Saltar al contenido principal

Fauci advierte de "sufrimiento y muerte" si EE. UU. hace un desconfinamiento imprudente

El Dr. Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, en una captura de fotograma de un video mientras testifica de forma remota desde su casa durante una audiencia del Comité Senatorial de Salud, Educación, Trabajo y Pensiones del Senado, en Washington, EE. UU., el 12 de mayo de 2020.
El Dr. Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, en una captura de fotograma de un video mientras testifica de forma remota desde su casa durante una audiencia del Comité Senatorial de Salud, Educación, Trabajo y Pensiones del Senado, en Washington, EE. UU., el 12 de mayo de 2020. © Comité del Senado de EE. UU. para la Salud, Educación, Trabajo y Comité de Pensiones / Folleto vía Reuters

El principal experto estadounidense en enfermedades infecciosas, Anthony Fauci, advirtió al Congreso que un levantamiento prematuro de los bloqueos podría conducir a brotes adicionales de Covid-19, enfermedad que le ha costado la vida a más de 80.000 estadounidenses y que puso de rodillas a la economía.

Anuncios

Estados Unidos se arriesga a sufrir nuevos brotes con "muertes evitables" por el nuevo coronavirus en aquellas zonas del país que emprendan una desescalada imprudente, y no hay "garantías" de que las vacunas que se están desarrollando sean eficaces. Así lo advirtió este 12 de mayo el principal epidemiólogo del Gobierno, Anthony Fauci.

Fauci habló sin rodeos en su primera comparecencia ante el Senado, celebrada virtualmente este martes, y señaló las consecuencias "realmente graves" del sufrimiento, la muerte y un daño económico más profundo si los funcionarios estatales y locales del país norteamericano levantan las medidas de confinamiento demasiado rápido. 

El testimonio de Fauci llegó cuando más de dos docenas de estados del país comenzaron a levantar sus bloqueos como un primer paso hacia la recuperación económica, apoyados en gran medida por el presidente Donald Trump, quien anteriormente hizo que la fortaleza de la economía fuera central para su reelección en noviembre de este año. El mandatario ha alentado a los estados a reabrir negocios que se consideraron no esenciales en medio de la pandemia para evitar así una caída libre de la economía nacional.

"Creo que vamos en la dirección correcta, pero la dirección correcta no significa que tengamos un control total de este brote", dijo Fauci durante la audiencia que tardó tres horas y media y en la cual los senadores demócratas se concentraron en gran medida en los riesgos de reabrir ahora la economía de EE. UU., mientras que los republicanos minimizaron esa noción, diciendo que un cierre prolongado podría tener serios impactos negativos en la salud humana y la salud de la economía.

El Dr. Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, responde preguntas durante la audiencia del Comité Senatorial de Salud, Educación, Trabajo y Pensiones sobre la respuesta a la enfermedad del coronavirus Covid-19, en Washington, EE. UU., el 12 de mayo de 2020.
El Dr. Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, responde preguntas durante la audiencia del Comité Senatorial de Salud, Educación, Trabajo y Pensiones sobre la respuesta a la enfermedad del coronavirus Covid-19, en Washington, EE. UU., el 12 de mayo de 2020. © Toni L. Sandys / Pool vía Reuters

Fauci y otros funcionarios de salud que estuvieron presentes en la reunión enfatizaron que el peligro de la pandemia de Covid-19 persiste, incluso a medida que aumentan las pruebas para hallar una vacuna y continúa el trabajo para encontrar tratamientos eficaces. Por eso instó a los estados a seguir las recomendaciones de los expertos en salud para esperar señales, incluido un número cada vez menor de nuevos contagios, antes de reabrir la economía.

La prudencia de Fauci contrasta con la osadía del presidente Trump

El doctor Fauci, que forma parte del equipo de trabajo de la Casa Blanca que busca frenar el brote del coronavirus y en muchos casos ha contradicho las afirmaciones de Trump sobre la enfermedad, consideró "inaceptable" que Estados Unidos haya registrado ya más de 80.000 muertes por Covid-19 y admitió que el recuento oficial puede estar incompleto.

"El número de muertes es probablemente más alto que ese", opinó Fauci, al recordar que, "en lugares como Nueva York", hay fallecimientos en hogares cuya causa no ha llegado a corroborarse. No obstante, mencionó una desaceleración en el crecimiento de casos en puntos calientes de la pandemia como Nueva York, incluso cuando otras áreas del país están viendo picos.

Que haya más contagiados de Covid-19 es inevitable a medida que las personas comiencen a reunirse nuevamente, pero lo preparadas que estén las comunidades para eliminar ese riesgo determinará qué tan grave es el rebrote, dijo Fauci a los senadores. "No hay duda, incluso en las mejores circunstancias, cuando retires la mitigación, verás aparecer algunos casos", aseveró el doctor.

Y si hay prisa por reabrir sin seguir las pautas, "mi preocupación es que empezaremos a ver pequeños picos que podrían convertirse en brotes", dijo el experto, y "las consecuencias podrían ser realmente graves". De hecho, Fauci dijo que abrir demasiado pronto "podría retrasar el reloj", y que no solo causaría "un poco de sufrimiento y muerte que podrían evitarse, sino que incluso podrían retrasarlo en el camino para intentar recuperar la economía".

