Saltar al contenido principal

El 'milagro de Lourdes' en el rugby francés

Anuncios

París (AFP)

Dieciséis partidos y otras tantas derrotas, casi 500 puntos encajados... Colista en su grupo de la cuarta división, el FC Lourdes XV, un club histórico del rugby francés, ha evitado el descenso después de que la federación gala haya suspendido los campeonatos amateurs por la crisis del nuevo coronavirus.

Con sólo cinco puntos en toda la temporada, a... ¡28 unidades del 11º y penúltimo clasificado!, la suerte del FCL estaba echada a finales de marzo, cuando todos los campeonatos amateurs se suspendieron por el avance de la pandemia del COVID-19.

"Nos quedaban tres partidos por jugar, dos en casa, contra Hagetmau y Orthez, los dos equipos que nos preceden. Hubiésemos aspirado a sumar al menos una victoria, pero poco más", admite el presidente del club Jean-Pierre Armengaud, que tomó las riendas de la entidad por tercera vez hace apenas unas semanas.

"Ha sido una temporada muy complicada desde el punto de vista moral (...) No teníamos un plantel grandes y eso pasó factura. Cada domingo, aguantábamos hasta la pausa, una hora quizá, pero nos hundíamos al final. Eso cada semana (...) Nos faltaba gente para ser competitivos cada domingo", analiza el presidente.

Al mantener tal como estaban los campeonatos federales, la FFR ha salvado al FC Lourdes del descenso.

No obstante, el club de la ciudad del suroeste de Francia, conocida como lugar de peregrinación de los creyentes católicos, ya vivió una circunstancia similar, cuando salvó la categoría en la temporada 2016-2017... tras una reforma del campeonato.

Viendo que actualmente disputa la cuarta división, pocos sospecharían que el FC Lourdes cuenta con ocho títulos de campeón de Francia, entre 1948 y 1968 y que contó en sus filas con figuras del rugby galo como los hermanos Jean y Maurice Prat, Michel Crauste, Henri Rancoule, Jean Gachassin, Jean-Pierre Garuet, Pierre Berbizier o Aubin Hueber.

- "Partir de cero" -

El club también estuvo imbatido durante once temporadas en su estadio, entre 1949 y 1960, pero entre disputas internas y dificultades financieras, el FCL fue perdiendo protagonismo en el rugby galo.

Con la permanencia asegurada, el club ya trabaja en la próxima temporada. "Hay que ponerse a trabajar de manera inmediata. Hay mucho trabajo a nivel de fichajes. Partimos de cero, con un nuevo proyecto", explica Pouey.

El presidente de la FFR Bernard Laporte ha prometido 35 millones de euros para ayudar al rugby a superar la crisis del nuevo coronavirus.

"No estamos inquietos por el futuro del club si somos prudentes, en la medida en que los gastos no superen los ingresos. El problema es que podemos prever los gastos, pero difícilmente podemos prever los ingresos", lamenta el presidente del club en referencia al desconocimiento del importe de las ayudas prometidas.

El club espera un nuevo milagro para tratar de regresar de nuevo a la élite del rugby francés.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.