Israel: los partidos mayoritarios acordaron un gobierno de coalición con la mira en el Covid-19

Benny Gantz (a la izquierda) y el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu durante un evento el 3 de abril de 2020 en Ashkelon para las eventuales elecciones.
Benny Gantz (a la izquierda) y el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu durante un evento el 3 de abril de 2020 en Ashkelon para las eventuales elecciones. © Ariel Schalit / Reuters

Así lo pactaron el primer ministro Benjamin Netanyahu y el líder opositor Benny Gantz tras un año de parálisis política en el país y tres intentos fallidos por elegir un nuevo mandatario. Aunque la pandemia será la prioridad, Israel no suspenderá sus planes sobre Palestina. 

Anuncios

Israel finalmente tendrá un gobierno de coalición. Los intentos que hubo durante un año para que los dos partidos políticos más grandes lideraran de la mano se concretaron este lunes 20 de abril a raíz de la pandemia de Covid-19. 

La nueva unión del oficialista Likud, bajo el liderazgo del primer ministro Benjamin Netanyahu, y Benny Gantz, líder del partido opositor Azul y Blanco, zanja más de un año de parálisis política. De no lograr el acuerdo, los israelitas hubieran acudido a la cuarta elección en 12 meses debido a que en las votaciones anteriores no hubo un claro ganador. Este resultado inconcluso había ratificado, por defecto, a Netanyahu en el poder de manera provisional. 

Ahora uno de los logros del pacto es que se conoce la fecha concreta en el que el primer ministro dejará su cargo. Uno de los pocos datos anunciados públicamente es que los dos partidos políticos compartirán el poder durante tres años: Netanyahu gobernará en los primeros 18 meses y, luego, Gantz liderará la otra mitad del tiempo. Mientras llega a ser primer ministro, este político de centro será el ministro de Defensa y todos los ministerios se repartirán equitativamente entre los dos espacios. 

Los líderes acordaron también que la prioridad del gobierno será hacer frente a la pandemia, que ya deja cerca de 13.500 contagiados y 173 muertos en Israel. De hecho, el coronavirus fue lo que terminó uniendo a los rivales políticos. Gantz accedió a aliarse con Netanyahu precisamente para atender juntos la emergencia sanitaria. Antes de esto y durante las elecciones fallidas, el líder opositor se había negado a trabajar de la mano con el primer ministro, quien enfrenta tres casos diferentes de corrupción y, concretamente, está acusado por soborno, fraude y abuso de confianza. Las acusaciones también despertaron protestas en Israel contra Netanyahu. 

"No me callaré mientras mi país no cambie su cara", dice el cartel en hebreo en medio de una protesta contra el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, en Tel Aviv el 19 de abril de 2020.
"No me callaré mientras mi país no cambie su cara", dice el cartel en hebreo en medio de una protesta contra el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, en Tel Aviv el 19 de abril de 2020. © Corinna Kern / Reuters

A pesar de sus posturas iniciales, finalmente el acuerdo que lograron las coaliciones hará que Netanyahu comience su juicio el 24 de mayo siendo aún el primer ministro de Israel, un mandato que ha mantenido por cerca de una década.

Aunque el coronavirus estará en el centro de las próximas decisiones oficiales e Israel apenas comenzará a estabilizarse políticamente, todo apunta a que los planes israelitas para extender su soberanía sobre Palestina continuarán e incluso se promoverán, como asegura el pacto acordado este lunes.

De hacerlo, Israel anexaría de facto el territorio palestino que actualmente controlan los militares bajo las órdenes de Netanyahu, que es precisamente la propuesta del acuerdo de paz que puso sobre la mesa Estados Unidos en enero. 

“Dada la estrecha relación de la administración Trump con Netanyahu, tenemos días muy serios y desafiantes por delante”, le dijo a Reuters Hanan Ashrawi, un alto funcionario de la Organización para la Liberación de Palestina. 

Es así como el nuevo panorama de la política en Israel se seguirá ajustando con un pie puesto en la crisis del Covid-19 y otro en sus proyecciones sobre Palestina.

Con AP y Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24