Saltar al contenido principal

Los precios del petróleo se hunden de nuevo en Asia

Anuncios

Singapur (AFP)

El Brent del Mar del Norte cayó este miércoles en Asia más del 12%, por debajo de los 17 dólares el barril, y el petróleo estadounidense borró las ganancias iniciales y también retrocedió en un mercado devastado por la pandemia del coronavirus.

En las primeras operaciones en Asia, el Brent subió debido a informaciones de negociaciones entre los productores, y el crudo estadounidense West Texas Intermediate (WTI) también estaba al alza. Pero la tendencia se invirtió de repente, en una nueva jornada volátil.

El Brent perdió 12,31% hasta situarse en 16,98 dólares el barril. Y el WTI para entrega en junio, que había subido alrededor del 20% en la apertura, caía por la tarde 5% y se situaba en 11 dólares el barril.

"El sentimiento sombrío sin duda mantendrá los precios por los suelos a corto plazo, hasta que veamos la luz al final del túnel con la reanudación progresiva de las actividades económicas, en un punto muerto en todo el mundo", comentó Jingyi Pan, estratega de IG.

El caos en el mercado del crudo "refleja sencillamente la idea subyacente de que no hay demanda para el petróleo físico y de que no hay espacio para almacenarlo", declaró Stephen Innes, de Axicorp.

La crisis del mercado del crudo provocada por la pandemia se ha visto agravada por una guerra de precios entre Rusia y Arabia Saudita, y aunque los dos países terminaron su disputa y alcanzaron con otros productores un acuerdo sobre una reducción de 10 millones de barriles diarios, esto no fue suficiente para calmar la situación.

Stephen Innes añadió que la crisis del petróleo "tiene connotaciones negativas en otros sectores del mercado, en particular los bancos, dado su alto nivel de exposición a los productores estadounidenses de petróleo de esquisto".

El mercado del petróleo se ha derrumbado por las restricciones impuestas en todo el mundo para frenar la propagación de la COVID-19.

Como el transporte está limitado y muchas fábricas han interrumpido la actividad, la demanda energética se ha hundido. Las refinerías ya no compran tanto crudo.

El precio del barril de WTI para entrega en mayo, que expiró el martes, cotizó el lunes por debajo de cero por primera vez. Los inversores se vieron obligados a pagar a los compradores para que lo adquirieran y deshacerse así de los barriles.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.