Saltar al contenido principal

La OMS anuncia una alianza para garantizar que la vacuna contra el Covid-19 sea para todos

El director general de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus, el 11 de marzo de 2020 en Ginebra
El director general de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus, el 11 de marzo de 2020 en Ginebra Fabrice Coffrini AFP/Archivos

El denominado "Acelerador ACT " reúne a varios de los países más poderosos con diferentes federaciones farmacológicas para avanzar en el desarrollo de una vacuna y, además, asegurarse que cuando esta exista, se distribuya de manera equitativa por todo el mundo. Sin embargo, desde ya, a algunas grandes potencias parece no gustarles el plan. 

Anuncios

Acelerar el desarrollo de una vacuna contra el nuevo coronavirus y que sea para todos. Eso es lo que quiere la Organización Mundial de la Salud (OMS) y por eso, el viernes 24 de abril anunció el ‘Access to Covid-19 Tools Accelerator’, también llamado el Acelerador ACT. 

El objetivo de esta alianza entre países de Europa, América Latina, Asia y África, así como federaciones de fármacos, es que todas las naciones, incluso las más pobres, puedan tener el mismo acceso a las pruebas para detectar el coronavirus y que también puedan obtener el tratamiento cuando este se descubra. 

Experiencias anteriores han mostrado que no siempre las vacunas están al alcance de todos, según Tedros Adhanom Ghebreyesus, el director de la OMS, quien advirtió que "no podemos permitir que eso pase". Así ocurrió con el tratamiento de la gripe H1N1 en 2009, que fue mejor distribuido en los países ricos.

Y es que cada vez hay más esperanza sobre una eventual vacuna. Actualmente, hay cinco tratamientos que ya están siendo ensayados en humanos: el de CanSino Biologics de China, el de Inovio Pharmaceuticals que comenzó en Estados Unidos, el de los Institutos Nacionales de Salud de ese mismo país, el de la Universidad de Oxford en Reino Unido y el que se aprobó esta semana en Alemania, liderado por la germana Biontech y la estadounidense Pfizer.

Además, alrededor de 100 tratamientos están siendo desarrollados en todo el mundo, según Seth Berkley, el gerente de la alianza de vacunas GAVI, que lidera campañas de inmunización en países pobres. 

El director de la OMS explica que la idea del Acelerador ACT es que se combine “el poder de varias organizaciones para trabajar con velocidad y a gran escala”. En esta pelea, la OMS no está sola, pues además de los países aliados, hay varios poderosos que comparten el liderazgo con la organización mundial. El presidente francés, Emmanuel Macron, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, el presidente sudafricano, Cyril Ramaphosa, y los multimillonarios estadounidenses Bill y Melinda Gates, se unieron a la iniciativa. 

De hecho, von der Leyen precisó que esta idea puede hacerse realidad a través de un compromiso global para que a principios de mayo se logren recaudar 7,5 mil millones de euros.

Una mujer sostiene una botella etiquetada como "Vacuna COVID-19" y una jeringa médica. 10 de abril de 2020.
Una mujer sostiene una botella etiquetada como "Vacuna COVID-19" y una jeringa médica. 10 de abril de 2020. © Dado Ruvic / Reuters

Además, la canciller alemana Angela Merkel prometió su apoyo y, al igual que la OMS, considera que los exámenes y las vacunas deben ser considerados “bienes públicos” a los que puedan acceder todas las regiones del mundo.

Por parte del sector privado, se comprometieron a apoyar la iniciativa la Federación Internacional de Fabricantes de Productos Farmacéuticos, la Asociación de Medicamentos Genéricos y Biosimilares, y la Red de Fabricantes de Fármacos de Países en Desarrollo.

Una iniciativa mundial sin todos los países más poderosos

A pesar de que la intención es unir esfuerzos a lo largo y ancho del planeta, en la reunión virtual para lanzar el Acelerador ACT hubo grandes ausentes como China, India, Rusia y Estados Unidos.  

Un vocero estadounidense en Ginebra, Suiza, le aseguró a la agencia Reuters a través de un correo electrónico que, aunque no atendieron la comitiva, “no debería haber ninguna duda sobre nuestra continua determinación de liderar en asuntos de salud global, incluida la actual crisis del Covid-19”.

Sin embargo, el funcionario resaltó lo que ellos consideran como la "falta de eficiencia" de la OMS. Esto coincide con las críticas públicas que le ha hecho el presidente estadounidense Donald Trump al organismo al que tildó como un "aliado de China" durante la pandemia. El mandatario estadounidense también anunció recientemente su decisión de suspender temporalmente el financiamiento que aporta su país a la OMS. 

Con Reuters y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.