Saltar al contenido principal

Los chinos vuelven a clases y Europa avanza en su prudente salida del confinamiento

Anuncios

Pekín (AFP)

Los alumnos de secundaria de las dos ciudades más grandes de China volvieron este lunes a clase y algunos países europeos daban nuevos pasos en su prudente salida del confinamiento impuesto por el nuevo coronavirus, que continúa teniendo al mundo en vilo a la espera de una vacuna o remedio.

La pandemia, que ha dejado ya más de 200.000 muertos con cerca de tres millones de contagios en todo el planeta, comienza a parecer bajo control en los cuatro países europeos más afectados, Italia, España, Francia y el Reino Unido.

Todos mostraron el domingo balances diarios de muertos en fuerte baja: 288 muertos en España, 260 en Italia, 242 en Francia y 413 en el Reino Unido, cifras que no se veían desde finales de marzo.

El país del mundo más afectado por el nuevo coronavirus, tanto en número de muertos como de contagios, es Estados Unidos, que el domingo por la noche informó de 1.330 decesos más en las últimas 24 horas.

- Peluquerías en Suiza y escuelas en Noruega -

En Europa, destacaron este lunes la reapertura de comercios en Suiza, la vuelta a la escuela de los más pequeños en Noruega y el regreso al trabajo del primer ministro británico Boris Johnson.

En la primera fase, y siempre respetando los controles de seguridad, podrán abrir en Suiza peluqueros, fisioterapeutas, médicos, salones de masaje, floristas, jardinerías y guarderías.

En España, tras seis semanas encerrados en casa, los niños pueden salir de nuevo a la calle desde el domingo, con algunas restricciones, como la de no tener contactos. El confinamiento fue prorrogado hasta el 9 de mayo incluido y el martes gobierno de Pedro Sánchez el presentará un plan de levantamiento progresivo de las restricciones.

En Francia, también el martes, el primer ministro Edouard Philippe hará pública su "estrategia nacional del plan de salida del confinamiento" que debería empezar el 11 de mayo con la polémica reapertura de las escuelas. Italia dará detallas esta semana de su plan a partir del 4 de mayo, aunque las escuelas permanecerán cerradas hasta septiembre.

En Londres, Boris Johnson, que sufrió el coronavirus, volvió este lunes al trabajo y dijo que si bien el Reino Unido "empezó a invertir la tendencia" de la pandemia, debe "seguir adelante" con el confinamiento.

"Gracias a nuestra determinación nacional colectiva (...) es como hemos empezado a invertir la tendencia", dijo en su primera comparecencia desde que salió del hospital el 12 de abril. Sin embargo, afirmó no poder precisar "cuan rápido o despacio o incluso cuándo" se levantará el confinamiento en el país, que ha registrado hasta el momento 21.000 muertos en hospitales debido al coronavirus.

Noruega volvió a abrir las escuelas para los más pequeños el lunes. Una semana después de la reapertura de las "barnehager" (prescolar) los niños de entre seis y diez años podrán volver a las clases, limitadas sin embargo a 15 alumnos.

- "Les echaba mucho de menos" -

En China, donde el coronavirus apareció a finales de 2020, los estudiantes de secundaria de Pekín y Shanghái volvieron el lunes a clase bajo grandes medidas de seguridad, con mascarillas y controles de temperatura, tras cuatro meses de vacaciones por la pandemia.

"Estoy contenta, hacía demasiado tiempo que no había visto a mis compañeros de clase", explicó a la AFP con una sonrisa Hang Huan, de 18 años, frente al colegio secundario Chenjinglun, en el este de la capital china. "Les echaba mucho de menos".

En Pekín solo los estudiantes de último año de secundaria fueron autorizados a volver a clase este lunes para preparar el 'gaokao', el temido examen de entrada a la universidad. En Shanghái los alumnos del ciclo de secundaria inferior también retomaron las clases.

La mayoría de escuelas primarias y de universidades de China siguen sin embargo cerradas.

China logró contener la propagación del virus, que oficialmente dejó 4.633 muertos en el país. Pero ahora teme una segunda ola de contaminación con los casos "importados", en su mayoría de chinos que vuelven al país.

- Trump hace una pausa en sus ruedas de prensa -

En Estados Unidos, el presidente Donald Trump no dio el domingo su habitual rueda de prensa sobre el coronavirus tras los sarcasmos provocados por su recomendación ("irónica", según él) de inyectar desinfectante en el cuerpo de los pacientes.

Trump se limitó a sus diatribas habituales contra la prensa en Twitter asegurando que los rumores de despido del secretario de Sanidad, Alex Azar, solo son "fake news".

Los medios "están desesperados por crear una impresión de caos", escribió en Twitter.

Algunos estados del país preparan la vuelta al trabajo. En Nueva York parte de la actividad manufacturera y las obras de construcción podrían reactivarse a partir del 15 de mayo.

Para sobrevivir, los "food trucks" (camionetas donde se prepara comida) van ahora a buscar a sus clientes allí donde están confinados.

"No gusta cocinar pero echamos de menos la diversidad de los restaurantes de la ciudad, por eso hicimos una pequeña locura", dice Elise Blake, una profesora de música de 37 años, que hizo un pedido en Dirty South Deli, un "food truck" que aparcó en su calle en Brookland, un barrio residencial de Washington.

- Colas para comprar Cerveza en Perú -

Pero el retorno a la normalidad no gusta a todo el mundo. En Perú, el presidente Martín Vizcarra criticó el domingo las largas colas comprar cerveza en las que no se respeta la distancia de seguridad.

"Parecía que era un sábado de fiesta al menos en esa urbanización. No hay todavía la conciencia real de la magnitud del problema", dijo el presidente.

Perú tenía el domingo 728 muertos por el coronavirus y el confinamiento durará hasta el 10 de mayo, con toque de queda nocturno y cierre de las fronteras.

En Brasil, el cacique Raoni Metuktire, figura emblemática de la lucha contra la deforestación de la Amazonía, hizo el domingo un llamamiento internacional de donaciones para que los pueblos indígenas de Brasil puedan sobrevivir en aislamiento durante la pandemia.

Por su parte, el mundo musulmán entró el lunes en su cuarto día de ayuno del ramadán pero sin rezos colectivos ni comidas compartidas porque las puertas de las mezquitas están cerradas y las reuniones familiares prohibidas, aunque en países como Pakistán muchos ignoran estas medidas.

Arabia Saudita levantó parcialmente el lunes su toque de queda total, excepto en la ciudad santa de La Meca.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.