Saltar al contenido principal

La coalición árabe extendió el alto el fuego en Yemen durante un mes

Imagen de archivo de un policía cerca del puerto de Adén, en Yemen, el 16 de noviembre de 2019.
Imagen de archivo de un policía cerca del puerto de Adén, en Yemen, el 16 de noviembre de 2019. © Fawaz Salman / Reuters

La coalición liderada por Arabia Saudita informó que el alto el fuego unilateral en Yemen seguirá en vigor los próximos 30 días con el fin de apoyar los esfuerzos para contener la pandemia del Covid-19. 

Anuncios

Yemen tendrá al menos cuatro semanas más de tregua de la coalición árabe, que interviene a favor de las fuerzas leales al presidente Abdo Rabu Mansur Hadi y enfrenta a los rebeldes hutíes, alineados con Irán. Así lo informó la agencia de prensa estatal saudita (SPA), al citar a un portavoz de la coalición que había declarado un cese el fuego unilateral el pasado 10 de abril, en gran parte a causa de la pandemia del nuevo coronavirus Covid-19, que ha cobrado la vida de más de 190.000 personas y contagiado a casi 2,8 millones de personas en el mundo.

El anuncio coincide con el inicio del mes sagrado del Ramadán para la religión del Islam y el mundo musulmán que comenzó este viernes 24 de abril. Asimismo, llega después de que el enviado especial de las Naciones Unidas (ONU) para Yemen, Martin Griffiths, pidiera a las partes en conflicto desde 2014 poner fin al sufrimiento del pueblo yemení y dejar las armas "guiados por el espíritu del mes sagrado" musulmán. 

El portavoz de la coalición árabe, Turki al Malki, detalló que la decisión de la alianza se basa "en la petición del enviado especial de Naciones Unidas de un alto el fuego para dar la oportunidad para progresar en las negociaciones entre las dos partes en torno a un alto el fuego definitivo". La intervención de la coalición árabe hace cinco años ha causado un prolongado y enquistado conflicto armado, que ha derivado en la mayor crisis humanitaria del planeta, según la ONU.

"La coalición reafirma que todavía existe la oportunidad para que todos los esfuerzos lleven a un alto el fuego global y duradero en el Yemen, y a acordar medidas serias, concretas y directas para aliviar el sufrimiento del pueblo yemení", afirmó Al Malki. De igual manera, el portavoz de la coalición árabe señaló que el coronavirus es uno de los motivos detrás de la decisión de prolongar el cese de hostilidades.

Yemeníes cantan consignas mientras sostienen rifles de asalto Kalashnikov durante una reunión tribal en la capital de los rebeldes hutiés en Saná, Yemen, en septiembre de 2019
Yemeníes cantan consignas mientras sostienen rifles de asalto Kalashnikov durante una reunión tribal en la capital de los rebeldes hutiés en Saná, Yemen, en septiembre de 2019 © Mohammed Huwais / AFP

Los episodios de violencia no cesaron durante el cese el fuego de dos semanas y hay temor sobre que se repita la situación el siguiente mes

Sin embargo, los rebeldes hutíes, que expulsaron al gobierno respaldado internacionalmente por Arabia Saudita del poder en la capital del país, Saná, a fines de 2014, quieren un levantamiento de los bloqueos aéreos y marítimos impuestos por la coalición a las regiones que controlan antes de acordar un alto el fuego, según dijeron fuentes a la agencia de noticias Reuters.

Por eso durante las pasadas dos semanas hubo episodios de violencia en varias provincias del país, de los cuales ambas partes se acusaron mutuamente, lo que aumenta el temor de que este nuevo cese el fuego unilateral de un mes pueda llegar a fracasar, la guerra continúe y genere la destrucción de la ya debilitada capacidad de Yemen para combatir el coronavirus.

El secretario general de la ONU, António Guterres, pidió el mes pasado el cese el fuego en los conflictos en todo el mundo para permitir que los países se concentren en erradicar la pandemia del Covid-19. Si bien Yemen ha informado solo un caso confirmado del nuevo coronavirus, los grupos de ayuda temen un brote catastrófico si la enfermedad se propaga entre una población con desnutrición aguda en un país sin capacidades de prueba adecuadas. Por eso Griffiths solicitó también a las partes en conflicto "coordinar los esfuerzos en ayudar al país a responder a la pandemia y otras necesidades urgentes" de su población.

La gente inspecciona los daños causados por las inundaciones en una calle de Adén, en Yemen, el 22 de abril de 2020.
La gente inspecciona los daños causados por las inundaciones en una calle de Adén, en Yemen, el 22 de abril de 2020. © Wael al-Qubati / Reuters

Además de la llegada del Covid-19 a Yemen, el país árabe está siendo azotado desde mediados de marzo por lluvias torrenciales que han causado graves daños y más de una veintena de muertos, y que suelen traer consigo el aumento de enfermedades contagiosas como el cólera y el dengue.

Con Reuters, AP y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.