La economía francesa se derrumba en el primer trimestre por el Covid-19

Una persona camina en una calle desierta de París conservando la distancia de seguridad durante el confinamiento para hacer frente a la pandemia del coronavirus, el 7 de abril de 2020.  Los restaurantes son de las principales víctimas de la crisis económica en Francia.
Una persona camina en una calle desierta de París conservando la distancia de seguridad durante el confinamiento para hacer frente a la pandemia del coronavirus, el 7 de abril de 2020. Los restaurantes son de las principales víctimas de la crisis económica en Francia. © Gonzalo Fuentes / Reuters

El Producto Interno Bruto (PIB) de Francia cayó un 6% en el primer trimestre de este 2020. Entre los sectores más afectados están la construcción, el comercio, el alojamiento y la gastronomía. ¿Cómo planean las autoridades enfrentar este desafío? 

Anuncios

Es el peor desempeño económico de Francia desde el fin de la Segunda Guerra Mundial. Así lo informó el Banco Central de Francia este 8 de abril al resaltar que como el último trimestre del 2019 la performance económica francesa fue también negativa, de un -0,1%, el país ha entrado técnicamente en recesión al acumular dos trimestres negativos.

Según el Banco Central francés, "la actividad de la última quincena de marzo fue un tercio de lo normal".

El único antecedente que se asemeja a esta gran crisis viene de 1968, cuando a raíz de las revueltas de mayo, en el segundo trimestre la economía se contrajo en un 5,3%.

Lo que más ha afectado el desempeño económico, según la banca central que obtuvo este dato de una investigación entre 8.500 empresas, es el confinamiento. Hay sectores que están en completa inactividad desde que se decretó esta medida el pasado 17 de marzo.

Los más afectados son la construcción, el comercio, los transportes, el alojamiento y la restauración o gastronomía. Un sector menos golpeado es el de los servicios a empresas y la industria.

El presidente Macron visita la PYME Kolmi-Hopen, que fabrica tapabocas, el 31 de marzo de 2020 en Saint-Barthélémy-d'Anjou, cerca de Angers.
El presidente Macron visita la PYME Kolmi-Hopen, que fabrica tapabocas, el 31 de marzo de 2020 en Saint-Barthélémy-d'Anjou, cerca de Angers. © AFP

 

Si bien hay sectores bien maltrechos por la crisis como la industria automóvil o la metalúrgica, el sector farmacéutico o la agroindustria se desempeñaron a casi un 70% de su capacidad.

Perspectivas difíciles de estimar

Nadie se atreve en Francia a estimar la gravedad de esta crisis económica a largo término, pues está directamente relacionada con el encierro de los ciudadanos en sus hogares. Pero la Banca de Francia entregó el alarmante cálculo, que pide con dificultad no extrapolar: "Cada 15 días de confinamiento significa una caída del 1,5% del PIB" francés.

"Cada semana de confinamiento adicional (...) tiene un impacto en nuestro crecimiento", que asciende a miles de millones de euros, al igual que el desarrollo de la situación en otros países del mundo, advertía hace unos días en conferencia de prensa, Bruno Le Maire, el ministro de economía.

Le Maire dijo que no creía en un rápido repunte después de la crisis y comparó la debacle actual con la crisis de 1929. "No creo en la varita mágica", dijo, y agregó que "el reinicio será más largo" en varios sectores, citando en particular el automotriz.

En principio la cuarentena debía durar hasta el 15 de abril, pero este miércoles el comité científico recomendó al presidente Emmanuel Macron alargar la medida. El mandatario debe tomar una decisión en las próximas horas.

A esto se suman las 5,8 millones de personas que están en desempleo parcial, pagadas en parte por el seguro de inactividad francés y el 1% de déficit que significan las medidas de apoyo a las empresas que ha tomado el ejecutivo francés.

 

 

Le Maire ha reconocido que aumentar los impuestos como solución "no es una buena idea" y prefiere dejar la incógnita para después del verano europeo cuando se discuta el presupuesto 2021.

 

 

Para el ministro francés más claro es que "la crisis actual pone en tela de juicio muchas certezas", en particular a nivel de "soberanía económica" y la reubicación de ciertas producciones en Europa.

Alemania prevé una caída de 4,2% de su PIB 2020

Francia no está sola en esta crisis a nivel europeo. Alemania ya ha hecho el cálculo para todo el 2020 y estima una caída del 4,2% de su PIB.

El 7 de abril los ministros de finanzas no lograron ponerse de acuerdo sobre una respuesta económica común a la crisis. Los países más afectados, en particular Italia, continúan exigiendo la creación de un instrumento de deuda común, en forma de eurobonos llamados "coronabonos" o "eurobondo", destinados a relanzar la economía a largo plazo.

"Tendremos que pensar en mecanismos de apoyo" a nivel europeo para apoyar la recuperación, ha reconocido Le Maire.

Pero compartir la deuda es una línea roja para Alemania y los Países Bajos, que se niegan a tomar préstamos conjuntos con los Estados altamente endeudados del Sur.

 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24