al sistema de salud con resultados "desastrosos".

Luisiana se ha convertido también en un punto caliente para el virus, pues hubo un aumento en las cifras de fatalidades a casi 500 y más de 13.000 casos. Lo más preocupante es que el gobernador de dicho estado predijo que se quedarían sin ventiladores para las unidades de cuidados intensivos este jueves. Lugares como Pensilvania, Colorado y Washington D.C., también están comenzando a ver un aumento en el número de fallecidos por el virus.

Los funcionarios médicos ayudan a un residente del hogar de ancianos de St. Joseph a abordar un autobús, luego de que varios residentes dieron positivo por enfermedad por coronavirus Covid-19 en Woodbridge, Nueva Jersey, EE. UU., el 25 de marzo de 2020.
Los funcionarios médicos ayudan a un residente del hogar de ancianos de St. Joseph a abordar un autobús, luego de que varios residentes dieron positivo por enfermedad por coronavirus Covid-19 en Woodbridge, Nueva Jersey, EE. UU., el 25 de marzo de 2020. © Stefan Jeremiah / Reuters

En Michigan, el gobernador dijo que se espera que los tres sistemas de salud principales agoten sus suministros de protectores faciales en menos de tres días y las batas quirúrgicas en menos de seis jornadas. Los medicamentos administrados a pacientes con ventiladores también se están agotando, dijo John Fox, presidente de Beaumont Health, uno de los sistemas de atención médica más grandes de Michigan.

Citando las nefastas necesidades de Nueva York y otros estados, el gobernador de California, Gavin Newsom, dijo que su estado prestaría 500 de sus ventiladores a las existencias estratégicamente agotadas de equipos médicos. California aún enfrenta una escasez de ventiladores proyectada para el próximo mes. Newsom dijo que California estaba en el proceso de adquirir máquinas adicionales, pero por el momento tenía suficientes y de sobra.

La mayoría de los estados han ordenado a los residentes que se queden en sus hogares, excepto los viajes esenciales para disminuir la propagación del virus en EE. UU. Pero ocho estados, todos ellos con gobernadores republicanos, aún no han ordenado a los residentes que se queden en sus hogares: Arkansas, Iowa, Nebraska, Dakota del Norte, Carolina del Sur, Dakota del Sur, Utah y Wyoming. Georgia, que ha registrado 6.600 casos y más de 200 muertes, ordenó a los residentes quedarse en casa, pero luego permitió que algunas playas se reabrieran.

Las críticas a Donald Trump por no haber tomado medidas a tiempo para prevenir el brote

El presidente Donald Trump ha recibido numerosas críticas dentro de EE. UU. por su manejo de la pandemia y, especialmente, por no haber prestado la ayuda adecuada a los hospitales que atienden a la población más enferma.

Este lunes, un informe de una entidad dedicada a supervisar el Gobierno confirmó que hospitales de todo el país se están enfrentando a una grave falta de material médico, como mascarillas o guantes, lo que podría acabar poniendo en peligro a sanitarios y pacientes. Los hospitales tampoco tienen suficientes termómetros, papel higiénico, comida, desinfectantes o sábanas, de acuerdo al reporte.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, responde a una pregunta sobre el informe del Inspector General del Departamento de Salud y Servicios Humanos sobre la escasez de nuevas pruebas de coronavirus para hospitales durante la sesión informativa diaria del grupo de trabajo sobre coronavirus en la Casa Blanca en Washington D. C., EE. UU., el 6 de abril de 2020.
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, responde a una pregunta sobre el informe del Inspector General del Departamento de Salud y Servicios Humanos sobre la escasez de nuevas pruebas de coronavirus para hospitales durante la sesión informativa diaria del grupo de trabajo sobre coronavirus en la Casa Blanca en Washington D. C., EE. UU., el 6 de abril de 2020. © Kevin Lamarque / Reuters

Numerosos gobernadores y otras autoridades locales de EE. UU. ya habían denunciado la falta de material médico, una queja a la que Trump ha restado importancia. En una de sus últimas alocuciones, el mandatario estadounidense dijo que el país enfrentaba una "gran hora de dolor", pero expresó que "vemos luz al final del túnel. Están sucediendo cosas". 

Sin embargo, el doctor Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas y miembro del grupo de trabajo sobre el coronavirus de Trump, dijo que tomó semanas lograr esfuerzos como el distanciamiento social y las órdenes de quedarse en casa para frenar la propagación del virus. "Lo que está escuchando sobre la luz potencial al final del túnel no quita el hecho de que mañana el panorama pinte realmente mal", dijo Fauci.

Al menos un análisis clave ofreció la esperanza de que la tasa de mortalidad se desacelerara en EE. UU. según el modelo de investigación de la Universidad de Washington, uno de los varios citados por las principales autoridades de salud, que ahora proyecta 81.766 muertes por coronavirus en el país norteamericano para el 4 de agosto, 12.000 menos que una proyección hecha durante el fin de semana.

Con Reuters, AFP y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24