Saltar al contenido principal

Confinada, Nueva Delhi redescubre el cielo azul y respira mejor

Anuncios

Nueva Delhi (AFP)

Con el cierre decretado para luchar contra la pandemia del coronavirus, los habitantes de Nueva Delhi, una de las ciudades más contaminadas del mundo, redescubren un cielo azul además de un aire menos contaminado.

Desde hace un mes, las industrias no funcionan, las obras de construcción están detenidas y los coches han dejado de formar atascos en las grandes arterias.

Una interrupción brusca de la actividad que permitió una mejora progresiva de la calidad del aire.

"Nunca hemos tenido un aire tan limpio", dice a AFP Anumita Roychowdhury, una de las directoras del centro para la Ciencia y el Medio Ambiente de Nueva Delhi. "Es una experiencia increíble, pero tenemos que aprender de ella".

Los organismos de control de la contaminación en India observan una disminución significativa de la contaminación atmosférica en la megalópolis, de 20 millones de habitantes, en esta época del año.

El miércoles, Día de la Tierra, la embajada estadounidense en Nueva Delhi registró una concentración media de partículas finas PM2,5 de 46 microgramos por metro cúbico (μg/m3). Si bien esta concentración representa casi el doble del umbral recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) de 25 μg/m3 en 24 horas, constituye, sin embargo, una buena noticia para la capital, que alcanza picos espantosos durante el invierno.

"Es como la Delhi de hace 20 o 30 años", comenta Krishna Singh, un funcionario. "Es una lástima que apenas se nos permita salir a disfrutar de ello", lamenta.

Muchas ciudades indias también están experimentando mejoras considerables en su medio ambiente. En el estado de Punjab (norte), los habitantes de Jalandhar publicaron en las redes sociales fotografías en las que se veían los picos del Himalaya, generalmente escondidos detrás del polvo y la niebla de contaminación.

El agua del Ganges también se ha saneado enormemente debido a la interrupción de la actividad a lo largo de este río sagrado, informó una agencia pública.

"La pandemia nos enseña que debemos elevar el nivel de respeto y de aplicación de nuestros programas de purificación del aire", subraya Anumita Roychowdhury.

"Estoy orgullosa de que, de alguna manera, la gente haya comprendido el valor que tiene el aire puro y espero que esto cree un movimiento para mantenerlo así".

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.