Saltar al contenido principal

Autoridad Bancaria Europea quiere reforzar lucha contra fraude de dividendos

La ABE pretende reforzar su acción en materia de fraude de dividendos con una hoja de ruta detallada en diez puntos
La ABE pretende reforzar su acción en materia de fraude de dividendos con una hoja de ruta detallada en diez puntos Alice DORE AFP
Anuncios

París (AFP)

La Autoridad Bancaria Europea (ABE) publicó este martes un plan de acción para luchar contra los fraudes fiscales ligados a los dividendos y sacó a relucir la falta de coordinación entre los Estados miembors y las diferentes autoridades a nivel nacional.

Casi dos años después de que estallara el escándalo "cum ex", la Autoridad Bancaria Europea publicó su informe, después de que el Parlamento Europeo la interpelara a tal efecto a finales de noviembre de 2018.

Según un consorcio de 19 medios europeos que reveló el caso en octubre de 2018, esos montajes fraudulentos o litigiosos, elaborados en Alemania, donde fueron descubiertos desde 2012, costó unos 55.000 millones de euros al fisco de once países europeos desde 2011.

El grueso de la factura, unos 46.000 millones de euros, está vinculado a una práctica de optimización llamada "cum cum". Esta técnica de arbitraje de dividendos, que según el grupo de medios estaría en "el límite de la legalidad", saca partido de la fiscalidad diferenciada entre inversores nacionales y extranjeros.

Otra práctica, llamada "cum ex", considerada fraudulenta, consiste en comprar y vender acciones en torno al día del pago de dividendos, y tan rápidamente que la administración fiscal no identifica ya al verdadero propietario.

La manipulación, que requiere la complicidad de varios inversores, permite reivindicar varias veces la devolución del mismo impuesto sobre los dividendos, perjudicando así al fisco.

Al término de su investigación, la ABE concluyó que existen diferentes apreciaciones entre las autoridades nacionales europeas sobre esos "sistemas de arbitraje de dividendos" a causa de las "diferencias entre los regímenes fiscales nacionales de los Estados miembros".

"Los sistemas de arbitraje de dividendos no son posibles en algunas jurisdicciones y, cuando lo son, no siempre son tratados como delitos fiscales", señaló la ABE, que indicó que esos montajes "atentan contra la integridad del sistema financiero" de la Unión Europea.

Encargada desde principios de 2020 de coordinar las políticas financieras europeas de lucha contra el blanqueo de dinero y la financiación del terrorismo, la ABE pretende reforzar su acción en materia de fraude de dividendos con una hoja de ruta detallada en diez puntos.

Uno de los objetivos es hacer que las autoridades nacionales y los establecimientos de crédito adopten "una visión global de los riesgos" que comportan esas técnicas de arbitraje, a través de controles y dispositivos de gobernanza internos en los establecimientos financieros.

El organismo también pidió mejoras en "el intercambio de informaciones entre las autoridades prudenciales y de lucha contra el blanqueo de dinero" y con las autoridades fiscales dentro de los Estados miembros.

La autoridad bancaria indicó asimismo que "llevará a cabo una segunda investigación formal sobre las medidas tomadas por las instituciones financieras y las autoridades nacionales para supervisar que se respetan" las nuevas exigencias.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.