Saltar al contenido principal

Bolivia reclama a Argentina por declaraciones de Morales sobre covid-19

Anuncios

La Paz (AFP)

La cancillería de Bolivia envió este lunes una nueva protesta a Argentina por las declaraciones de Evo Morales, asilado en Buenos Aires desde diciembre, luego de que el expresidente boliviano criticara la gestión del nuevo gobierno de La Paz sobre la crisis del coronavirus.

La ministra boliviana de Relaciones Exteriores, Karen Longaric, dijo que remitió a Buenos Aires una nota "haciendo una representación muy clara, categórica y muy respetuosa, de la sorpresa que tiene el gobierno de Bolivia (que Morales) pueda estar expresándose de temas políticos y que comprometen a la seguridad del país".

Morales cuestionó en los últimos días en Twitter a la mandataria transitoria boliviana, Jeanine Áñez, a la que acusó de no tomar las medidas pertinentes para frenar la expansión del coronavirus, que a la fecha ha contagiado a 330 personas y dejado 27 fallecidos en el país.

Además llamó a las autoridades de su país a destinar la Casa del Pueblo, la moderna sede de gobierno de 29 pisos construida durante su gobierno, a los afectados por la crisis sanitaria.

"La derecha demagógica decía que quería convertir la Casa del Pueblo en un hospital, si tienen un mínimo de coherencia deberían utilizar ese edificio para las personas que necesitan hacer cuarentena y están en Colchane (Chile)" esperando volver a Bolivia, dijo.

Unos 1.700 bolivianos serán repatriados desde Chile tras un acuerdo entre los dos gobiernos, y luego de que decenas de ellos protestaran la semana pasada en la frontera al ser impedidos de regresar a su país.

"La derecha también decía que iban a vender los aviones y helicópteros; éste es el momento para hacerlo. Véndanlos para ayudar a los pobres y paliar la crisis alimentaria", añadió.

Según la jefa de la diplomacia boliviana, Morales "no está en la mejor posición de dar consejos a nadie".

Las reiteradas declaraciones del exmandatario han generado fricciones entre La Paz y Buenos Aires. En enero, Morales dijo desde la capital argentina que si volviera a su país impulsaría la formación de "milicias armadas", aunque luego se retractó.

El gobierno de Áñez envió en marzo a Argentina una nota de la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) que aseguraba que los refugiados políticos no podían desarrollar actividades contra su país de origen y pidió, sin éxito, que frene las actividades del exgobernante izquierdista.

Morales se asiló primero en México y luego en Argentina. Sobre él pesa una orden de detención, denunciado por los delitos de sedición y terrorismo.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.