Saltar al contenido principal

México extiende por un mes suspensión de actividades no esenciales por COVID-19

Anuncios

México (AFP)

México amplió por un mes, hasta el próximo 30 de mayo, la suspensión de clases y actividades laborales no esenciales en las zonas con mayor propagación del nuevo coronavirus, informó este jueves el presidente Andrés Manuel López Obrador.

En las áreas donde el contagio ha sido menor o nulo la medida se mantendrá hasta el 17 de mayo, indicó el mandatario.

El fin de la suspensión de actividades no esenciales estaba previsto para el 30 de abril en todo el país.

El gobierno también recomendará a los ciudadanos restringir la movilidad de acuerdo con el grado de expansión del virus, cuya primera ola de dispersión en México, calcula, concluirá hacia finales de junio.

En "las grandes ciudades, que son las más afectadas, el reinicio de la actividad educativa (...) de todas las actividades productivas sería a partir del 1 de junio siempre y cuando (...) sigamos cumpliendo con las medidas" recomendadas de confinamiento, dijo el presidente en su habitual conferencia matutina.

Hasta este jueves, México registró 6.297 casos positivos y 486 defunciones por COVID-19.

En casi mil municipios -de un total de 2.464-, el 17 de mayo "se regresa a la normalidad, esto es, regreso a clases y a todas las actividades productivas y sociales, con la única limitación de que los adultos mayores (de esas regiones), las mujeres embarazadas, los enfermos de diabetes, hipertensión, tienen que seguirse cuidando", añadió.

En tanto, el subsecretario de Salud Hugo López-Gatell explicó que existen zonas del país, como la del Valle de México, que incluye a la capital, donde la intensidad de propagación de la enfermedad ya corresponde a la llamada fase 3.

"No estamos en la fase 3 en forma generalizada, pero hemos dicho que dada la (mayor) intensidad de transmisión existen zonas que hay que tratar como fase 3", dijo López-Gatell, para quien el eventual arribo de dicha etapa es "irremediable".

López Obrador aseguró que las medidas que ha tomado hasta ahora, sin toque de queda como en otros países, han tenido buenos resultados por la "responsabilidad" de los ciudadanos al atender el llamado al confinamiento voluntario.

No obstante, López-Gatell señaló que hay "grandes empresas" de sectores no esenciales que han desacatado la suspensión de actividades.

Acusó que "falta la cooperación decidida de otras empresas para que pueda facilitarse el cumplimiento (del aislamiento) por parte de los trabajadores".

López-Gatell expuso que las medidas en México han sido tomadas con base en recomendaciones de expertos de diferentes disciplinas.

Esos científicos aconsejaron también "segmentar la movilidad en el territorio nacional (...), contención geográfica", es decir que los habitantes de las zonas con mayor propagación no se desplacen a las que tienen menos o nula presencia del virus y viceversa.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.