Saltar al contenido principal

Juramenta en Irak el nuevo Gobierno de Mustafa al-Kadhimi

Mustafa al-Kahdimi, Primer Ministro iraquí designado habla a los miembros del parlamento iraquí en Bagdad, Irak, el jueves 7 de mayo de 2020.
Mustafa al-Kahdimi, Primer Ministro iraquí designado habla a los miembros del parlamento iraquí en Bagdad, Irak, el jueves 7 de mayo de 2020. © AP - Iraqi Parliament Media Office

Después de cinco meses de vacancia en el poder, el Gobierno formado por el exjefe de inteligencia Mustafa al-Kadhimi, juramentó durante la noche del 6 de mayo. Al-Kadhimi heredó una economía débil, relaciones diplomáticas en su punto más bajo y la amenaza de nuevas manifestaciones ante la austeridad.

Anuncios

Frente a los miembros del Parlamento iraquí, que llevaban máscaras y guantes a causa del coronavirus, Mustafa al-Kadhimi, de 53 años, exjefe de inteligencia, prestó juramento junto a 15 de sus ministros.

"Hemos prometido proteger este país y brindar tranquilidad a los ciudadanos y enviarles un mensaje de que este gobierno trabajará para proporcionarles medios de vida digna", afirmó Al-Kadhimi en el acto, al abogar por la "cooperación" para enfrentar los desafíos económicos, de seguridad y sanitarios. 

Las carteras, altamente codiciadas por muchos partidos políticos, de Asuntos Exteriores y especialmente de Petróleo, en el segundo país productor de la Opep, siguen vacantes, al igual que otras cinco.

Los parlamentarios iraquíes votan por un nuevo gobierno liderado por el Primer Ministro Mustafa Kadhemi
Los parlamentarios iraquíes votan por un nuevo gobierno liderado por el Primer Ministro Mustafa Kadhemi - IRAQI PARLIAMENT/AFP

Antiguo jefe de los servicios de inteligencia de Irak, el ahora primer ministro vivió durante años en Estados Unidos y Reino Unido, un factor que le ayudó a estrechar relaciones con países occidentales, al mismo tiempo que mantiene una postura cordial con Teherán, que desde el primer momento dio el visto bueno a su nombramiento.

Los desafíos del nuevo Gobierno en Irak

A partir de este jueves 7 de mayo, el nuevo Gobierno tendrá que trabajar para tranquilizar a los iraquíes frente al desempleo debido al confinamiento, los ingresos del petróleo tras la vertiginosa caída del recurso, la única fuente de divisas del país, y la idea de Bagdad de imprimir dinares iraquíes, lo que hace temer una devaluación masiva. Debido a esto, su gobierno será de austeridad según adelantó.

Al-Kadhimi también deberá trabajar para reconectar con la clase política más fragmentada del Irak posterior a Saddam Hussein. Al cambiar de Gobierno, por primera vez desde que los estadounidenses derrocaron a Hussein en 2003, Bagdad quiere dejar atrás el año y medio de Adil Abdul-Mahdi en el poder.

Así mismo, tendrá que reanudar las conversaciones con Estados Unidos, cuyas tropas están bajo una orden de expulsión del Parlamento que nunca se ha aplicado y que fueron de nuevo blanco de tres cohetes el 6 de mayo por la mañana.

Por el momento, se ha fijado una cita con una delegación americana para un "diálogo estratégico" en Bagdad en junio. Mientras tanto, el secretario de Estado de EE. UU., Mike Pompeo, acogió con beneplácito la formación del nuevo gobierno iraquí y concedió a Bagdad una nueva prórroga de la exención que le permite importar gas iraní, a pesar de las sanciones contra ese país por parte de Washington.

El nuevo mandatario se enfrenta a una amenaza latente, mientras las brasas de la revuelta de octubre aún arden, especialmente en la plaza Tahrir de Bagdad, donde todavía acampan un puñado de personas. Al-Kadhimi les prometió elecciones anticipadas pero no parece que se abra ningún horizonte y el propio primer ministro saliente, Abdul-Mahdi, tardó cinco meses en dejar el cargo a pesar de su dimisión.

Abdul-Mahdi, que dimitió el 29 de noviembre entre fuertes protestas, pidió una "transición pacífica del poder" pese a las complicaciones en la fragmentada escena política y llamó a sus exministros a cooperar con los colegas entrantes en esta etapa inicial. 

Con EFE y AFP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.