Saltar al contenido principal

Los All Blacks aceptan congelar un 50% de sus ingresos

Anuncios

Wellington (AFP)

Los All Blacks aceptaron este jueves congelar un 50% de sus ingresos debido al parón de las competiciones provocado por la pandemia del coronavirus, un gesto que podrían pronto imitar sus vecinos australianos.

La Federación Neozelandesa de Rugby (NZR) y el sindicato de jugadores (NZRPA) llegaron a un acuerdo para congelar una suma de 25 millones de dólares neozelandeses (15 millones de dólares estadounidenses), correspondientes a la mitad de los ingresos (salarios de base, primas...) que quedan por percibir los jugadores de aquí a fin de año.

El acuerdo concierne a todos los jugadores del Super Rugby, el campeonato de franquicias del Hemisferio Sur, incluidos los All Blacks, pero también sus homólogos femeninos de las Black Ferns o los miembros de los equipos de rugby a 7, también con contrato con la NZR.

"La NZR y el NZRPA reconocen la necesidad de actuar ahora con la hipótesis de que el rugby profesional no pueda reanudarse en 2020, incluso si vamos a hacer todo por evitarlo", declara Rob Nichol, director general del NZRPA, en un comunicado conjunto de la federación y del sindicato.

Los ingresos congelados serán "definitivamente perdidos" si las competiciones no pueden reanudarse este año, precisa, añadiendo que serán en cambio pagados a los jugadores si los partidos son de nuevo autorizados.

La federación australiana negocia un acuerdo similar con sus jugadores con contrato.

El gobierno neozelandés debe suavizar ligeramente la semana próxima las medidas tomadas para enfrentar a la pandemia, pero ya ha descartado toda reanudación de eventos con público.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.