Cultura

Cultura en confinamiento #3: el coronavirus no frena la fiesta del libro y la literatura

© Cultura / France 24

El Covid-19 habrá golpeado a toda la cadena del libro, pero no podrá con él, ni con su mes de abril. Porque la falta de ferias, presentaciones y rosas se ha suplantado por eventos virtuales como la #FilboEnCasa, un tributo a Ray Bradbury (#FILGuadalajara) o el actor de Profesor X leyendo a Shakespeare. Siempre recordaremos esta atípica oda al libro, a la que Antonio Ballesteros agrega pandemias literarias. La lista va desde la 'Ilíada' a una novela sobre un virus en Wuhan.

Anuncios

El libro, por definición, es un objeto, una cosa fría. Literalmente "un conjunto de hojas unidas por uno de sus lados". Y hasta ahí alcanzaría su significado si no fuera por nuestra unión con ellos. Cuando esa fricción se produce surge la magia, y el libro que era solo hojas pasa a ser literatura, y también guía del mundo, así como una puerta hacia otras realidades que abrigan, sobre todo, en soledad.

Es por este encuentro, por este proceso entre nosotros y los libros, que este Día Mundial del Libro y los Derechos de Autor no murió pese al coronavirus. Claro que este abril literario (que en muchos países inicia en febrero y va más allá de junio) será recordado como el más atípico y extraño: sin ferias, sin novedades editoriales, sin presentaciones de autores ni rosas. Pero fueron muchos los que lo salvaron, y lo siguen salvando, promoviéndolo como luz en la oscuridad de esta pandemia. 

Así lo está haciendo la Feria Internacional del Libro de Bogotá con su reconvertida #FilboEnCasa. Una representación de lo que tenía que haber sido feria trasladado a una web con decenas de actividades propias y de expositores, que durarán hasta el 5 de mayo, en un horario de 9:00 de la mañana a 9:00 de la noche (hora local). 

La oscuridad derrite el egoísmo: poesía, lectura y performance En esta charla, el público podrá conocer un panorama de la poesía finlandesa actual de la mano de dos de sus figuras claves: la escritora y traductora Zoila Forss, responsable por dar a conocer en América Latina a una variedad de escritores finlandeses; y la poeta Inger-Mari Aikio, miembro de la comunidad indígena sami, del norte de los países nórdicos. Ambas hablarán sobre poesía, cuerpo y performance, así como un elemento transversal a gran parte de la poesía finlandesa: la naturaleza.

Publiée par Filbo Feria del Libro sur Vendredi 24 avril 2020

¿Con qué ventaja? Todos, de cualquier parte del mundo, más allá de Colombia, estamos invitados a visitar contenidos infantiles/juveniles, académicos y de interés general. "Tenemos literatura indígena, teatro, música e ilustraciones en vivo. Tenemos lecturas en voz alta en las mañanas y en las noches. Varios escritores y actores se conectarán a través de Instagram para leer a la gente, y habrá charlas sobre migración, feminismo, cambio climático, y paz y reconciliación", todo con la finalidad, según explicó a France 24 su directora Sandra Pulido, "de entender que esta crisis es la primera para todos y que juntos estamos intentando buscar y planificar soluciones inmediatas a corto, mediano y largo plazo".

Al conocer esta crisis sanitaria, lo primero que invadió a la FILBO, como a otras ferias canceladas y postergadas para 2021, fue la tristeza "de estar entrenando" para algo que por ahora no podrá ser. Pero luego se llenó de ánimo y pensó en "el alcance" de llevar hasta las redes estos eventos: "Hace poco alguien me preguntaba si esto no abre una ventana que los organizadores de ferias no veíamos. Y sí, nosotros alguna vez no quisimos hacer una entrevista con un autor que no podía venir, pensando en que la gente no estaba preparada para entrar en un salón y ver una pantalla", confiesa Pulido.

Hoy esa pantalla es la que está manteniendo la llama en torno al libro y a la literatura, la única vía para "reflexionar sobre su futuro" y "hacerle el mayor homenaje, con lecturas y con palabras que viajen". Y con Sandra Pulido coinciden tanto la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires (Argentina) como la FIL de Guadalajara (México). Mientras la primera, mediante su Fundación El Libro, ha hecho un video-tributo a más de 30 obras de autores argentinos, así como una cronología del libro en el país "para reflexionar sobre la tradición y potencialidad de la edición, que hoy más que nunca demanda apoyo"; la segunda ha apostado por que leamos, por que leamos mucho, y abracemos los libros.

Así está contribuyendo, y contribuirá la FIL de Guadalajara, que promete varios "encuentros virtuales" en sus cuentas. Por ahora, su primer evento fue celebrar a Ray Bradbury y su 'Crónicas marcianas', a partir de una lectura colectiva con más de 200 lectores en streaming, así como un concurso de relatos sobre 'lo que cuentan los marcianos', pronto disponible en forma de libro en su plataforma. De nuevo, tenía que haber sido una fiesta al aire libre en la que "recordar la importancia de la lectura", "pero las circunstancias nos obligaron a hacerlo virtual, experimental. Esto es totalmente nuevo, pero despierta la creatividad", dijo a France 24 su directora Marisol Schulz. 

