Saltar al contenido principal

En Reino Unido, el coronavirus golpea más a las minorías

Anuncios

Londres (AFP)

"Cuando mi padre murió del coronavirus, amigos que no llevaban ni mascarilla ni guantes quisieron abrazarnos", cuenta a la AFP Amer Awan, un promotor inmobiliario británico, todavía conmovido por la difícil decisión que tuvo que tomar.

Awan, que vive en Birmingham (centro), resolvió la semana pasada desconectar el respirador que mantenía con vida a su padre Nazir, de 68 años, llegado hace 56 de Pakistán para vivir en Reino Unido.

Para Amer, de 44 años, las tradiciones y la cultura propias a ciertas minorías las hacen más vulnerables a la pandemia que golpea duramente al país.

Pero ello no basta para explicar por qué las comunidades negras, asiáticas u otras minorías étnicas forman un tercio de los pacientes más afectados por el coronavirus en el hospital, según un estudio del Centro de Investigación y Auditoría Nacional sobre Cuidados Intensivos (ICNARC) británico.

Y ello pese a que estas minorías representan solamente al 14% de la población de Inglaterra y País de Gales.

Para el doctor Chaand Nagpaul, que dirige la Asociación Médica Británica, se trata de algo "extremadamente inquietante y perturbador".

"Se nos dice que el virus no discrimina entre los individuos, pero las personas procedentes de minorías étnicas, en especial negros y asiáticos están sobre-representados entre los casos más graves", denunció recientemente este médico en el diario The Guardian.

Lo mismo ocurre en el seno del personal sanitario. Alfa Sa'adu, Jitendra Rathod, Mohamed Sami Shousha, Syed Haider...: los diez primeros médicos muertos del coronavirus en Reino Unido eran todos inmigrantes o hijos de inmigrantes.

"La muerte de estos diez doctores no es una coincidencia", denunciaron varios diputados de la oposición laborista en carta al ministro de Salud, Matt Hancock, en la que reclaman "urgentemente" una investigación gubernamental.

-"Vistos como extranjeros"-

"Trágicamente, las personas que vinieron a hacer su vida aquí constituyen un número desproporcionado de muertos (del coronavirus) en el seno del NHS", el Servicio Nacional de Salud de Reino Unido, admitió el domingo Hancock.

Esto se explica por su fuerte presencia entre el personal médico. Así, los dos enfermeros saludados el domingo por el primer ministro Boris Johnson al dejar el hospital donde fue tratado del covid-19, procedían uno de Portugal y otro de Nueva Zelanda.

Como ellos, 12% de los sanitarios en Reino Unido son inmigrantes, según la Oficina nacional de estadísticas. En Londres, una de las zonas más afectadas por la epidemia, esta proporción llega a 23%.

"Los doctores procedentes de minorías luchan a menudo por recibir un trato igualitario, y son aún vistos como extranjeros por sus jefes, de los que no reciben el apoyo necesario", afirman los diputados laboristas en su carta, apoyándose en un estudio del NHS en el que se constata que son "dos veces menos susceptibles de quejarse", sobre todo ante una falta de material.

- Trabajadores clave -

Del lado de los pacientes, estas alarmantes estadísticas resultan de una mezcla de predisposiciones genéticas y factores socio-culturales.

Las personas procedentes del sudeste de Asia "viven generalmente en lugares más desfavorecidos y están más predispuestos a diabetes o a enfermedades cardiovasculares", explica el doctor Kamlesh Khunti, que dirigió el estudio del ICNARC.

Pero para la doctora Zubaida Haque, las personas procedentes de minorías son sobre todo "más susceptibles de ocupar empleos mal pagados y ser trabajadores esenciales" (repartidores, transporte, personal sanitario, limpieza, etc). Ello los "pone más en contacto con el coronavirus y aumenta el riesgo de enfermedad grave y muerte", según explicó a la BBC.

A ello se añade el hecho de que viven a menudo en "grandes familias". "A veces se puede tener hasta cuatro generaciones viviendo bajo el mismo techo" explica Amer Awan, para quien "algunas personas de nuestras comunidades no se toman en serio" las medidas de distanciamiento social.

Amer, devastado por no poder "abrazar" a su madre tras el fallecimiento de su padre, está, sin embargo, dispuesto a dar el ejemplo: "Debemos actuar, hacer lo correcto, o entonces veremos cómo aumentan las cifras".

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.