Amazon cierra por cinco días sus bodegas en Francia para evaluar riesgos por Covid-19

El logotipo de Amazon en el centro logístico de la compañía en Lauwin-Planque, en el norte de Francia, el 19 de marzo de 2020. Varios cientos de empleados protestaron en Francia, pidiendo al gigante del comercio electrónico estadounidense para que detuviera las operaciones o respetara el "derecho a retiro" de los empleadosdurante la epidemia de coronavirus (COVID-19).
El logotipo de Amazon en el centro logístico de la compañía en Lauwin-Planque, en el norte de Francia, el 19 de marzo de 2020. Varios cientos de empleados protestaron en Francia, pidiendo al gigante del comercio electrónico estadounidense para que detuviera las operaciones o respetara el "derecho a retiro" de los empleadosdurante la epidemia de coronavirus (COVID-19). © REUTERS/Pascal Rossignol

La decisión llega después de que la Justicia francesa limitara las ventas de la compañía a solo productos esenciales y de que grupos de empleados denunciaran repetidamente los riesgos asumidos al seguir en actividad durante el confinamiento ordenado para contener la propagación de la pandemia. 

Anuncios

El gigante estadounidense de ventas en línea fue obligado el 14 de abril, por una decisión del Tribunal Judicial de Nanterre, a distribuir solo productos de primera necesidad, a lo que la empresa respondió dos días después cerrando sus locales en todo el territorio francés por cinco días para evaluar los riesgos frente a la pandemia.

“Debemos suspender temporalmente las actividades de nuestros centros de distribución en Francia”, explicó la compañía a través de un comunicado divulgado en Twitter. 

Según lo indicado por la estación de radio France Info, esta decisión no influye en los resultados económicos de la compañía dado que la mayoría de los productos que vende la plataforma vienen de comerciantes independientes y, en lo que respecta a los pedidos hechos antes de esta suspensión, deberán seguir en curso y, los posteriores, serán tratados con retraso.

El sostenimiento de los salarios de los empleados 

De acuerdo con lo explicado por Emilien Williatte, líder de uno de los sindicatos de los empleados de Amazon, fue el Comité Social y Económico de la empresa el que votó por el cierre temporal durante cinco días desde este 16 de abril a las 13 horas de Francia para “limpiar los sitios y detectar riesgos”.

La dirección asegura que, durante estos cinco días, los trabajadores fijos y los temporales, que equivalen a más de 10.000 personas, recibirán el 100% de sus salarios. La empresa “analizó la posibilidad de un desempleo parcial”, pero lo descartó.

Los empleados de Amazon se han quejado, desde que comenzó la pandemia, de falta de protección adecuada y presentaron una demanda contra la empresa ante el Tribunal Judicial de Nanterre.

“El cierre de las bodegas, eso fue lo que pedimos al Tribunal (...) Estaremos pendientes de que se mantengan los sueldos y exigiremos el porte de mascarillas, el fin de la toma de temperaturas que provoca colas que pueden ser más peligrosas así como la instalación de un observatorio de casos de Covid-19 en el grupo y el respeto al derecho de retiro”, explicó a la agencia AFP Laurent Degousée, del sindicato SUD Commerce.

La empresa califica de "vaga" la calificación de "producto esencial"

El Tribunal Judicial de Nanterre determinó que Amazon había, “de manera evidente, descuidado la obligación de seguridad y prevención de salud de sus trabajadores” y le ordenó hacer una evaluación de riesgos con los representantes de los empleados. 

Mientras tanto, pidió a la empresa limitarse a la venta de “productos alimentarios, de higiene y médicos”, so pena de pagar una multa de un millón de euros por día y por infracción.

El grupo admitió haber quedo “perplejo” al conocer la decisión, ya que asegura haber implementado algunas medidas de seguridad como el control de temperatura, el porte de mascarillas y la distancia social y anunció que apelará la decisión aunque esto no le dé derecho a suspenderla. 

La empresa reclamó que, en 24 horas, era imposible limitar sus envíos a solo productos esenciales y que podía distribuir “accidentalmente” algunos elementos no catalogados como parte de esta categoría y, entonces, verse obligada a pagar un millón de euros cada vez que eso ocurriera.

"Teniendo en cuenta la complejidad inherente a nuestras actividades logísticas y la multa de un millón de euros por infracción impuesta por el Tribunal, el riesgo de contravenir la decisión es demasiado alto", comentó la administración de Amazon, para la cual esta acción de la Justicia francesa "probablemente tendrá consecuencias para muchas personas en el país, ya sean miles de empleados, clientes o muchas PYME y VSE que confían en Amazon para crecer ".

Los cinco avisos formales de la inspección del trabajo

Desde el comienzo del confinamiento, los sindicatos criticaron que la empresa aceptara pedidos de productos "no esenciales", como libros, música y productos de belleza. 

Amazon anunció el 21 de marzo que dejaría de cursar esas compras "menos prioritarias" en sus sitios franceses e italianos, pero este concepto no se superpone con el de los llamados "productos esenciales".

La compañía ya había recibido cinco avisos de inspección de trabajo por parte de las autoridades galas, tres de los cuales fueron levantados.

En medio de las tensiones judiciales, la plataforma, que emplea a un tercio de sus cerca de 10.000 empleados como trabajadores temporales en sus seis almacenes franceses, se jacta de haber distribuido más de 127.000 paquetes de toallitas desinfectantes, más de 27.000 litros de gel hidro-alcohólico y más de 1.5 millones mascarillas.

 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24