Más de 100.000 personas han muerto por Covid-19 en el mundo

Un hombre que no sabía que tenía la enfermedad Covid-19 desencadenó una cadena de transmisiones que infectó a otras 15 personas, incluidas tres que murieron, según los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) para reducir el brote del virus de la Coruña, Wuhan, la capital de la provincia. Hubei, China, el 8 de abril de 2020.
Un hombre que no sabía que tenía la enfermedad Covid-19 desencadenó una cadena de transmisiones que infectó a otras 15 personas, incluidas tres que murieron, según los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) para reducir el brote del virus de la Coruña, Wuhan, la capital de la provincia. Hubei, China, el 8 de abril de 2020. © Piero Cruciatti / AFP

Los datos de la Universidad Johns Hopkins reflejaron cómo la cifra de decesos por el coronavirus superó los 100.000, aunque otros recuentos como el de la Organización Mundial de la Salud (OMS) estiman que esta cifra será alcanzada este fin de semana.

Anuncios

Más de 100.000 fallecidos. Esa es la cifra que arroja el recuento proporcionado por la Universidad Johns Hopkins, en Estados Unidos. Sus cifras varían con respecto a otras recogidas, como la de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Pero, actualmente, Italia es el país del mundo con más muertes, seguido de Estados Unidos y España.

De acuerdo con esa fuente, los fallecidos han llegado a 101.732 en todo el planeta, con Italia con el mayor número de decesos, con 18.849; seguida de Estados Unidos, con 17.925; y España, con 15.970. Precisamente este 10 de abril, el país norteamericano superó en decesos a España y, todo parece indicar que en las próximas fechas encabezará esta lista.

El mundo está viviendo un periodo extraordinario durante estas semanas al concentrar un gran volumen de la población total en confinamiento. La economía se ha parado debido a los más de 1'600.000 casos que se han detectado en planeta. Las estadísticas reflejan eso, pero son muchos los que piensan que el volumen podría ser mayor debido a la falta de capacidad para contar los positivos de algunos países, y la ocultación de datos de otros.

El continente más afectado sigue siendo Europa, que concentra casi la mitad de los positivos. Pero durante las últimas jornadas se ha ido vislumbrando un cambio: el viejo continente está dejando de ser el epicentro, en detrimento de Estados Unidos. Este cambio ya sucedió en su día, cuando China se fue recuperando del brote, mientras en Europa estaba en auge.

Un hombre con máscara protectora camina en París el viernes 10 de abril de 2020, durante un confinamiento nacional por el Covid-19.
Un hombre con máscara protectora camina en París el viernes 10 de abril de 2020, durante un confinamiento nacional por el Covid-19. © François Mori / AP

Más de cuatro meses después de que se detectara el primer caso en Wuhan, 185 países del mundo se ven afectados por la epidemia, y se sospecha que los que aún no han notificado casos, en realidad ya tienen. En estos días festivos en el mundo cristiano, el objetivo está siendo que las personas no se desplacen y extiendan el virus, y destaca la situación de dos lugares: Nueva York y Reino Unido.

777 decesos en 24 horas en Nueva York y una opinión pública escandalizada

Nueva York es el epicentro de la pandemia en Estados Unidos. Los datos del país norteamericano no son nada positivos desde hace semanas. De hecho, es el primero en número de casos con más de 450.000 contagiados y va encaminado a encabezar la fatídica lista de decesos a nivel mundial. Los fallecidos diarios en EE. UU. rondan los 2.000 y, de ellos, en Nueva York se concentran el 40 %.

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, anunció este viernes 777 muertes más en el estado por coronavirus en las últimas 24 horas. "Lo que está pasando no es fácil de aceptar", dijo Cuomo, que explicó que el elevado número de fallecidos, que se suma a la cifra récord de 799 que se anunció el jueves, se debe a que la mayoría de las personas que fueron ingresadas con síntomas y que han necesitado de respiradores durante estas últimas dos semanas están perdiendo la vida.

Un dato esperanzador es que por primera vez hay un leve descenso de ingresos en unidades de cuidados intensivos (UCI), en concreto, 17 personas. En las últimas 24 horas hubo 4.908 ingresos en UCI frente a los 4.925 de la jornada anterior.

La opinión pública se ha escandalizado con la creación de una fosa común en la isla de Hart. Desde la alcaldía de la ciudad se ha pedido que no se cree sensacionalismo en torno a la noticia, ya que es una medida provisional ante el gran aumento de los decesos, pero que “posteriormente, las víctimas podrán tener un funeral privado”.

La isla de Hart es un lugar habitual de este tipo de entierros, que llevan a cabo presos del correccional que gestiona la isla al este del Bronx. No obstante, si hasta el momento se hacían unos 25 entierros semanales de personas por las que nadie reclamaba su cuerpo, desde ahora y con la crisis del coronavirus se están empezando a enterrar a una veintena diaria, con ayuda del Gobierno federal.

Reino Unido, la excepción de la aparente mejora en Europa

Desde muchos países de Europa se ha reportado desde hace unas jornadas que la curva de infecciones y fallecimientos está desacelerando o incluso decreciendo. Tal es el caso de Italia o España, que día a día reportan datos que no se daban desde hacía dos o tres semanas. Pero en Reino Unido el ritmo de la enfermedad es diferente: se está pasando por el pico durante estos días.

El número de muertes registradas en hospitales del Gran Bretaña por Covid-19 se ha incrementado en el récord de 980 en 24 horas, hasta un total de 8.958, según informó este viernes el ministro de Sanidad, Matt Hancock. Ni Italia ni España alcanzaron, en sus respectivos picos de la enfermedad, esas cifras. Por ejemplo, el 2 de abril se registraron en España 950 decesos.

Lo anterior no solo significa el mayor incremento diario de fallecidos contabilizado en territorio británico desde que en enero comenzó a extenderse la pandemia del nuevo coronavirus, sino que son los datos más altos de Europa. Durante los días anteriores, se registraron 881 fallecimientos el jueves y 938 el miércoles.

El ministro de Sanidad indicó que las personas hospitalizadas con síntomas ascienden a 19.304 y que el número de casos está en línea con otros países.

El primer ministro, Boris Johnson, también llegó a contagiarse el pasado 27 de marzo. Johnson necesitó acudir a la UCI del hospital Saint Thomas de Londres debido a sus problemas respiratorios derivados de la enfermedad. Tras tres noches en observación, el 'premier' británico mejoró su estado, aunque aún continúa hospitalizado en planta.

Con AP y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24