Una creatividad que se vio ante una "coincidencia apabullante" y un mundo de confinamiento. Porque no eligieron el centenario del nacimiento de Bradbury por la cuarentena. Lo eligieron mucho antes de esta, constatando que una vez más la realidad supera la ficción, incluida la ciencia ficción del escritor de 'Fahrenheit 451': "En este momento, nuestra realidad ya no es la que teníamos hace uno o dos meses. Y eso me llama la atención, lo que estamos viviendo en paralelo con el universo literario".

Además de eventos literarios, obras para entender estos tiempos

De Bradbury, Marisol reconoce no solo su compañía, sino su 'timing' al traer "temas que nos pueden sacar emocionalmente de las circunstancias en las que estamos" y a la vez "rescatar la memoria", ya que "con esta pandemia lo que me da miedo es el regreso de pensamientos autoritarios (como los de 'Fahrenheit 451'), el ser estrictos y romper con los derechos humanos. Y Bradbury da en el renglón".

Si bien, como Bradbury, muchos autores y muchas obras dieron antes con el renglón, conformando incluso una literatura que podríamos llamar de crisis y pandemias parecidas a la nuestra y que, como apuntábamos, son guía para caminar en estos tiempos. Por ella, agarrados de la mano nos lleva uno de sus estudiosos, el catedrático de Filología Inglesa en la UNED, Antonio Ballesteros, a quien este tema siempre le "ha resultado fascinante (…) no por una cuestión morbosa, sino porque nos ayuda a comprender, a comprendernos".

01:37

Ballesteros nos adentra en esta relación literaria con la enfermedad invocando primero a la Biblia y a Kasap-aya, además de la 'Ilíada' de Homero, 'Edipo rey' de Sófocles, 'De rerum natura' de Lucrecio y el 'Decamerón' de Boccaccio "que tiene precisamente como catalizador la peste que se desencadena en Italia (en Florencia en 1348), durante la cual un grupo de amigos se juntan y cuentan historias para entretener el confinamiento en el que muchos nos encontramos".

"A partir de ahí, Edgar Allan Poe hace una relectura de Boccaccio con el relato de 'La máscara de la muerte roja', mientras que William Shakespeare tiene obras relacionadas con la peste bubónica que asolaba cíclicamente a la entonces Inglaterra. Pero quizás, la obra más significativa es el 'Diario del año de la peste' de Daniel Defoe, así como 'La peste' de Albert Camus, que como decía la escritora Susan Sontag en su libro 'La enfermedad y sus metáforas' esta se convierte en símbolo, en este caso de la ocupación nazi".

Pero hay muchos más ejemplos: entre ellos, nuestro invitado Antonio Ballesteros nos nombra 'Ensayo sobre la ceguera' de José Saramago, "donde aparece esta epidemia de ceguera también simbólica de la condición humana, que muchas veces no ve lo que realmente es importante en la vida"; 'La historia interminable' de Michael Ende, "una historia de epidemia de la nada, que trata de acabar con la imaginación, que nos salva"; o la más clásica y reconocida relación entre vampiro y epidemia, desde 'El vampiro' de John William Polidori a 'Our Vampires, Ourselves' de Nina Auerbach.

"Todo el vampirismo, desde el vampiro en el folclore, ha estado relacionado con la enfermedad, y cada vampiro ha representado a la humanidad en una determinada etapa. Primero, en el de Polidori, como esa maldad romántica del alma (…) luego como una enfermedad que viene del otro, de otro lugar, que no se acepta como propia (…) y después esa identificación con la porfiria y la sífilis en el 'Drácula' de Bram Stoker, la gran epidemia de ese momento y que él mismo sufrió (…) sin olvidar la unión entre el vampiro y el judío y el dinero, y el vampiro y el sida. Me imagino que pronto saldrán otras recreaciones vampíricas relacionadas con el Covid-19".

Si ante las recomendaciones de Ballesteros sienten esa emoción de querer leerlo todo, sepan que hay una última y explosiva guinda. Anoten Dean Koontz y 'Los ojos de la oscuridad'. "Es tremendamente profética porque narra una epidemia que aparece en Wuhan. Es increíble, es de 1981, y ahora se está reeditando a marchas forzadas. A veces es la vida que imita la literatura y no la literatura que imita la vida", sentencia Ballesteros quien acaba de editar en español 'El último hombre' de Mary Shelley, obra que también entra en este universo que inspira y a la vez recrea nuestros miedos.

Como ven, la literatura, ya sea en formato físico, digital o con eventos virtuales nos acompaña una vez más en otra crisis. Sin olvidar que, si queremos seguir sintiendo que otras puertas se nos abren, hay que apoyarla. En pequeñas librerías, en mercados literarios, pensando en quienes forman la industria, para que así la fiesta nunca pare.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24