El ciclismo necesita un calzador para su apretado calendario

Anuncios

París (AFP)

El ciclismo está ante un enorme quebradero de cabeza: con la temporada detenida por la pandemia del nuevo coronavirus y el Tour de Francia aplazado dos meses, ¿cómo conseguir condensar el máximo de pruebas posibles en un corto espacio de tiempo al final de la temporada?

Giro de Italia, Vuelta a España, grandes clásicas, campeonatos nacionales y otras carreras de menos relumbrón pero algunas de ellas también emblemáticas... Todo ello son piezas de un puzzle complicado de realizar, pero la Unión Ciclista Internacional (UCI), la autoridad en la materia, anunció que el nuevo programa de 2020 será fijado "como muy tarde el 15 de mayo".

- Lo que parece seguro:

No habrá carreras internacionales, en el mejor de los escenarios, antes del 1 de julio. Y no habrá carreras del WorldTour, el principal circuito mundial, antes del 1 de agosto.

La UCI prolongó el miércoles la suspensión de esas competiciones por el difícil contexto sanitario que vive el mundo por el COVID-19, que afecta especialmente a países del oeste de Europa, que es precisamente el corazón tradicional del ciclismo.

Como consecuencia de ello, los campeonatos nacionales, previstos en junio, fueron retrasados al fin de semana del 22-23 de agosto, una semana antes de la nueva fecha de salida del Tour de Francia (29 agosto-20 septiembre).

Pero hasta esos campeonatos nacionales pueden tener problemas. Bélgica, por ejemplo, vetó ya los eventos que generen aglomeraciones de gente hasta el 31 de agosto. El campeonato de ese país, que estaba previsto en Anzegem, tendría por lo tanto que disputarse sin público, algo que hace que su disputa quede muy en el aire.

Otro efecto inmediato es que la Vuelta a Polonia (5-11 julio) y la Clásica de San Sebastián (25 de julio), citas del WorldTour, no podrán disputarse en las fechas previstas.

- Las hipótesis:

La Bretaña Classic, que perdió su fecha en beneficio de hacer hueco al campeonato de Francia, y el BinckBank Tour (antes Tour del Benelux), ahora en fechas que entran en competencia con el Tour de Francia, están buscando una nueva fecha. Para la carrera bretona sería justo antes del Tour, mientras que la cita belga y holandesa se disputaría después del Mundial de ciclismo en ruta, que está programado del 20 al 27 de septiembre.

Para las carreras de Quebec y Montreal (11 y 13 de septiembre, respectivamente), la situación se ha puesto muy complicada.

"El Tour tiene preeminencia", admitió al diario La Presse Serge Arsenault, el fundador de estas dos citas canadienses, las únicas de primer nivel organizadas en América del Norte.

Motivos meteorológicos hacen improbable que puedan desplazarse hasta octubre. "No soy un organizador de pruebas de bicicleta sobre nieve", se resigna Arsenault.

- El rompecabezas de octubre:

¿Cómo colocar dos rondas de más de tres semanas en un abanico de unas cinco semanas? El Giro de Italia y la Vuelta a España, las otras dos grandes carreras mundiales por detrás del Tour, necesitan al menos 23 días en el calendario.

En su anuncio ("El Giro se disputará después del Mundial y será seguido de la Vuelta"), la UCI no abordó una coincidencia de fechas que podría resultar inevitable o difícil de esquivar.

Una posibilidad para evitar ese problema podría ser una duración menor de estas rondas. Un problema más teniendo en cuenta que la Vuelta había previsto iniciarse este año lejos de casa, en Utrecht (Holanda), lo que añadía más tiempo de duración para poder realizar el traslado.

Lo que se sabe ya es que el Giro no podrá empezar en Budapest, como pretendía en este 2020.

Otra cuestión a tener en cuenta es que las rondas serían en el otoño italiano y español, con los problemas que ello podría provocar sobre todo en las etapas de montaña, con la posibilidad incluso del cierre de algunos puertos.

Octubre parece además el mes destinado para recuperar la mayor parte de los 'Monumentos', las grandes clásicas, que debían tener lugar en la primavera europea y que han debido ser aplazadas por el COVID-19, que ha perturbado completamente el calendario deportivo.