Francia prevé una contracción histórica del PIB del 8% en 2020 por coronavirus

Anuncios

París (AFP)

Francia prevé una caída del 8% del Producto Interno Bruto (PIB) en 2020, una contracción histórica, después de que el presidente Emmanuel Macron prolongara el confinamiento general de la población hasta el 11 de mayo.

Menos de una semana después de que la sexta economía mundial anunciara una caída de la actividad de 6% este año, algo inédito desde 1945, el ministro de Economía, Bruno Le Maire, advirtió este martes que se espera un descalabro del Producto Interno Bruto (PIB) aún mayor.

"Nuestra previsión de crecimiento será fijada en -8%", dijo Le Maire en una entrevista con la cadena RMC/BFMTV, aunque llamó a tomar estos pronósticos "con cautela" dado el panorama incierto de todas las economías del mundo.

Por otro lado el déficit presupuestario subirá hasta el 9% del PIB en 2020 como consecuencia de la ayuda para restaurantes, hoteles, bares y otros negocios, que permanecerán cerrados más allá del 11 de mayo, dijo el ministro de Cuentas Públicas, Gérald Darmanin, en una entrevista con la radio France Info.

"Cada día, cada semana de confinamiento (...) hacen que empeoren nuestras finanzas públicas" señaló Darmanin, que prevé que la deuda de Francia se disparará hasta el 115% del PIB.

Ambos pronósticos están muy por encima de los límites establecidos por el Pacto de Estabilidad y Crecimiento de la Unión Europea, que exige que los déficits se limiten al 3% del PIB y que la relación entre la deuda y el PIB no supere el 60%

Pero los funcionarios de la UE ya han señalado que estas normas quedarán en suspenso para contener las consecuencias económicas de esta crisis mundial, evitar una cascada de quiebras de empresas y evitar los despidos masivos.

- Desconfinamiento 'progresivo' -

Francia empezará un desconfinamiento "progresivo" a partir del 11 de mayo. Algunas personas podrán volver al trabajo, pero los restaurantes, cafés, hoteles, cines, teatros, museos y salas de espectáculos permanecerán cerrados más allá de esa fecha.

"El 11 de mayo no vamos a encontrar al país tal y como era hace tres meses", dijo Darmanin. El regreso a la vida normal "va a tomar un tiempo", añadió.

Para luchar contra las consecuencias económicas de la pandemia, Francia ya elevó la semana pasada su plan de choque nacional hasta los 100.000 millones de euros, frente a los 45.000 millones previstos inicialmente.

Este fondo de emergencia aumentará aún más. El gobierno anunció un incremento de 4.000 millones de euros, hasta llegar a los 24.000 millones, en el presupuesto destinado a ayudar a los trabajadores en desempleo temporario.

Además de una ayuda de 1.500 euros para las empresas que han perdido más del 50% de sus ingresos, el gobierno francés aportará entre 2.000 a 5.000 euros a las compañías en riesgo de quiebra inminente.

En total, 900.000 pequeñas y medianas empresas se han inscrito ya a este fondo de solidaridad, dotado con 7.000 millones de euros.

"Aún no hemos llegado al final de esta crisis del Covid-19. Las cifras que les doy, y que les da el ministro de Economía, son indicativas", advirtió Darmanin.

El ministro no descarta que sean revisadas nuevamente ya que "no sabemos la fecha del final de la cuarentena (...) ni cómo se llevará a cabo exactamente", añadió Darmanin.

El presidente Macron dijo el lunes que la flexibilización del confinamiento dependerá de que sigan disminuyendo las cifras de mortalidad y hospitalizaciones.

Francia, el tercer país europeo más golpeado por la COVID-19 después de Italia y España, reportó 574 nuevas muertes el lunes, con lo que el país se acerca a los 15.000 decesos, pero el número de personas en cuidados intensivos disminuyó por quinto día consecutivo, con 24 personas menos.