Saltar al contenido principal

Venezuela nombra ministro de Petróleo a alto funcionario sancionado por EEUU

Anuncios

Caracas (AFP)

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, nombró ministro de Petróleo a Tareck El Aissami, alto funcionario sancionado por Estados Unidos, y presidente de la estatal PDVSA a Asdrúbal Chávez, familiar del fallecido expresidente socialista Hugo Chávez, según decretos divulgados este lunes en la Gaceta Oficial.

El Aissami, vicepresidente para el área económica, "queda facultado" para la "reestructuración y reorganización" del ministerio, indica el documento, en momentos en que los precios del crudo colapsan por la caída de la demanda en medio de la pandemia de coronavirus y la producción venezolana sigue a la baja.

El nuevo ministro de Petróleo está entre las decenas de colaboradores de Maduro que han sido sancionados por la Casa Blanca, que presiona para tratar de desplazar del poder al gobernante socialista.

El Aissami está entre los funcionarios que fueron acusados formalmente de "narcoterrorismo" por la Justicia estadounidense el 26 de marzo, incluido Maduro, con millonarias recompensas ofrecidas por información que conduzca a su captura.

Estados Unidos ofreció 15 millones por Maduro y 10 por El Aissami.

Por su parte, Asdrúbal Chávez fue designado presidente de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA).

El nuevo jefe de la compañía -primo del expresidente Chávez (1999-2013)- dirigió Citgo, filial de la empresa en Estados Unidos, cargo que desempeñó desde 2017 hasta que Washington le revocó su visa en 2018.

El general Manuel Quevedo compartía hasta ahora los cargos de ministro de Petróleo y presidente de la compañía estatal venezolana. Fue nombrado en noviembre de 2017 por Maduro.

El pasado viernes, el precio del barril de crudo venezolano cayó por debajo de los 10 dólares, ubicándose en 9,9 dólares, un retroceso a mínimos en dos décadas, a niveles de 1998, cuando promedió 9,38 dólares.

Esta caída se produce en momentos en que la producción de PDVSA se ubica en poco más de 700.000 barriles diarios, según reportó el gobierno de Maduro a la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP). Era superior a los tres millones de barriles diarios en 2008.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.