Saltar al contenido principal

"No son verdad": Joe Biden rechaza acusaciones en su contra por abuso sexual

Archivo: el candidato presidencial demócrata Joe Biden habla con miembros de la prensa en el Centro Nacional de la Constitución en Filadelfia, EE. UU. 10 de marzo de 2020.
Archivo: el candidato presidencial demócrata Joe Biden habla con miembros de la prensa en el Centro Nacional de la Constitución en Filadelfia, EE. UU. 10 de marzo de 2020. © Matt Rourke / AP

El exvicepresidente Joe Biden, principal candidato demócrata a la Casa Blanca, rompió su silencio sobre las acusaciones de abuso sexual en su contra realizadas por una antigua trabajadora del Senado. Con múltiples señalamientos de abuso sexual contra el presidente Donald Trump, el movimiento #MeToo se sitúa en el centro de la carrera presidencial.

Anuncios

El candidato a la presidencia de Estados Unidos por el bando demócrata, Joe Biden, negó categóricamente este 1 de mayo las acusaciones hechas por Tara Reade, su antigua asistente, quien aseguró haber sido abusada sexualmente a inicios de los años 90 por el entonces senador. 

Reade asegura que en algún momento durante la primavera de 1993, Biden abusó sexualmente de ella. Según su relato, ella y Biden estaban solos en un edificio de oficinas del Senado cuando este la acorraló contra una pared, la manoseó por debajo de la ropa y la penetró con sus dedos.

"Lo digo inequívocamente, esto nunca, nunca sucedió", aseguró el exvicepresidente de Barack Obama en una entrevista con MSNBC. Se trata de los primeros comentarios públicos sobre las declaraciones de Reade y que se han vuelto una piedra en su zapato a seis meses de las elecciones presidenciales a las que se presenta como principal rival del presidente Donald Trump. 

Archivo: el candidato presidencial demócrata Joe Biden habla con miembros de la prensa en el Centro Nacional de la Constitución en Filadelfia, EE. UU. 10 de marzo de 2020.
Archivo: el candidato presidencial demócrata Joe Biden habla con miembros de la prensa en el Centro Nacional de la Constitución en Filadelfia, EE. UU. 10 de marzo de 2020. © Mandel Ngan / AFP

Biden sostuvo que existen muchas "inconsistencias" en las declaraciones realizadas por Reade y dijo que no la atacará ni cuestionará sus motivos. También señaló que durante las cinco décadas de su vida en las que se ha dedicado a la labor pública, a ninguno de sus trabajadores, incluida Reade, se les ha pedido que firmen acuerdos de confidencialidad. 

"La extrabajadora dijo que presentó una queja en 1993. (...) Pero ella no tiene ningún registro de esta supuesta queja. Los documentos de mis años en el Senado que doné a la Universidad de Delaware no contienen archivos de personal", detalló Biden. "Solo hay un lugar donde podría existir una queja de este tipo: los Archivos Nacionales", remarcó.

Contienda entre Joe Biden y Donald Trump, la primera carrera presidencial en EE. UU. de la era #MeToo

No es la primera vez que Joe Biden recibe acusaciones por su comportamiento sexual. Reade es una de las ocho mujeres que el año pasado ya presentaron denuncias por tocamientos, besos o abrazos inapropiados. Sin embargo, los de Reade son los señalamientos más serios contra el líder demócrata. 

Por el momento, su partido ha cerrado filas en torno a él, mientras las críticas están siendo aprovechadas, no sin cierta cautela, por el Partido Republicano del presidente Trump. Algunos de sus integrantes han tachado a sus opositores de "hipócritas" que solo defienden a las mujeres que alegan irregularidades contra los políticos conservadores. 

Sin embargo, en el bando republicano reina la prudencia. La competencia prevista para noviembre entre Biden y Trump será la primera carrera presidencial de la era #MeToo, que ha llevado a numerosas mujeres, más de 15, a presentar denuncias contra el presidente, las cuales incluyen testimonios de asalto sexual y abuso sexual a varios niveles.

Activistas del movimiento #Metoo protestan en oposición al nominado a la Corte Suprema de EE. UU. Brett Kavanaugh y en apoyo a Christine Blasey Ford, la profesora que acusó a Kavanaugh de agresión sexual en 1982, en la ciudad de Nueva York, EE. UU., el 6 de octubre de 2018.
Activistas del movimiento #Metoo protestan en oposición al nominado a la Corte Suprema de EE. UU. Brett Kavanaugh y en apoyo a Christine Blasey Ford, la profesora que acusó a Kavanaugh de agresión sexual en 1982, en la ciudad de Nueva York, EE. UU., el 6 de octubre de 2018. © Stephen Yang / Reuters

Por el momento ambos candidatos niegan toda acusación en su contra. En sus declaraciones, Biden afirmó que "hay que creer a las mujeres, dado el beneficio de la duda, se debería comenzar con la presunción de que están diciendo la verdad. Luego tienes que mirar las circunstancias y los hechos. Y los hechos de este caso no existen". 

Poco después, la portavoz de Trump, Kellyanne Conway, contestó en la Casa Blanca: "Damas y caballeros, simplemente no podemos tener las dos cosas, no podemos decidir qué mujeres se incluyen en 'creer en todas las mujeres'".

Cuando se le preguntó si las acusaciones contra Biden volverán a centrar la atención en el largo historial de señalamientos contra Trump, Conway remarcó: "Si eso sucede, vas a escuchar mucho de Tara Reade".

Con AP y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.