Saltar al contenido principal

Un repunte de casos de Covid-19 obliga a Corea del Sur a retomar algunas restricciones

Una mujer con mascarilla camina frente a un club nocturno cerrado en Seúl, el 10 de mayo de 2020.
Una mujer con mascarilla camina frente a un club nocturno cerrado en Seúl, el 10 de mayo de 2020. © Jung Yeon-je / AFP

Un nuevo foco de contagios registrado alrededor de una serie de clubes nocturnos en Seúl llevó a las autoridades de la capital surcoreana a ordenar el cierre de bares de forma indefinida. El presidente Moon Jae-in llamó a permanecer vigilantes en medio de los temores por una posible segunda ola de coronavirus.

Anuncios

El fantasma de una posible segunda ola de contagios de Covid-19 comenzó a sobrevolar en Corea del Sur. El país, considerado un ejemplo a nivel mundial por su manejo de la pandemia, registró este domingo 10 de mayo el mayor número de casos diarios en un mes, con 34 nuevos positivos.

De estos 34 casos, el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades Infecciosas de Corea (KCDC) informó que ocho son importados y 26 pertenecen a transmisión comunitaria. Este nuevo foco de contagio está relacionado a un brote registrado en el distrito de Itaewon, una zona de clubes nocturnos de la capital Seúl. De hecho, de los 18 nuevos casos registrados el sábado, 17 estaban ligados a esa área.

La mayoría de los nuevos casos registrados se relaciona con un hombre de 29 años que dio positivo tras pasar tiempo en cinco bares la semana pasada. Las autoridades sanitarias calculan que alrededor de 7.200 personas visitaron los establecimientos identificados, por lo que temen un alza de contagios.

“Este caso muestra una vez más una rápida propagación del virus, así como una alta infecciosidad. Estamos en una batalla contra el tiempo para evitar transmisiones adicionales en las comunidades locales”, indicó el director del KCDC, Jeong Eun-Kyeong.

Esta situación llevó al alcalde de Seúl, Park Won-soon, a ordenar el cierre por tiempo indefinido de todos los clubes nocturnos de la ciudad. “El descuido puede llevar a una explosión de infecciones”, advirtió Park, quien solicitó a las personas que hayan visitado esos bares que se presenten voluntariamente para controles en los centros de salud.

Este nuevo salto en las infecciones llega luego de que Corea del Sur comenzara una gradual vuelta a la normalidad, con el relajamiento de las medidas de distanciamiento social desde el último miércoles. Esto llevó a la reapertura de establecimientos como museos e iglesias, así como la reanudación de algunos deportes profesionales, como el béisbol y el fútbol.

El presidente Moon Jae-in aseguró este domingo que este nuevo foco infeccioso ha “incrementado la preocupación de que, incluso durante la fase de estabilización, situaciones similares puedan surgir de nuevo en cualquier momento”.

Informe desde Seúl: Corea del Sur registra 34 nuevos casos de Covid-19

Moon advierte que la lucha contra el coronavirus “no está terminada”

En una alocución este domingo en el tercer aniversario de su llegada a la presidencia de Corea del Sur, Moon Jae-in recordó que la lucha contra el coronavirus en el país “no está terminada hasta que se acabe” y sostuvo que una segunda ola de contagios podría presentarse a finales de este año.

“Mientras mantenemos un estado de alerta mejorado hasta el final, nunca debemos bajar la guardia con respecto a la prevención de epidemias”, subrayó el mandatario.

En ese sentido, Moon anunció que el KCDC concentrará un mayor poder como parte de la lucha a largo plazo contra el virus y pasará a llamarse Administración de Control y Prevención de Enfermedades, como muestra de su posición reforzada.

"Estamos en una guerra prolongada. Les pido a todos que cumplan con las precauciones y normas de seguridad hasta que la situación termine, incluso después de reanudar la vida cotidiana", solicitó Moon a los ciudadanos del país.

Esta nueva situación siembra ciertas dudas sobre los planes de reactivación gradual del Gobierno surcoreano. El ministro de Salud, Park Neung-hoo, ratificó que la reapertura de las escuelas se decidirá el 13 de mayo, según lo planeado, luego de examinar el impacto de los casos surgidos en los clubes nocturnos durante dos o tres días.

Un desafío para el plan modelo de Corea del Sur frente al coronavirus

Después de registrar el primer brote importante de Covid-19 fuera de China, Corea del Sur implementó un plan de combate contra el coronavirus único, que fue elogiado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y tomado como ejemplo a nivel global.

Sin establecer un confinamiento obligatorio y con estrictas medidas de distanciamiento social, el Gobierno surcoreano logró disminuir drásticamente los contagios mediante pruebas generalizadas, aplicación de rastreo y seguimiento de contactos. Esta respuesta permitió que la cuarta economía más grande de Asia no se viera tan afectada y le valió un creciente apoyo público a Moon, cuyo partido se quedó con una amplia victoria en las elecciones parlamentarias del último mes.

Esto llevó el recuento diario de casos a diez o menos durante las últimas semanas, con muy pocos contagios domésticos en los últimos diez días. Pero este repunte encendió las alarmas y llevó la cuenta total a 10.874 casos, con 256 muertos.

En las redes sociales, algunos surcoreanos reaccionaron con enojo y miedo al nuevo incremento de contagios. “Qué desastre. ¿Es este el comienzo de otra ola de coronavirus en todo el país?", se preguntó un usuario.

Otra persona agregó: "Es indignante cuán egoístas e ignorantes pueden ser las personas. Todos deberíamos quedarnos en casa”.

Con Reuters, AP y AFP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.