Bernie Sanders se retira de la carrera presidencial a la Casa Blanca

El candidato presidencial demócrata, el senador Bernie Sanders, durante la Cumbre Presidencial de Trabajadores en Filadelfia, Pensilvania, EE. UU., el 17 de septiembre de 2019.
El candidato presidencial demócrata, el senador Bernie Sanders, durante la Cumbre Presidencial de Trabajadores en Filadelfia, Pensilvania, EE. UU., el 17 de septiembre de 2019. Mark Makela / Reuters

En su mensaje, el senador demócrata agradeció a su equipo y defendió una vez más sus ideales de campaña pero reconoció que está 300 delegados por detrás del ex vicepresidente Joe Biden. Con este retiro, Biden queda como el único candidato a la nominación demócrata.

Anuncios

"La lucha continúa aunque esta campaña llegue a su fin", así fue como el senador por el estado de Vermont, Bernie Sanders, anunció este 8 de abril que su campaña por la nominación demócrata a la Casa Blanca queda suspendida. En su mensaje, aseguró que "el camino hacia la victoria es prácticamente imposible".

El senador de 78 años, que defiende una agenda notoriamente progresista y basó su campaña en la propuesta de instaurar un sistema de salud público y gratuito en Estados Unidos, empezó encabezando las primarias demócratas como el gran favorito. 

Sin embargo, luego sufrió varias derrotas: la última de ellas se presentó en las primarias del supermartes, el 17 de marzo, en Arizona, Illinois y  Florida, donde el gran vencedor fue el ex vicepresidente Joe Biden.

Actualmente, Biden cuenta con 1.217 delegados, Sanders tenía 917. Para ganar la nominación se necesitan 1.991 apoyos.

A través de su cuenta de Twitter, el presidente Donald Trump dijo: "Sanders renunció. Gracias a Elizabeth Warren, ¡si no hubiera sido por ella, Bernie hubiera ganado casi todos los estados del supermartes! Esto terminó justo como los demócratas querían, igual que el fiasco de la deshonesta Hillary. La gente de Bernie debería venir al Partido Republicano!".

Sanders seguirá en las papeletas de las primarias pero expresó su apoyo a Biden

El senador por Vermont aseguró que se trata de una decisión "dolorosa y difícil" pero destacó que es lo "correcto". Una parte del mensaje llamó particularmente la atención del público. Sanders anunció que su nombre continuará en las papeletas de las primarias en los estados que faltan por votar para continuar sumando delegados.

"Si bien el ex vicepresidente Biden será el candidato, debemos continuar trabajando para reunir la mayor cantidad posible de delegados en la convención demócrata, donde podremos ejercer una influencia significativa sobre la plataforma del partido y otras funciones", resaltó.

El precandidato presidencial demócrata, Bernie Sanders, durante un mitin político, en Salt Lake City, Utah, EE. UU., el 2 de marzo de 2020.
El precandidato presidencial demócrata, Bernie Sanders, durante un mitin político, en Salt Lake City, Utah, EE. UU., el 2 de marzo de 2020. © Jonathan Ernst / Reuters

Posteriormente, aclaró que trabajará junto con Biden, el ahora único candidato demócrata, a quien calificó de ser un "hombre decente", para derrotar al presidente Donald Trump, que busca la reelección por el Partido Republicano.

"Entonces, juntos, permaneceremos unidos para derrotar a Donald Trump, el presidente más peligroso en la historia moderna del país y lucharemos para que se elijan progresistas fuertes en cada nivel del Gobierno, desde el Congreso hasta las juntas escolares", remarcó al tiempo que agregó que "aunque el camino puede verse más lento ahora, cambiaremos esta nación y con amigos que piensen de la misma forma, cambiaremos el mundo entero". 

Biden: Sanders "es una de las voces más poderosas para cambiar" este país

Pocos minutos después del anuncio se produjo la reacción del ex vicepresidente Joe Biden. En un comunicado, el político indicó que "Bernie ha puesto su corazón y su espíritu no solo en la carrera presidencial, sino en causas y asuntos a los que ha dedicado toda su vida. Así que sé lo difícil que fue tomar esta decisión". 

Biden destacó que "tanto el senador como sus simpatizantes han cambiado el diálogo en Estados Unidos. Asuntos a los que se les había dado poca atención ahora están en el centro del debate político. Equidad, sistema de salud universal, cambio climático, educación gratuita, ayudar a los estudiantes con sus deudas educativas".

Biden afirmó que aunque la campaña quede suspendida, su impacto en esta elección y en las próximas está "lejos de acabar" y le dijo a los simpatizantes de Sanders que se compromete a escucharlos y "entiende la urgencia de lo que tenemos que hacer en este país. Espero que se nos unan, son más que bienvenidos".

También prometió que "venceremos a Donald Trump y una vez que lo hagamos, no solo trabajaremos duro para reconstruir esta nación, la transformaremos".

Sanders, el socialdemócrata que buscaba, por segunda vez, llegar a la Casa Blanca

La campaña de Sanders se centró en propuestas progresistas, con lo que logró la adhesión del electorado más joven. Su mensaje exponía su lucha contra la desigualdad, mostraba una clara oposición al poder económico de Wall Street y defendía la acción contra el cambio climático. 

Sus propuestas contra el 'establishment' estadounidense le valieron fuertes críticas de sus detractores que lo calificaban de socialista, sin embargo, él siempre se ponderó como un "socialdemócrata" y aseguró que al atraer a los jóvenes estaba ganando el "debate generacional".

El precandidato presidencial demócrata Bernie Sanders habla en un mitin de la campaña en Santa Ana, California, EE. UU., el 21 de febrero de 2020.
El precandidato presidencial demócrata Bernie Sanders habla en un mitin de la campaña en Santa Ana, California, EE. UU., el 21 de febrero de 2020. © Mike Blake / Reuters

Tras el segundo supermartes, celebrado el pasado 10 de marzo, Sanders aseguró que "para triunfar en el futuro, se necesita ganar a los votantes que representan el futuro del país" y agregó que todas las encuestas mostraban que, a pesar de las derrotas, "una gran mayoría del pueblo estadounidense apoya nuestra agenda progresista".

No obstante, su mensaje no caló de la misma forma ni entre los demócratas moderados ni entre la población afroamericana. Poco a poco, el senador fue quedándose atrás, hasta la actualidad, donde la diferencia de delegados con Biden era de 300.

Sanders ya había hecho parte de la carrera a la Casa Blanca en 2016, cuando se enfrentó a Hillary Clinton en la nominación demócrata y ella fue la vencedora. Posteriormente perdió las elecciones frente al actual mandatario, Donald Trump.

Con Reuters y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24