El "momento difícil" de Boris Johnson

El primer ministro británico, Boris Johnson, mientras grababa un mensaje desde Londres el 29 de abril de 2020.
El primer ministro británico, Boris Johnson, mientras grababa un mensaje desde Londres el 29 de abril de 2020. © Reuters

En una entrevista concedida al diario The Sun, el primer ministro británico reveló que, ante su ingreso a una unidad de cuidados intensivos por cuenta de los síntomas de Covid-19, Reino Unido contaba con un plan de contingencia y que los médicos encargados de su atención llegaron a prepararse para anunciar su muerte. 

Anuncios

Lo que Johnson vivió fue un calvario. Los días en los que permaneció en la unidad de cuidados intensivos del Hospital St. Thomas de Londres, a la que llegó el 6 de abril, se le hicieron eternos y difíciles, al menos así lo narró al diario The Sun, el tabloide más leído del Reino Unido. 

En sus declaraciones, el primer ministro británico fue preciso al explicar que, por su contagio con Covid-19 y el agravamiento de los síntomas respiratorios que presentó, el equipo médico que estuvo a cargo de su atención incluso se preparó para anunciar su fallecimiento y que, ante ello, ya existía una suerte de plan de contingencia. 

Y es que, aunque el mundo recibía el mensaje de que se recuperaba "con buen ánimo", según su propio relato, su rostro permanecía conectado a una mascarilla a través de la cual le suministraron "litros y litros de oxígeno". 

Aunque días después de abandonar los pasillos del centro médico que se convirtió en su refugio empezaron a circular fotografías de su aspecto sonriente al revisar las decenas de cartas que recibió de niños que le expresaban el deseo de recibir noticias de su recuperación, cuenta que fue episodio duro y tortuoso. 

El primer ministro británico, Boris Johnson, el 28 de abril de 2020 en Londres mostrando varias de las tarjetas enviadas a su oficina por niños deseando su recuperación del contagio con Covid-19.
El primer ministro británico, Boris Johnson, el 28 de abril de 2020 en Londres mostrando varias de las tarjetas enviadas a su oficina por niños deseando su recuperación del contagio con Covid-19. © AFP

"Fue un momento difícil, no lo voy a negar. Tenían una estrategia para lidiar con un escenario del tipo 'muerte de Stalin' (...) Yo no estaba en un estado particularmente brillante y era consciente de que había planes de contingencia en marcha. Los médicos tenían todo tipo de arreglos sobre qué hacer si las cosas salían mal", confesó en exclusiva al citado diario al que también reconoció haberse sentido muy frustrado. 

Para el líder político de 55 años, la peor escena de este complejo episodio de su vida llegó el día que el equipo médico tuvo que enfrentarse a la latente posibilidad de tener que ponerle un tubo en la traquea para mantenerlo con vida, un momento en el que, de acuerdo con sus palabras, "empezaron a pensar en cómo manejarlo de manera presentable". 

El nacimiento de Wilfred Lawrie Nicholas, la nueva fuerza del primer ministro

Johnson no oculta su agradecimiento a los galenos que se entregaron día y noche a supervisar su estado. Dice que fue solo por ellos que logró vencer al enemigo invisible que, a nivel mundial, ha terminado con la historia de 243.795 personas. 

Al ser dado de alta el 12 de abril y, pocos días después, retomar sus labores en el número 10 de Downing Street, el diplomático se preparaba para una nueva etapa, la de convertirse en padre por quinta vez. 

Luego de haberle ganado la batalla al virus, el 29 de abril este rubio dirigente político fue testigo de la llegada al mundo de Wilfred Lawrie Nicholas Johnson, el fruto de la relación que mantiene con su prometida, Carrie Symonds, de 32 años. 

Fue tan profunda la huella que los médicos que lo cuidaron dejaron en su vida, que el mandatario decidió rendirles homenaje al poner Nicholas como el tercer nombre de su nuevo hijo. 

En su cuenta privada de Instagram, Symonds detalló que el bebé fue llamado Wilfred en honor al abuelo de Johnson, Lawrie por su abuelo y Nicholas por los médicos Nick Price y Nick Hart, a quienes describió como quienes "salvaron la vida a Boris", aquellos que, pese a la incertidumbre y las presiones de la ausencia de una vacuna, le permitieron superar aquel "momento difícil". 

Con Reuters, EFE y medios internacionales

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24