Saltar al contenido principal

Putin sigue perdiendo popularidad mientras elimina los límites a su mandato

Archivo: El presidente ruso Vladimir Putin durante una ceremonia en el monumento de Mamayev Kurgan, en la ciudad de Volgogrado el 2 de febrero de 2018.
Archivo: El presidente ruso Vladimir Putin durante una ceremonia en el monumento de Mamayev Kurgan, en la ciudad de Volgogrado el 2 de febrero de 2018. Maxim Shemetov / Pool / AFP

Las opiniones de los rusos hacia el presidente Vladimir Putin se han vuelto más negativas por tercer año consecutivo. El dato llega justo en un momento en el que la pandemia del coronavirus ha 'congelado' los cambios constitucionales que le permitirían extender su gobierno hasta 2036. 

Anuncios

Según una encuesta publicada por el Centro Levada (independiente) divulgada el pasado 14 de abril, las simpatías por el presidente Vladimir Putin han caído más entre los jóvenes. La proporción de encuestados que dijeron ver al líder ruso con admiración o simpatía fue del 29% en la última encuesta de Levada, frente al 32% en octubre de 2019 y el 42% en abril de 2017. 

El próximo ‘examen’ que afronta el presidente ruso son las elecciones parlamentarias del año que viene. Y en ese aspecto las cosas marchan mejor. Las preferencias de voto por el partido gubernamental Rusia Unida han subido desde el 33% del mes pasado hasta un 36% en el actual a pesar de la zozobra de la pandemia.

El Partido Comunista es segundo y pierde apoyo hasta quedarse con un 12,8%. De hecho todos los partidos, salvo el de Putin, pierden. Y crece el grupo de indecisos, según datos de Centro de Opinión Pública. 

Hay dos grandes grupos de ciudadanos rusos que le ponen rostro al desgaste político de Putin

Como explica Kirill Rogov, analista de Polit.ru y coautor de ‘The New Autocracy: Information, Politics, and Policy in Putin's Russia’, existen dos tipos de ciudadanos opuestos al Gobierno: “Uno tiene más visión y suelen ser liberales residentes de las grandes ciudades; el otro proviene de las provincias deprimidas y capas sociales empobrecidas. Sus agendas y sus expectativas son tan diferentes que por lo general no son capaces de hablar con una sola voz”. 

El presidente ruso, Vladímir Putin, envió un mensaje de felicitación en la Pascua Ortodoxa y aseguró que "con la ayuda de Dios", se superará la pandemia de Covid-19. 19 de abril de 2020.
El presidente ruso, Vladímir Putin, envió un mensaje de felicitación en la Pascua Ortodoxa y aseguró que "con la ayuda de Dios", se superará la pandemia de Covid-19. 19 de abril de 2020. © Sputnik / Reuters

El índice de aprobación de Putin alcanzó un máximo histórico del 87% después de que Rusia se anexionase Crimea en 2014, pero ha estado cayendo lentamente desde entonces. El presidente lleva 20 años al frente del país, y afronta una ‘fatiga demoscópica’ en parte porque promulgó reformas controvertidas de pensiones y la economía rusa se estancó.

“Putin tiene un problema de popularidad, y el Kremlin lo sabe”, explica el opositor Vladimir Kara-Murza, que cree que el principal problema para el Kremlin radica en los próximos años, porque una parte de la base que apoya al presidente puede ver la prolongación de su poder como una violación de la confianza. 

El factor coronavirus también pesa en el examen final

Sus dudas ante el coronavirus también le pasan factura. Rusia fue de los primeros países en reaccionar. Las cifras de infectados por el coronavirus han crecido a un ritmo más lento y la única gran ciudad con la población confinada es Moscú. Putin ha preferido decretar vacaciones para el mes de abril y dejar que el alcalde de la capital, Serguei Sobianin, controle lo más delicado de la crisis. La pandemia del coronavirus es también el examen final para el ‘putinismo’. 

Lo más delicado ahora es que el virus ha dejado en suspenso el último trámite para poner a cero el contador de mandatos de Putin y permitirle presentarse en 2024: el referendo que debería haberse celebrado el 22 de abril queda aplazado sin fecha por culpa de la pandemia. Si Putin sigue hasta 2036, superaría a Stalin en permanencia en el poder.

El pasado 10 de marzo, mientras respaldaba en el Parlamento la prolongación de su mandato en 2024, Putin pidió a los rusos “la mayor disciplina y responsabilidad” ante el coronavirus. La crisis sanitaria ahora está en el centro del debate, pero el Centro de Opinión Pública ha difundido un sondeo según el cual un 64% de los rusos votará a favor de las enmiendas presidenciales. 

“Hay países como Kazajistán o Uzbekistán donde las sociedades han aceptado una presidencia sin límites. Pero la sociedad rusa es poco probable que reaccione de la misma manera”, insiste Rogov. 

"Veremos el primer acto del nacimiento de un nuevo mundo"

Pero la batalla del Coronavirus puede cambiar el lugar de Rusia en el mundo, y generar un segundo ‘efecto Crimea’ que haga subir a Putin.

“Hasta ahora, los Tres Grandes estaban asociados solo con los nombres Stalin, Roosevelt y Churchill. Pero muy pronto puede esto puede tomar una nueva versión”, explica el analista de la agencia estatal RIA Novosti, Peter Akopov, que cree que China ocuparía el lugar de Reino Unido. Sería un mundo un poco más oriental, menos anglosajón y con la democracia cuestionada como único sistema válido. Akopov cree que esto será “después de que Trump sea reelegido presidente de los Estados Unidos, cuando veremos el primer acto del nacimiento de un nuevo mundo”.

Archivo: El presidente ruso Vladimir Putin y su homólogo estadounidense Donald Trump en la cumbre del G20 en Hamburgo, Alemania, en julio de 2017.
Archivo: El presidente ruso Vladimir Putin y su homólogo estadounidense Donald Trump en la cumbre del G20 en Hamburgo, Alemania, en julio de 2017. © AFP

La enmienda que permite a Putin seguir en el poder fue propuesta por la diputada Valentina Tereshkova. Fue la primera mujer en el espacio y es un icono nacional desde los tiempos de la URSS. No había mejor mano para arrojar ese guante en favor de la eternidad presidencial.

Ahora Rusia se encamina a retrasar su transición más importante desde el fin de la URSS. Todo ello seis años antes de que suene el pitido final del que —atendiendo a la Constitución todavía vigente— debía ser el último mandato de Putin. 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.