Saltar al contenido principal

EEUU cierra más de una década de bonanza con crisis del coronavirus

Anuncios

Washington (AFP)

La economía estadounidense sufrió el brutal impacto del coronavirus en el primer trimestre con una contracción de 4,8% del PIB anualizado, terminando con una bonanza de más de una década y sugiriendo que lo peor está por verse cuando se publiquen cifras de los meses de confinamiento.

La economía de Estados Unidos se contrajo un 4,8% en el primer trimestre, marcando el decrecimiento más pronunciado desde la Gran Recesión de la década pasada, según las primeras estimaciones anualizadas publicadas este miércoles por el Departamento de Comercio

La medición utilizada en Estados Unidos compara un trimestre con el precedente y hace una proyección sobre la evolución en el año, si se mantiene el ritmo actual de crecimiento.

En este trimestre inicial, el daño por la COVID-19 quedó restringido principalmente a finales de marzo, pero aún así las cifras muestran un brutal impacto, una situación que la economía estadounidense no había experimentado desde el cuarto trimestre de 2008, en plena crisis financiera e hipotecaria.

El Departamento de Comercio advirtió que el total de los efectos económicos por la pandemia no puede ser cuantificado en la estimación del PIB para el primer trimestre.

Esta aguda contracción refleja el parón de la actividad en las últimas dos semanas de marzo cuando millones de estadounidenses perdieron sus empleos por las medidas restrictivas para intentar frenar el nuevo virus.

"La caída del PIB en el primer trimestre fue, en parte, debido a la respuesta para frenar la COVID-19", explicó el Departamento de Comercio.

En el comunicado explicó que "esto llevó a cambios bruscos en la demanda, a medida que empresas y escuelas cambiaron a un modo de funcionamiento remoto o cancelaron operaciones y los consumidores cancelaron, restringieron o redirigieron sus gastos".

"La recesión global por el coronavirus golpeó a la economía estadounidense con una fuerza tremenda, terminando con 10 años de crecimiento sostenido", dijo en una nota Oxford Economics.

Estados Unidos es el país donde más personas han fallecido por la enfermedad respiratoria, con más de 58.000 muertos por el coronavirus.

- "La borrasca antes del huracán" -

Estos datos muestran un agudo golpe con respecto al último trimestre de 2019, cuando la economía creció un 2,1% y los analistas estaban más concentrados en los posibles efectos de las políticas comerciales de Donald Trump.

El asesor económico de la Casa Blanca Kevin Hassett, había advertido en la cadena CNN que probablemente estos datos del primer trimestre mostrarían "la punta del iceberg".

En el primer trimestre, el consumo cayó 7,6%, indicó el Departamento de Comercio que explicó que diversos sectores fueron afectados.

La radiografía de este periodo también muestra que la gente viajó menos y las importaciones cayeron.

Los analistas proyectan un impacto más profundo en el segundo trimestre con una contracción que podría alcanzar los dos dígitos, mostrando los efectos de las semanas más duras del confinamiento.

"Estos datos sólo muestran la borrasca antes del huracán en el segundo trimestre", señaló Ian Shepherdson de la firma Pantheon Macroeonomics.

El Departamento de Comercio indicó que un segundo informe preliminar con datos más completos va a ser publicado el 28 de mayo.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.