Saltar al contenido principal

Irán aumenta su presencia en el Golfo Pérsico y avisa a EE. UU. que vigile sus movimientos

Dos buques de la Armada de la Guardia Revolucionaria Islámica Iraní pasan cerca de las popas de buques estadounidenses, en el Golfo Pérsico, el 15 de abril de 2020.
Dos buques de la Armada de la Guardia Revolucionaria Islámica Iraní pasan cerca de las popas de buques estadounidenses, en el Golfo Pérsico, el 15 de abril de 2020. © Reuters

Tras el asesinato del general iraní Qasem Soleimani, primero, se vislumbró una posible guerra entre Irán y Estados Unidos. Después, tras la respuesta iraní, Donald Trump aseguró que había "restaurado la disuasión" militar de Irán. Sin embargo, todo apunta a que el parón se debió al coronavirus, después de que esta semana el país persa haya vuelto a la carga.

Anuncios

Una calma tensa parece reinar en la geopolítica mundial. El coronavirus ha propiciado altos el fuego mundiales, dando un respiro a los conflictos. Sin embargo, todavía quedan latentes las rencillas del pasado.

El año 2020 empezó con un conflicto que parecía que iba a marcar un antes y un después. Eso era previo al Covid-19, claro, cuando muchos llegaron a plantear incluso una posible guerra entre Estados Unidos e Irán, después de que los norteamericanos matasen a Qasem Soleimani, comandante de la fuerza élite Quds de la Guardia Revolucionaria de Irán.

A pesar de que el fantasma de un enfrentamiento directo desapareció con la emergencia del coronavirus, esta semana las rencillas volvieron a surgir. Primero, el miércoles 15 de abril, 11 buques de la Guardia Revolucionaria iraní se acercaron a 6 barcos de la Armada y la Guardia Costera estadounidenses, quienes calificaron los movimientos de "peligrosos y provocativos".

Donald Trump había calificado los movimientos militares de enero como el fin del avance militar de Irán.
Donald Trump había calificado los movimientos militares de enero como el fin del avance militar de Irán. © Reuters

Un preámbulo al aviso lanzado, este domingo 19 de abril, por la Guardia Revolucionaria a Estados Unidos sobre sus actividades militares en el Golfo Pérsico. De hecho, la Guardia anunció que la armada iraní había aumentado las patrullas para asegurarse el paso de barcos iraníes y combatir el contrabando de combustible. También precisaron que cualquier error de Estados Unidos "recibirá una respuesta decisiva".

"Aconsejamos a los estadounidenses que sigan las regulaciones internacionales y los protocolos marítimos en el Golfo Pérsico y el Golfo de Omán y que se abstengan de cualquier aventura y de historias falsas", advirtió el cuerpo en un comunicado, en el que además avisó que desde Irán "ven las peligrosas acciones de los extranjeros en la región como una amenaza para la seguridad nacional".

Irán continúa con sus objetivos, a pesar de la crisis de salud pública por el Covid-19

Con una grave crisis de salud pública en el inicio de la pandemia, Irán no parece que vaya a renunciar a sus objetivos geopolíticos. Así lo expresó la experta en Medio Oriente, Ariane Tabatabai, en Twitter.

"Como se esperaba, Irán continúa mostrando músculo en medio de la pandemia mundial, porque a diferencia de lo que los halcones le siguen diciendo, no está disuadido ni está a punto de presionar el botón de pausa en las tensiones con Estados Unidos para centrarse en la salud pública", aseguró.

Estos incidentes evidencian que ya no son vigentes las declaraciones del presidente estadounidense Donald Trump en enero, en las que dijo que había "restaurado la disuasión" de las ambiciones de Irán en la región.

Porque no solo han habido movimientos contra Estados Unidos, el martes, un día antes de las maniobras contra los buques norteamericanos, Irán había abordado un petrolero con bandera de Hong Kong, al que desvió a aguas iraníes antes de liberarlo.

France 24 con Reuters y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.