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sale de viaje al retiro presidencial de Camp David desde South Lawn en la Casa Blanca en Washington, EE. UU., el 1 de mayo de 2020.
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sale de viaje al retiro presidencial de Camp David desde South Lawn en la Casa Blanca en Washington, EE. UU., el 1 de mayo de 2020. © Carlos Barria / Reuters

Las palabras de Fauci contrastan con las de Trump, quien insiste en que el país "quiere volver al trabajo". Incluso, el pasado lunes el mandatario dijo, sin pruebas, que si persiste el confinamiento, morirá la misma cantidad de gente o incluso más por suicidios o sobredosis que la que podría fallecer como consecuencia de la reapertura de los estados.

Y es que la economía de EE. UU. va en caída libre y más de 30 millones de personas están desempleadas a causa del parón obligado a causa de la pandemia, por lo cual Trump ha estado ansioso por reabrir los estados para reactivar el comercio y los negocios.

De hecho, algunos estados ya han comenzado a reabrir sus economías y otros han anunciado planes para comenzar a mediados de mayo. Esto pese a que las encuestas de opinión muestran que la mayoría de los estadounidenses están preocupados por reanudar esas operaciones demasiado pronto.

Todavía no hay garantías de encontrar una vacuna eficaz contra el Covid-19

Un día después de que la Casa Blanca asegurara que todos los estados del país recibirán el material para hacer pruebas diagnósticas de Covid-19 que han solicitado para este mes, Fauci se mostró mucho más prudente respecto a la capacidad de pruebas y el rastreo de contactos, que muchos expertos en salud de ese país consideran aún insuficientes.

Los investigadores médicos están luchando para encontrar no solo una vacuna efectiva, sino también medicamentos para el tratamiento hasta que una vacuna salga al mercado. Hay "al menos ocho" ensayos clínicos activos para conseguir una vacuna en EE. UU., y se espera saber "para finales de otoño o principios de invierno" si esos proyectos han sido exitosos.

Sin embargo, Fauci subrayó que "no hay ninguna garantía de que la vacuna va a ser eficaz", y dijo que es "prudentemente optimista" de que algunos de esos ensayos clínicos producirán una vacuna "que tendrá algún grado de eficacia".

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, visita a médicos y técnicos de laboratorio mientras recorre las instalaciones de Mayo Clinic, que apoya la investigación y el tratamiento de la enfermedad por coronavirus Covid-19, en Rochester, Minnesota, EE. UU., el 28 de abril de 2020.
El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, visita a médicos y técnicos de laboratorio mientras recorre las instalaciones de Mayo Clinic, que apoya la investigación y el tratamiento de la enfermedad por coronavirus Covid-19, en Rochester, Minnesota, EE. UU., el 28 de abril de 2020. © Nicholas Pfosi / Reuters

Inclusive, Fauci señaló que observó solo resultados "modestos" en las pruebas del fármaco Remdesivir de Gilead Sciences Inc. en pacientes hospitalizados, el cual fue aprobado por la Agencia de Medicamentos y Alimentación (FDA, por sus siglas en inglés).

Cuando los senadores le preguntaron a Fauci si el país puede contar eventualmente con una vacuna eficaz el próximo año o en dos, el epidemiólogo respondió que es "probable", pero volvió a destacar que "no hay garantías". Además, recordó que "hay una posibilidad de consecuencias negativas con ciertas vacunas, que en la práctica pueden amplificar el efecto negativo de la infección".

El panorama de la reapertura en los diferentes estados y un proyecto de ley para paliar la economía

Una reciente revisión que hizo la agencia de noticias The Associated Press (AP) determinó que 17 estados no alcanzaron un punto de referencia clave de la Casa Blanca para aflojar las restricciones: una trayectoria descendente de 14 días en casos nuevos o tasas de pruebas positivas. Sin embargo, muchos de ellos han comenzado a reabrir o están a punto de hacerlo, incluidos Alabama, Kentucky, Maine, Misisipi, Misuri, Nebraska, Ohio, Oklahoma, Tennessee y Utah.

De los 33 estados que han tenido una trayectoria descendente de 14 días de casos o tasas de prueba positivas, 25 están parcialmente abiertos o se están moviendo para reabrir en cuestión de días, encontró el análisis de AP. Otros estados que no han visto una disminución de casos en 14 días, permanecen cerrados a pesar de cumplir algunos puntos de referencia para reabrir su economía.

Mientras tanto, los demócratas de la Cámara Baja propusieron un nuevo paquete de estímulo de más de 3 billones de dólares para paliar los efectos en la economía de la crisis del Covid-19.

Ese proyecto, que la Cámara Baja planea aprobar este viernes 15 de mayo, se convertiría, de ser aprobado, en el mayor estímulo de la historia del país, pero los republicanos, que controlan el Senado, ya han rechazado el paquete, mientras que la Casa Blanca insistió en que su prioridad es un recorte a los impuestos en las nóminas.

Con Reuters, AP y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.