Saltar al contenido principal

El precio del petróleo estadounidense sufre un desplome histórico por la crisis del Covid-19

Imagen de archivo de una explotación petrolífera en California, Estados Unidos, el 3 de febrero de 2014.
Imagen de archivo de una explotación petrolífera en California, Estados Unidos, el 3 de febrero de 2014. © Frederic J. Brown / Foto de Archivo / AFP

El recorte de la demanda de crudo provocado por la pandemia, el temor por la capacidad de almacenamiento y la proximidad del vencimiento de contratos de mayo alimentan la peor caída de la historia para el precio del petróleo intermedio de Texas (WTI), que cerró en -37,63 dólares el barril.

Anuncios

El mercado del petróleo sufrió un nuevo sacudón histórico este 20 de abril a manos de la crisis desatada por la pandemia del Covid-19. El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) cayó a niveles históricos, afectado por la baja demanda mundial y la cercanía del vencimiento de contratos.

El WTI cotizado en Nueva York para entrega en mayo perdió más de un 300% de su valor respecto del cierre del viernes y finalizó en valores negativos por primera vez en su historia: el precio se ubicó en -37,63 dólares el barril.

La jornada ahonda la tendencia bajista de las negociaciones previas a la apertura del mercado para los contratos que vencen esta noche. Por su parte, los contratos de junio bajaron alrededor de un 11%.

Por su parte, el precio del barril de Brent de Mar del Norte, índice de referencia de Europa, se situó en unos 25 dólares, una caída que ronda el 9%, aunque se diferencia del WTI porque los futuros cambian de mes antes que los estadounidenses. Estos contratos vencen en junio, por lo que los analistas señalan que es mejor comparar su precio con el de los contratos de junio del WTI.

Los inversores temen que la capacidad de almacenamiento esté llegando a su límite

Según los analistas, la abrupta caída se debe al temor por la falta de capacidad de Estados Unidos para almacenar crudo en medio de la profunda reducción de la demanda ante la paralización de actividades como consecuencia del coronavirus.

“El verdadero problema del desequilibrio global de oferta y demanda ha comenzado a manifestarse realmente en los precios”, dijo Bjornar Tonhaugen, analista de la firma Rystad Energy.

“A medida que la producción continúa relativamente indemne, el almacenamiento se está llenando día a día. El mundo usa cada vez menos petróleo y los productores ahora sienten cómo esto se traduce en precios”, agregó.

Por su parte, Louise Dickson, de la misma firma, agregó que “la destrucción intradía del WTI de hoy es épica en escala y muestra la gran inestabilidad de los contratos de mayo de 2020 ante su expiración de mañana y los miedos a que el almacenamiento no se pueda materializar".

En la misma línea, Michael McCarthy, experto de CMC Markets, afirmó que la caída del WTI "evidencia un exceso" de las reservas de crudo en la terminal de Cushing (en Oklahoma, sur de Estados Unidos).

Esta situación ha provocado que el índice de referencia estadounidense se “desenganche” del Brent y “la brecha entre los dos ha alcanzado su nivel más alto en una década", indicó McCarthy.

Asimismo, Sukrit Vijayakar, analista de Trifecta Consultants, remarcó que las refinerías estadounidenses no logran transformar el petróleo crudo lo suficientemente rápido, lo que se traduce en menos compradores y más reservas.

Francisco Lloreda: "Existe un gran temor sobre la capacidad de almacenamiento de crudo"

El acuerdo de la OPEP+ no logra aliviar el desplome del precio del petróleo

Los mercados petroleros han sufrido un desplome durante semanas debido a las restricciones de viaje en muchos países y la parálisis de la actividad económica por las medidas de confinamiento para contener el brote de coronavirus, provocando una reducción abrupta de la demanda.

Mientras que a nivel oferta, el mercado se inundó con crudo a bajo costo como consecuencia del pulso entre Arabia Saudita, miembro destacado de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), y Rusia, que no es parte del bloque sino que es un aliado.

Esta guerra de precios, que tenía como objetivo obtener las máximas acciones, se detuvo a principios de mes, cuando los países de la OPEP y sus aliados (la llamada OPEP+) acordaron una fuerte reducción en la producción diaria de barriles para estimular el mercado.

Pero esto no parece ser suficiente para los inversores. "El mercado no tardó mucho en reconocer que el acuerdo de la OPEP+ no será, en su forma actual, suficiente para equilibrar los mercados petroleros”, advirtió Stephen Innes, de AxiCorp.

Con EFE y AFP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.