España lanza medidas de prevención para los empleados que retomarán labores desde el lunes

Un trabajador prepara tela para elaborar mascarillas sanitarias en la fábrica de zapatos Callaghan durante el brote de Covid-19 en Arnedo, España, el 23 de marzo de 2020.
Un trabajador prepara tela para elaborar mascarillas sanitarias en la fábrica de zapatos Callaghan durante el brote de Covid-19 en Arnedo, España, el 23 de marzo de 2020. © Vincent West / Reuters

A menos de 48 horas del reinicio de actividades en empresas cuyo funcionamiento no había sido catalogado como esencial, pero que no pueden adaptarse a la metodología del teletrabajo, el Gobierno español publicó una lista con las recomendaciones para evitar el contagio con Covid-19. De cara al retorno, miles de policías serán desplegados para entregar diez millones de mascarillas en los sistemas de transporte público.

Anuncios

Miles de españoles retomarán sus labores productivas. Con el reinicio de las operaciones en empresas que no habían sido consideradas como esenciales desde el comienzo de la pandemia, pero que no pueden funcionar mediante el método del teletrabajo, buena parte de la industria de esta nación europea romperá la parálisis de actividades en la que permanece desde hace varias semanas. 

La medida, que había sido tomada por el Gobierno para contener la propagación del brote de Covid-19 en el país, dará un giro desde este 13 de abril, cuando muchos regresen a sus rutinas, pese a las dudas expresadas por integrantes del comité de expertos que le hace frente a la emergencia. 

A fin de que sean sostenidas las acciones sanitarias de prevención de contagios, la Administración de Pedro Sánchez desarrolló una guía que deberá ser puesta en práctica por los empleados y sus compañías, con el propósito de disminuir el riesgo de contraer la enfermedad. 

A través de su cuenta oficial de Twitter, el Palacio de la Moncloa divulgó la llamada 'Guía de Buenas Prácticas en los Centros de Trabajo' y, ante la viralización de una circular falsa sobre el supuesto levantamiento de las restricciones propias del Estado de Alarma, reiteró que el país continúa en fase de confinamiento y que todavía no ha comenzado la etapa de desescalada. 

La citada guía compila 48 recomendaciones clasificadas por temas como desplazamiento seguro hacia el trabajo, higiene en las fábricas, manejo de desechos y retorno a casa. 

Entre las medidas se destaca la priorización de los medios de transporte que garanticen el poder conservar una distancia de mínimo dos metros entre los pasajeros, así como utilizar una mascarilla higiénica, no médica. Justamente para garantizar que dicho uso se dé entre los empleados, el Ministerio del Interior anunció que miles de agentes de policía serán desplegados para entregar diez millones de estos elementos, aunque su uso no será obligatorio.

Tanto el Ministerio de Sanidad como las demás autoridades han hecho énfasis en que el retorno de estos trabajadores a sus labores no supone el final de las medidas de confinamiento, por ello han instado a los empleados a seguir de manera estricta las pautas dadas.

A continuación, algunas de las medidas que deberán ser implementadas.

Para empleados: 

  • Evitar los saludos con contacto físico, así evitar también utilizar equipos y dispositivos de otros trabajadores. En caso de ser necesario, aumentar las medidas de precaución, desinfectarlos y lavarse las manos inmediatamente después de haberlos usado. 
  • Lavarse frecuentemente las manos con agua y jabón, o con una solución hidroalcohólica. 
  • Cubrirse la nariz y la boca con un pañuelo desechable al toser o estornudar y desecharlo en un cubo de basura que cuente con cierre. 

Para empresas:

  • Organizar la entrada al trabajo de forma escalonada para evitar aglomeraciones en el transporte público y en la entrada a las empresas.
  • Cumplir con el requisito de distancia interpersonal de dos metros para calcular el aforo máximo. 
  • Escalonar los horarios lo máximo posible si el espacio de trabajo no permite mantener la distancia interpersonal en los turnos ordinarios, contemplando posibilidades de redistribución de tareas. 
  • Proveer al personal de los productos de higiene necesarios para poder seguir las recomendaciones individuales, adaptándose a cada actividad concreta y mantener un aprovisionamiento adecuado de jabón, solución hidroalcohólica y pañuelos desechables.
  • En caso de los uniformes de trabajo o similares que son dejados en las organizaciones, meterlos en una bolsa y cerrarlos hasta trasladarlos al punto de su lavado habitual, recomendándose un lavado con un ciclo completo a una temperatura de entre 60 y 90 grados.

Aquí, la guía completa. 

Con EFE y medios internacionales

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24