Obama calificó de “desastre caótico” el manejo de la crisis del Covid-19 por parte de Trump

El expresidente estadounidense Barack Obama participa de un evento organizado por la Fundación Obama en Kuala Lumpur, Malasia, el 13 de diciembre de 2019.
El expresidente estadounidense Barack Obama participa de un evento organizado por la Fundación Obama en Kuala Lumpur, Malasia, el 13 de diciembre de 2019. © Vincent Thian / Foto de Archivo / AP

En una poco habitual crítica, el expresidente estadounidense cuestionó el accionar del actual mandatario frente a la pandemia, en una conferencia telefónica con antiguos miembros de su administración que fue difundida por medios del país.

Anuncios

El expresidente estadounidense Barack Obama salió al cruce del actual mandatario Donald Trump como nunca antes. En un mensaje a antiguos colaboradores, consideró que el líder del Ejecutivo está provocando un “desastre caótico absoluto” con su manejo de la pandemia del Covid-19 en Estados Unidos.

Obama realizó las declaraciones en una llamada telefónica el viernes 8 de mayo con 3.000 miembros de la Asociación de Antiguos Alumnos de Obama, personas que sirvieron a su administración y a las que animó, durante 30 minutos, para sumarse a la campaña de su ex vicepresidente Joe Biden, de cara a las elecciones presidenciales del 3 de noviembre.

El contenido de la llamada fue divulgado, primero, por Yahoo Noticias y fue replicado por la cadena CNN, así como otros medios estadounidenses.

“Habría sido algo malo incluso con el mejor de los Gobiernos. Ha sido un absoluto desastre caótico por esa mentalidad de qué puedo sacar yo de esto y al demonio con el resto de las personas”, sostuvo Obama, de acuerdo al audio de la comunicación.

Si bien no hizo ninguna mención explícita de Trump en su discurso, Obama remarcó la importancia de contar un gobierno competente para manejar los momentos de crisis y, en una mirada más global, consideró que “contra lo que estamos luchando es contra estas tendencias a largo plazo en las que ser egoísta, ser tribal, estar dividido y ver a los demás como enemigos, se ha convertido en un impulso más fuerte en la vida estadounidense”.

En ese sentido, agregó que esta postura “también la estamos viendo internacionalmente” y “es parte de la razón por la cual la respuesta a esta crisis global ha sido tan anémica e irregular”.

Obama también cuestionó la decisión del Departamento de Justicia de desestimar la acusación penal contra el exasesor de seguridad nacional de Trump, Michael Flynn, y sostuvo que le preocupa que “la comprensión básica del estado de derecho esté en riesgo”.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany, emitió un comunicado que pareció responder a los dichos de Obama, aunque no lo mencionó directamente. En él, afirmó que la respuesta de Trump a la crisis del coronavirus “no tiene precedentes” y ha permitido “salvar vidas estadounidenses”.

En el texto, McEnany también reiteró el rechazo al proceso de juicio político contra Trump en el Congreso por presuntas presiones a Ucrania, que finalizó con la absolución del presidente en el Senado a principios de año.

"Mientras los demócratas perseguían una falsa caza de brujas contra el presidente Trump, él estaba cerrando los viajes desde China. Mientras los demócratas alentaban las reuniones masivas, el presidente Trump estaba desplegando equipos de protección personal, respiradores y pruebas en todo el país”, sostuvo.

Imagen de archivo que muestra un encuentro entre el expresidente de Estados Unidos, Barack Obama, y su sucesor en el cargo y actual presidente, Donald Trump.
Imagen de archivo que muestra un encuentro entre el expresidente de Estados Unidos, Barack Obama, y su sucesor en el cargo y actual presidente, Donald Trump. © Lucy Nicholson / Reuters
Obama abre fuego contra Trump con la carrera presidencial como objetivo

Desde su salida de la Casa Blanca, Barack Obama se ha mantenido relativamente alejado de las luces públicas y ha evitado las confrontaciones con Donald Trump, quien, por el contrario, ha sido muy crítico de la gestión de su antecesor.

Sin embargo, la crisis del Covid-19 parece haberse convertido en el primer escenario para la inmersión de lleno de Obama en la carrera hacia la presidencia de Estados Unidos.

“Voy a pasar todo el tiempo que sea necesario y a hacer una campaña lo más fuerte posible por Joe Biden”, confesó Obama en su llamada a sus antiguos colaboradores.

Las críticas directas del exmandatario al actual líder de la Casa Blanca llegan después de que Trump culpara a la administración Obama por haberle dejado “un sistema quebrado y una prueba quebrada”. Para el actual presidente, la gestión anterior le heredó problemas ligados a la falta de suministros para combatir la pandemia que deja hasta el momento más de 1.288.000 casos y más de 78.600 muertes en Estados Unidos.

Claro que el coronavirus no existía sino hasta principios de este año y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) registraron problemas para desarrollar sus propios test en enero y descubrieron inconvenientes con sus kits en febrero.

Las encuestas a nivel nacional muestran una apretada contienda entre Trump y Biden a seis meses de las elecciones. Por eso, Obama parece entrar a jugar fuerte para devolver el control de la Casa Blanca a los demócratas y, en este caso, de la mano de su antiguo vicepresidente.

El Covid-19 golpea las puertas de la Casa Blanca

Mientras intenta liderar su campaña por la reelección, pregona la reactivación de la economía estadounidense y enaltece como exitosa la gestión de la pandemia del Covid-19, el presidente Donald Trump enfrenta casos de Covid-19 en la Casa Blanca.

Al positivo de un asistente personal de Trump el jueves se le sumó el viernes el contagio de la vocera de prensa del vicepresidente Mike Pence.

Como medida de precaución, dos altos funcionarios en la respuesta a la pandemia tendrán que estar en aislamiento: Robert Redfield, director de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), y Stephen Hahn, líder de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, en inglés).

Desde esos organismos indicaron que, de momento, ambos oficiales han dado negativo en las pruebas de coronavirus.

Con Reuters, AP y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24