Pueblo indigena de Ecuador se suma a llamado amazónico de ayuda contra pandemia

Anuncios

Quito (AFP)

El pueblo indígena siekopai de Ecuador, de unas 700 personas, se sumó el lunes al pedido de atención que comunidades amazónicas lanzaran en medio de la pandemia, que ha convertido al país en una de sus principales victimas en Latinoamérica.

"No podemos estar excluidos de toda atención médica", dijo el presidente de esa nacionalidad, Justino Piaguaje, al denunciar que 14 nativos siekopai dieron positivo al coronavirus tras la muerte de dos ancianos líderes probablemente por la misma enfermedad.

El territorio siekopai (secoya) en Ecuador, de unas 25.000 hectáreas, se ubica en la provincia amazónica de Sucumbíos (noreste y fronteriza con Colombia y Perú). Unas 185 familias, con 744 miembros, forman parte de la etnia.

"Es una nacionalidad transfronteriza. También está en Loreto (provincia peruana vecina a Sucumbíos). Tiene una escasa densidad demográfica y está en peligro de exterminio" al verse afectada por actividades petroleras y de cultivo de palma aceitera, señaló Luke Weiss, vicepresidente de uno de los asentamientos en el lado ecuatoriano.

El dirigente es un estadounidense que lleva más de dos décadas con los siekopai, comunidad de la que es parte su pareja.

En Loreto hay unos 900 siekopai, según líderes ecuatorianos.

"Nunca fuimos atendidos adecuadamente, como era debido" por parte del gobierno ecuatoriano luego de declarar la presencia de la covid-19 en el país, el 29 de febrero, dijo Piaguaje en rueda de prensa virtual.

Ecuador es uno de los países latinoamericanos más golpeados por la pandemia, con cerca de 32.000 casos, entre ellos 1.569 muertos. También reporta otros 1.336 fallecidos probables por el virus.

Piaguaje señaló que solo después de alertar en marzo que indígenas siekopai presentaban síntomas del coronavirus, personal sanitario se trasladó hasta sus comunidades.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) hizo el lunes por Twitter un "llamado urgente al Estado de #Ecuador a que adopte medidas eficaces para proteger el derecho a salud y preservar integridad del pueblo Siekopai, como otros en similar riesgo ante pandemia".

Líderes indígenas de la Amazonia pidieron hace una semana ayuda internacional humanitaria ante el abandono en el que se encuentran sus pueblos y el riesgo que corren en medio de la pandemia.

"No hay médicos en nuestras comunidades, no hay materiales de prevención ante esta pandemia (...) No hay un apoyo en el tema alimentario", deploró José Gregorio Díaz, de la Coordinadora de las Organizaciones Indígenas de la Cuenca Amazónica (COICA), que agrupa a los nueve países que comparten el mayor bosque tropical del mundo.

Denunció que los mineros y madereros ilegales aprovechan el confinamiento impuesto en varios países de la zona para operar "con impunidad", poniendo en peligro de contagio a comunidades en aislamiento.