Saltar al contenido principal

Infraequipados, los médicos rusos son víctimas y vectores del coronavirus

Anuncios

Mytishchi (Rusia) (AFP)

Ante la falta de equipos de protección y diagnóstico, muchos médicos rusos se han convertido en víctimas y a veces vectores de la enfermedad covid-19, según los testimonios recabados por la AFP y los sindicatos.

En Mytishchi, una ciudad de las afueras de Moscú de 250.000 habitantes, la incidencia de la enfermedad es tres veces más alta que la media nacional (32,1/100.000), con 259 casos reportados el lunes, 103,6 por 100.000 habitantes.

Sin embargo, los equipos de protección escasean, cuenta, bajo el anonimato, Olga, médica en una policlínica de la ciudad.

"Nos dan una mascarilla desechable por día, pese a que habría que cambiarla cada dos horas. Estamos obligados a comprarlas nosotros mismos, al igual que los guantes. Y los trajes de protección nunca los hemos visto", denuncia.

Y con la esperanza de que refuerce su sistema inmunológico, esta doctora bebe té de jengibre con limón. "Es todo lo que puedo hacer", dice frustrada.

En estas condiciones, el personal sanitario, desbordado, se ha convertido en vector del nuevo coronavirus, dice, asegurando que la dirección de su clínica lo sabe, pero no hace nada.

- Falta de personal -

"Una de nuestras médicas ha dado positivo, todos hemos estado con ella, pero la dirección (...) no ha puesto a nadie en cuarentena. Si nos pusieran en cuarentena no habría nadie para trabajar", explica Olga.

Andrei Konoval, copresidente del sindicato de médicos "Action", considera que esta situación es lo habitual.

"Faltan medios de protección en los hospitales de prácticamente todas las regiones de Rusia", dice, por lo que a menudo, se evita hacer pruebas de diagnóstico al personal médico por "miedo a la falta de médicos".

Ivan Konovalov, responsable de la Alianza de Médicos, sindicato afín al opositor Alexei Navalny, dijo a la AFP que había recibido "decenas de quejas de médicos que denuncian la negativa de su dirección a someter a diagnóstico al personal sanitario".

En San Petersburgo, segunda ciudad de Rusia con 5 millones de habitantes, la situación no es mejor.

Piotr, médico de reanimación, cuenta a la AFP que la escasez es tan grave que "la administración del hospital ha dicho que no habrá" suministro de equipos de protección.

"Nos enfrentamos al escenario italiano. La comunidad médica espera lo peor", afirma el facultativo, que prefiere no dar su apellido.

Los médicos del hospital Pokrovskaya de San Petersburgo han enviado una carta al gobernador y al fiscal en la que denuncian que las zonas potencialmente infectadas, denominadas "rojas" y las limpias, "verdes", no están identificadas ni separadas en los centros médicos. Según ellos, 27 pacientes y 5 miembros del personal sanitario están infectados.

Un anestesista de este hospital, Serguei Saiapin, cuenta en un vídeo que colgó en internet el 17 de abril que tuvo que comprar su propio equipo de protección.

"La dirección del hospital no ha hecho nada para prevenir el contagio del personal (...) Si yo o alguien de otro servicio cae enfermo, la médica jefa será responsable", advierte.

Al menos 137 trabajadores de los servicios de salud están internados en el hospital Botkin de San Petersburgo, según el médico jefe, Denis Goussev, citado por la agencia pública TASS.

En Ekaterinburgo, en los Urales, un hospital cuenta con 91 pacientes de coronavirus, de ellos 16 son médicos, según TASS.

Moscú, más rico y mejor equipado, parece en general mejor dotado, aunque también hay problemas de aprovisionamiento. En este contexto, el mercado negro en internet de equipos de protección se ha multiplicado.

- Putin promete -

La medicina rusa, como en otras partes del mundo, ha tenido que organizarse con urgencia por la epidemia. Pero la crisis está golpeando un sistema sanitario debilitado por décadas de recortes y reformas polémicas.

El país contaba el martes con 52.763 casos diagnosticados y ha realizado 2,14 millones de tests, pero el ministerio de Salud desconoce el número de sanitarios contagiados.

Vladimir Putin ha prometido equipos de "protección de calidad y eficaces" para todos los profesionales, en una videoconferencia con responsables difundida por televisión el lunes.

Según él, en un plazo breve, Rusia producirá diariamente 3,5 millones de mascarillas quirúrgicas, 280.000 mascarillas y 100.000 trajes de protección.

El ministerio de Salud aseguró que ya ha desplegado dos tercios de las 95.0000 camas previstas para recibir de ahora a finales de abril a pacientes de covid-19.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.