Saltar al contenido principal

Principales de ciudades de Bolivia extienden la cuarentena por covid-19

La gente ondea banderas bolivianas mientras una banda de música militar recorre las calles de La Paz, el 3 de mayo de 2020 durante la cuarentena obligatoria establecida por el gobierno a causa del coronavirus
La gente ondea banderas bolivianas mientras una banda de música militar recorre las calles de La Paz, el 3 de mayo de 2020 durante la cuarentena obligatoria establecida por el gobierno a causa del coronavirus Aizar RALDES AFP
Anuncios

La Paz (AFP)

Las principales ciudades de Bolivia mantendrán una semana, hasta el 17 de mayo, las medidas de aislamiento total por el coronavirus, mientras que los municipios que presentan menores riesgos al contagio comenzarán un período de paulatina flexibilización de la cuarentena.

"Se van a reactivar algunos niveles de actividad económica, dependiendo el nivel de riesgo de cada municipio", declaró este domingo a la prensa el ministro de Trabajo, Óscar Mercado.

En las ciudades de Santa Cruz, La Paz, Oruro, Cochabamba y Beni, donde se concentra la mayor cantidad de casos positivos, se mantendrá la cuarentena hasta el próximo domingo 17 .

Bolivia registra 2.437 contagios y 114 decesos por el nuevo coronavirus.

La minería, la construcción, la industria manufacturera, la entrega en domicilios de alimentos serán las primeras actividades autorizadas a volver a operar paulatinamente y para ello el Ministerio del Trabajo elaboró reglamentos específicos de bioseguridad para proteger a los trabajadores.

El gobierno elaboró un mapa que clasifica los municipios según su nivel de riesgo: alto, medio o moderado.

El Ministerio de Salud, junto con los gobiernos locales, evaluarán semanalmente la conveniencia de flexibilizar o endurecer la cuarentena en cada departamento o municipio, de acuerdo a la evolución de los contagios.

Sin embargo, el ministro aseguró que "no hay una normalidad plena. Las restricciones que conocemos hoy se mantienen: no hay fronteras abiertas, no hay transporte interdepartamental, no hay transporte aéreo".

En la noche de este domingo se escuchó ruido de cacerolas y explosión de petardos en algunos barrios de las ciudades de La Paz y El Alto, así como en la localidad de Montero, al este de Bolivia.

Estas muestras de protesta respondían a las diversas convocatorias que circularon en las redes sociales: unas demandando la inmediata convocatoria a elecciones, otras expresando su apoyo a la presidenta interina Jeanine Áñez por sus seis meses en el gobierno, mientras que en Montero, por segunda noche consecutiva se exigía el equipamiento de un hospital para recibir a los pacientes de covid-19.

La Iglesia Católica, a través del Presidente de la Conferencia Episcopal Boliviana, el obispo Ricardo Centellas, lanzó su primera dura crítica al gobierno de Áñez.

"Un gobierno de transición que se preocupa demasiado por colocar su gente en instituciones públicas no es gobierno de transición ya parece un gobierno que quiere instalarse, pero no es ético", dijo el purpurado en su homilía dominical.

El obispo cuestionó asimismo el discurso gubernamental que pregona “la defensa de la vida” durante la pandemia. “¿Cuántos reactivos se compraron?”, inquirió el prelado.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.