Saltar al contenido principal

El West Texas Intermediate estadounidense sube más de un 14% en Asia

Anuncios

Singapur (AFP)

El precio del barril de referencia en Estados Unidos subió este miércoles más del 14% en el mercado asiático, al día siguiente de que se desplomara después de que un importante fondo petrolero estadounidense vendiera masivamente contratos de oro negro a corto plazo.

El "light sweet crude" (WTI), referencia estadounidense para el crudo, ganó 14,2% hasta alcanzar los 14,09 dólares el barril en el comercio electrónico.

El martes cayó más del 21% después de que el fondo estadounidense United States Oil Fund (USO) comenzara a vender sus contratos petroleros a corto plazo.

El crudo de Brent del mar del Norte, el referente en el mercado internacional, ganó 3,3% y se situó en 21,13 dólares el barril.

Los corredores de bolsa "están a la caza de gangas después de unos días de ventas masivas", afirmó a la AFP Jeffrey Halley, analista de Oanda.

El banco ANZ señaló en un comunicado que el mercado se vio afectado por la volatilidad del martes "mientras que los ETF (fondos negociados en bolsa) y los fondos indexados cambiaron posiciones de contratos por las preocupaciones sobre los precios negativos" en las inversiones a corto plazo.

Por miedo a una saturación de la capacidad de almacenamiento a corto plazo, el fondo estadounidense vendió contratos que expiraban en junio para invertir en activos a largo plazo.

Como consecuencia de esta transacción, Standard and Poor's dijo a sus clientes que vendieran las acciones en contratos para junio y las movieran a julio, agregó ANZ.

S&P calcula el índice GSCI, que sirve como punto de referencia en el mercado de las materias primas y que barajan los fondos de pensiones y otros grandes inversores.

Otros índices, incluido el Bloomberg Commodity Index, aconsejaron lo mismo.

Los precios del petróleo alcanzaron niveles históricamente bajos este mes: el barril de WTI llegó incluso a cotizar por debajo de cero por primera vez.

Estas caídas están vinculadas a una demanda muy baja debido a las restricciones impuestas al transporte y a la actividad económica para evitar la propagación del coronavirus y a una producción que no se ha adaptado lo suficiente.

Los países productores acordaron a mediados de abril reducir la producción en 10 millones de barriles por día a partir de mayo, poniendo fin a una guerra de precios entre Rusia y Arabia Saudita.

Sin embargo, estas medidas "probablemente tardarán semanas en manifestarse en el mercado físico, por lo que todavía lidiamos con problemas de almacenamiento", advirtió Stephen Innes, estratega de AxiCorp.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.